Suarez “He visto el peregrinar de muchos intendentes arrodillados en los pasillos de Casa de Gobierno tratando de lograr una ayuda para su municipio”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el ex intendente de la ciudad de La Quiaca, Daniel Suarez se refirió a la necesidad de una ley de coparticipación para los municipios ya que “sin ayuda de la provincia, más los palos que te pega el gobierno provincial, es imposible trabajar”.

Además indicó que la falta de sesiones del concejo deliberante del municipio “no sé si esto es una interna del PJ o una pelea por el espacio de poder entre quien también ha sido un ex intendente de La Quiaca que se ha enriquecido con la gestión”.

Sobre la necesidad de la ley de coparticipación, Daniel Suarez manifestó “por este tema me ha tocado venir a capital, y como uno no es del palo político del gobernador, he visto mucho el peregrinar de intendentes arrodillados en los pasillos de Casa de Gobierno tratando de lograr una ayuda para su municipio cuando no tendría que ser así, porque constitucional e históricamente los municipios han sido los que sostienen la provincia pero el gobierno de la provincia se olvida de ellos”.

Aseguró que el gobierno provincial “hace que los intendentes tengan gestiones que no pueden llevar adelante porque la coparticipación es escaza, porque los fondos como PROFOSAN se los da de acuerdo a la cara del cliente y si es del partido o no, por ejemplo el intendente anterior a mi recibía 282 mil pesos del PROFOSAN y hemos llegado al máximo en mi gestión de 140 mil pesos mensuales, aparte de la coparticipación. Sin la ayuda de la provincia más los palos que te pega el gobierno provincial, es imposible trabajar”.

Remarcó que esta ley “es necesaria, es necesario transparentar una herramienta que le permita a la provincia, en la repartija de la coparticipación a los municipios, que estén plasmados en una norma que diga cuánto le corresponde según los índices demográficos. La provincia siempre nos ha negado y cerrado las puertas y pensábamos que con un intendente puesto por el gobierno de la provincia iba a mejorar, pero ha sido peor, La Quiaca es un total abandono”.

Sobre la situación del Concejo Deliberante de la ciudad fronteriza, Suarez mencionó “esto ya se había planteado en el 2011 y no sé si esto es una interna del PJ o una pelea por el espacio de poder entre quien también ha sido ex intendente de La Quiaca que se ha enriquecido con la gestión del municipio y hoy es un empresario transportistas y hotelero de la provincia”.

Aseguró que por la falta de sesiones “no tenemos la posibilidad de conocer el desarrollo de la función pública del ejecutivo municipal, no existe un control, el poder legislativo de La Quiaca no existe por caprichos, donde también tiene responsabilidad del ejecutivo municipal con anuencia del gobierno de la provincia y por las contradicciones de los mismos concejales hoy nos vemos privados los quiaqueños de tener un control desde el Concejo Deliberante”.

Acerca del presente de la ciudad, Suarez sostuvo que “habíamos logrado estabilizar de alguna forma el municipio y habíamos logrado una de las obras más importantes del Bicentenario que fue la red de gas natural en La Quiaca y pensando que esto podría haber generado un cambio, un impacto social muy fuerte, pero a partir del 2011 se ha estancado la ciudad, está sin posibilidades de desarrollo, sigue siendo una ciudad marginada por el gobierno de la provincia”.

“Lo que pedimos es más federalización, por más de 20 años he viajado por la Puna y vi los alrededor de La Quiaca, en todos los pueblos que solo hay olvido y desconsideración con la gente, mientras desde el gobierno nacional da la zona franca en algunas localidades del sur y la que pedimos para la zona ha quedado en el olvido, algo que es una herramienta que nos puede servir para salir de esta situación, nos sirve para el desarrollo, pero hemos visto que a pesar que el intendente cuenta con la venia del gobernador y del gobierno nacional La Quiaca está prácticamente abandonada”.

En relación a la problemática de las adicciones y el narcotráfico, mencionó que “por ser una ciudad fronteriza es una zona caliente pero vemos procedimientos, como el de hace poco, de Gendarmería Nacional que actúa con todo lo que puede contra este flagelo, pero hoy La Quiaca no solo es de paso ya que en los últimos tiempos se han incrementado los índices de chicos que están afectados por estas drogas”.

“La ciudad tiene una matrícula de unos 600 chicos que terminan la secundaria y no tienen posibilidades de cursar la universidad, de poder desarrollarse en nuestra región ya que el 80% de la comunidad de la Puna es empleada pública y el 20% son comerciantes. No hay un futuro de desarrollo, y este es el reclamo al gobierno provincial y nacional”.

Indicó que “tenemos que generar políticas públicas de contención para que haya inclusión real de toda la gente de nuestra comunidad”, sostuvo.