Gerardo Morales “Se ha puesto en marcha un sistema de tutelaje de la impunidad”

gerardo nuevaJujuy al día® – El Presidente del radicalismo jujeño, Gerardo Morales, ayer en conferencia de prensa, exigió el esclarecimiento del hecho de violencia del que fue víctima el joven militante sampedreño, Jorge Ariel Velázquez quien en la noche del viernes fue baleado por la espalda, tras haber sido agredido ese mismo día en la tarde por dirigentes de la organización Tupac Amaru, mientras se encontraba en el barrio Juan Pablo II, realizando tareas atinentes al proceso electoral. El joven se encuentra actualmente internado en Terapia Intensiva del Hospital Pablo Soria.

El diputado Julio Bravo y Federico Otaola, ambos dirigentes de la ciudad de San Pedro, junto Morales, pusieron en cuestión el trabajo de la Fiscal Silvia Farrall por la apresurada hipótesis lanzada ayer en la tarde y según la cual el hecho se habría tratado de un robo, ya que nadie en la familia tuvo nunca esa versión, que habría sido vertida por un policía dentro del hospital al que Velázquez ingresó inconsciente, por lo que resulta inverosímil dicha versión.

Morales a propósito consideró que “se ha puesto en marcha un sistema de tutelaje de la impunidad, por lo que reclamó a la justicia y en particular al Gobernador Eduardo Fellner que permita la reconstrucción de la verdad de los hechos, se termine con los mecanismos destinados a garantizarle impunidad a la organización Tupac Amaru y su líder Milagro Sala y se garantice la integridad, la vida y la seguridad de todos y cada uno de los militantes del radicalismo.

Morales contextualizó este hecho en una sucesión de episodios de violencia política ocurridos durante la campaña que precedió a las elecciones primarias. A propósito recordó que entre otros la agresión sufrida por el Auditor General de la Nación, Alejandro Nieva en El Carmen, la agresión con gas pimienta en la vivienda del concejal Oscar Jayat de Libertador General San Martín; así como la agresión en la ciudad de San Pedro del dirigente Chato Farfán y Cristina Peralta, cuya vivienda sufrió destrozos hace pocos días.

El titular de la UCR jujeña precisó que el joven Velázquez en la tarde del viernes estaba desarrollando tareas prelectorales, cuando junto a otros jóvenes de la juventud radical, fue agredido verbalmente por un grupo de militantes de la Tupac que les reclamó que se fueran de ese barrio porque era de ellos. Después del violento episodio, el joven Velázquez aproximadamente a las 24:00 horas al ingresar a la vivienda de su hermano reportó un dolor en la espalda, sin saber que se trataba de un balazo y cayó desvanecido. Posteriormente fue traslado al Hospital Páterson y de allí al Pablo Soria donde fue intervenido quirúrgicamente. Al joven le extirparon el vaso y tiene además daños en el hígado, riñón y pulmón.

El senador Gerardo Morales visitó a la familia de Ariel Velázquez en el hospital para interiorizarse de su estado sanitario.

Cabe señalar que en la tarde del sábado, Morales se entrevistó con el Juez Federal Mariano Wenceslao Cardozo, a quien le reiteró su preocupación por el clima de violencia política creciente.

“Exigimos al Tribunal Electoral de la provincia que de las garantías para que los comicios se desarrollen con normalidad”, agregó. También Morales mantuvo una conversación con el Fiscal General del Superior Tribunal de Justicia.

Objetó severamente Morales la actuación de poder judicial provincial, a través de la Fiscal Silvia Farral, quien sin demasiados elementos y de manera apresurada caratuló a la causa como robo.

Cuestionó con dureza Morales el sistema de impunidad reinante en la provincia y señaló que hay sectores de la Policía que participan de él, en particular el Jefe de la fuerza de seguridad provincial, Cro. Paniagua, a quien calificó como un funcionario al servicio de la Tupac Amaru.

“Nuestro reclamo es por justicia y por el fin de la impunidad y para que se esclarezca este hecho que se inscribe en una sucesión de hechos de violencia política y que ha tenido como víctimas a cientos de militantes radicales a lo largo de toda la provincia” recalcó Morales.

CUESTIONAMIENTOS A LA FISCAL FARRAL

El diputado provincial Julio Bravo, por su parte refirió que tras conocer los hechos, se puso en contacto con el Juez de Control de San Pedro. A partir de ahí –observó Bravo- el hecho tomó otro giro y pasó a la Brigada de Investigaciones de esa ciudad, que en horas de la tarde de este sábado se hizo presente en el lugar del hecho. “Hasta entonces nunca hubo una versión que indicara que podría tratarse de una tentativa de robo de un celular”, dijo el legislador quien junto al Dr. Otaola se entrevistó con la familia del joven baleado.

Describió Bravo que el barrio donde sucedió el hecho, se trata de una zona que carece de alumbrad público, por lo que las calles se encuentran en una absoluta oscuridad.

Rechazó Bravo la verosimilitud de la versión de la Fiscal Farrall, que se basó en el testimonio de un policía que habría escuchado que Velázquez dentro del hospital, en un momento donde habría recobrado la conciencia y habría dicho que fue víctima de un intento de robo.

“No hay ningún familiar, ni ningún otro testigo que pueda corroborar este informe que está dando un policía, de manera que no hay constancia de tal situación” dijo Bravo, quien por otra parte expresó su extrañeza por la presencia de un abogado de la Tupac Amaru en la Comisaría de San Pedro. “No sabemos a qué fue, pero nos llama poderosamente la atención” agregó Bravo y aseguró que no existe en el expediente ninguna constancia que pueda hacerle decir a la fiscal que se trató de una tentativa de robo.

Bravo, quien es abogado penalista, selaló que “en mi experiencia profesional no hubo nunca un caso en donde la Fiscal haya podido dar un informe con tamaña celeridad. En este caso, no hay un solo testigo del hecho, por eso realmente genera dudas el informe de la Fiscal”.

Cabe indicar además que el radicalismo mantuvo contacto con el Ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, a quien se le requirió que garantice los comicios en un clima de paz. El titular de dicha cartera se comprometió a reforzar la seguridad con efectivos de Gendarmería.

“Es inadmisible la violencia que vivimos en un proceso que debería desarrollarse en un marco democrático de respeto a todas las fuerzas políticas y convivencia política. Por eso exigimos el fin de este clima de violencia, el fin de la impunidad y un estado y en particular run gobierno provincial que garantice la seguridad a todos los jujeños” cerró Morales ayer en el encuentro con la prensa que tuvo lugar en el Comité Provincia y donde estuvieron presentes además de Bravo y Otaola, el Intendente Raúl Jorge, el diputado nacional Mario Fiad, el titular del Bloque de la UCR en la Legislatura, Alberto Bernis y Próspero Nieva.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.