Teléfonos inteligentes, ¿usuarios inteligentes?

celularesJujuy al día® – Bombardeados por ofertas y novedades a diario somos “victimas” de la mercadotecnia que nos incita a comprar el teléfono más potente, caro y moderno que nuestros bolsillos aguanten.

¿Pero nos detenemos a pensar cual es el dispositivo que necesitamos realmente?

Hoy, estos aparatos -a los que erróneamente continuamos llamando teléfonos- son computadoras de bolsillo con más poder que aquellas máquinas colosales y famosas. DeepBlue fue una de ellas y fue el primer cerebro digital que logró derrotar al mejor ajedrecista del mundo, Garry Kasparov.

Técnicamente DeepBlue -con un costo de varios millones de dólares- tenía un poder de procesamiento de 11,38 GFLOPS1 mientras que hoy, un Samsung Galaxy S5 tiene un poder de procesamiento de unos 142 GFLOPS.

¡Imaginen lo que Alan Turing hubiera logrado con esto! (aprovecho para recomendarles la película “El Código Enigma”: El juego de la imitación)

¿Entonces que dispositivo deberíamos aspirar a comprar, si es que todavía no tenemos uno en nuestro bolsillo?

Si no nos regimos por la moda, o lo utilizaremos como un “símbolo de status”, cualquier celular promedio cumplirá con creces la realización de todas las funciones que hoy creemos necesitar para seguir hiperconectados e hipercomunicados, alegorías que se desvanecen cuando salimos del área de cobertura y todas las promesas de 4G LTE se circunscriben a pequeñas áreas ubicadas solamente en las metrópolis más grandes de nuestro país. Además los usuarios de los servicios de las empresas que realizan sus operaciones comerciales en Argentina estamos “acostumbrados” a las fallas en la conectividad. ¿Quien no sufrió un congestionamiento algún día festivo, la pérdida de señal en algún lugar, las llamadas que nunca salen, los mensajes que demoran, etc. etc.? Esto deja de justificar algunas de las impresionantes prestaciones de los aparatos más deseados.

Otro punto es el costo. Mientras que para un ciudadano norteamericano de clase media/baja con un salario u$s 1.600 dolares mensuales un celular de alta gama (Iphone 6) tiene un costo de u$s 299 (con un plan de alguna telefónica), para un jujeño con un sueldo de $ 6.705 el mismo aparato tiene un costo de $ 19.700 que aunque pueda pagarse en decenas de cuotas, es un precio muy alto. (casi 3 sueldos completos)

Si no nos regimos por la moda, o lo utilizaremos como un “símbolo de status” ¿se justifica este gasto en un microcomputador de bolsillo? Si Ud. es un usuario promedio, absolutamente NO.

Los usuarios comunes todavía no realizan streaming a 4K de resolución, ni juegos de realidad virtual inmersiva, o multiprocesamiento simétrico. Los usuarios comunes tampoco disfrutan de las ventajas de una red 4G cuanto los límites físicos de su cobertura son estrechos. Los usuarios comunes sufren las limitaciones de los planes “limitados”, su aparato queda off-line muchas veces y la transferencia de datos depende de una red wifi amiga.

Hoy el 84% de los celulares que se venden en la Argentina “son inteligentes”, por lo que los debemos proponernos equiparar la balanza usando más inteligentemente nuestros aparatos.

Sergio Aramayo

@ranajujuy

(1) Los FLOPS nos indican cuál es el ritmo con el que se ejecutan ciertas operaciones en un procesador. Toda GPU, sea del tipo que sea, en cualquier época en la que haya sido diseñada y fabricada, tiene un cierto valor de FLOPS universal y que nos permitirá comparar las capacidades de ejecución en este tipo de datos cuya ejecución es muy común en la actualidad.