En Jujuy factores culturales y socioeconómicos complican una alimentación sana y nutritiva a los niños También hay casos de desnutrición infantil por falta de alimentos

claudia dagumJujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, la Jefa del Servicio de Nutrición del Hospital Dr. Néstor Sequeiros, Claudia Dagum, sostuvo que los factores culturales y socioeconómicos complican poder darles una alimentación sana y nutritiva a los menores de 3 años de edad.

Además indicó que en los últimos años ha tomado conocimiento de casos de desnutrición infantil por falta de alimentos.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, la nutricionista se refirió a los efectos de la cultura y economía en la alimentación de los más pequeños.

Claudia Dagum expresó “el tema cultural afecta porque la cultura andina que es la cultura predominante en nuestra zona y tiene una alimentación perfecta, lo que pasa es que hemos introducido otra cultura, la del occidente y hemos trastornado la cultura andina, le hemos introducidos azúcar refinada, harinas blancas y por ahí para un niño que su desayuno era una taza de api con mote se lo cambiamos por una taza de mate cocido con azúcar y pan blanco, la diferencia es abismal, porque le hemos sacado nutrientes proteínas, vitaminas y minerales y el pusimos agua con azúcar con cero nutrientes, cero fibras, cero minerales”.

Manifestó “es muy difícil manejar el tema socioeconómico, en nuestro país y en nuestra zona especialmente se ha generado el síndrome de obesidad pobre que no es la que viene por comer grandes cantidades de alimentos de buena calidad, sino de muy mala calidad pero de bajo costo”.

“Tenemos familias que cuentan con un presupuesto tan acotado que lo único que pueden comprar es harina blanca que es barato, fideos, arroz, polenta, todo es harina, y grasa, porque si van a compran una carne magra, hoy para una familia es imposible y compran los cortes más baratos que son huesos y grasa y hacen un guiso con fideos, y volvemos a lo mismo, harina blanca y grasas”.

Acerca de las consecuencias, Dagum mencionó “el niño que ha sido mal alimentado en sus tres primeros años o que haya estado en canales bajos de desnutrición o tuvo algún tipo de obesidad, esos niños, tiene un déficit en el desarrollo muscular y neurológico que no se recupera, es decir que a la hora de competir intelectualmente van con déficit desde el arranque”.

“Tienen menos capacidad de atención y de fijación de conocimientos más las consecuencias de una obesidad infantil, porque un niño con exceso de peso en la infancia tiene el 80% de posibilidad de ser obeso cuando sea adulto”.

Además nuestro medio consultó a la profesional, respecto de una de las consecuencias de una mala alimentación en los chicos, la desnutrición infantil, si ha tomado conocimiento de la existencia de casos en, al menos, los últimos 5 años.

Claudia Dagum comentó “si bien no estoy en un puesto de recepción de desnutridos porque trabajo en un hospital Psiquiátrico de adultos, tome conocimiento, y no quiero pensar que reciben los colegas del Hospital de Niños ni del Centro Sanitario”.

“Pero si recibo algunos casos por distintas situaciones, porque son hijos de pacientes que tengo que asesorar para que le den de comer a su familia y ahí debo ver en qué situación está la familia, por eso indirectamente me entero de esos casos y hay caso muy graves”.

Explicó que los casos que vio “han sido casos de desnutrición primaria, por falta de alimentos. Hay otras derivadas por alguna enfermedad, pero he visto, me ha tocado ver eso en los últimos años”.