El Parque Nacional Calilegüa registró en julio un 40 por ciento más de visitas que en 2014

Jujuy al día® – El Parque Nacional Calilegüa, en las Yungas jujeñas, recibió en el mes de julio a más de 3000 visitantes, frente a los 2154 turistas que arribaron en el mismo mes del año anterior.

Las cuatros regiones de Jujuy con sus distintos circuitos registraron un importante movimiento turístico durante el mes de julio, especialmente en las Yungas (Selva de Alturas), donde el Parque Nacional Calilegüa se destacó por un significativo incremento de visitas.

El Parque Nacional Calilegüa, en las Yungas jujeñas, recibió en el mes de julio a más de 3000 visitantes, frente a los 2154 turistas que arribaron en el mismo mes del año anterior, lo que representó un incremento del 40%, según cálculos preliminares realizados por las autoridades de esa área protegida.

“Superamos las 3000 visitas y faltan sumar planillas de acampe ya que en el Parque tenemos un triple registro”, señaló a Télam Marcelo Gutiérrez, del área de servicio al visitante, al valorar el “significativo” aumento de visitantes.

Gutiérrez detalló que el registro se vincula con el movimiento que tiene toda la región de las Yungas en si, donde “se venía dando en los últimos cinco años un crecimiento sostenido promedio del 12%”.

Además, resaltó que “los últimos dos años se viene registrando un fenómeno que es que gente que visita la Quebrada de Humahuaca baja hacia el sudeste por San Francisco y pasan por el Parque”.

Ello a diferencia del circuito más tradicional que es partir desde la capital provincial hacia uno u otro destino.

Los visitantes que llegan al Parque Nacional Calilegüa, enclavado en la jurisdicción del mismo nombre a unos 111 kilómetros al noreste de la capital provincial, tienen la posibilidad de recorrer nueve senderos habilitados y pasar el día en un camping agreste, entre otras alternativas de turismo aventura.

“Básicamente lo que viene a visitar la gente al parque es el ambiente y que lo hace a través de senderos debidamente señalizados y habilitados en tres de los cuatro pisos de vegetación existentes, y que se pueden visitar llegando por ruta”, señaló el encargado.

En ese sentido, aclaró que los senderos son transitables según el clima y las lluvias, pero que esta temporada todos se encuentran en óptimas condiciones, de acuerdo con un año atípico y de pocas precipitaciones.

Los circuitos, algunos más largos y otros más cortos, son todos aptos para toda la familia y de acceso gratuito.

Al ingreso, el visitante puede acceder a folletería general de las Yungas y también a material específico del Parque Nacional.

“Quien no es experto en aves y quiere reconocerlas, se les brinda un folleto de observación de aves. Hay también folletos para identificar huellas en las zonas húmedas y otro para identificar árboles que incluye otra información, como usos medicinales de los mismos o cuando florece, entre otros” detalló Gutiérrez.

Una de las alternativas para llevarse una postal inolvidable es la que brinda un observatorio montado en uno de los senderos. Se trata de una estructura de ocho metros que está ubicada frente a un imponente paisaje con vistas desde arriba a arboles de más de 30 metros.

El parque cuenta con una página de Facebook: www.facebook.com/pncalilegua, donde se puede encontrar no solo información del mismo, sino de toda la hotelería y servicios gastronómicos registrados de la zona, para planificar de manera integral la visita al lugar.

Creado el 19 de Julio de 1979 por Decreto Nacional Nº 1733, el Parque Nacional Calilegüa tiene una superficie de 76.306 hectáreas y belleza paisajística que puede apreciarse en todo su esplendor al transitar la ruta provincial 83, que atraviesa el mismo.

En las Yungas, otras alternativas muy visitadas son las termas de Jordán, el complejo termal de Vinalito, y las localidades de Santa Ana y Valle Colorado, donde se encuentran vestigios del “Qhapac Ñan” (camino del Inca), entre otros pueblos ubicados sobre ruta provincial 83 y 34.

Las Yungas son un área selvática de características singulares que se extiende desde Tucumán hasta Bolivia (de allí su nombre alternativo Selva Tucumano-Oranense), atravesando el Este de la provincia de Jujuy.

Con una vegetación tupida que se encuentra entre los 400 y los 1800 metros sobre el nivel del mar, las Yungas son de gran importancia para la conservación de especies en Argentina.