Ledesma festejó con la comunidad de Libertador El Festival del Papel fue una fiesta de todos

[pullquote]Unas 4 mil personas se acercaron el sábado pasado a la Plaza Sarmiento, en Libertador, para conocer los usos del papel de caña de azúcar que Ledesma fabrica desde hace 50 años en Jujuy. Hubo concursos, sorteos y bandas musicales.[/pullquote]

festival del papelJujuy al día® – Pese a que en las primeras horas del sábado las nubes amenazaban con aguar el Festival del Papel de la Fábrica de Papel Ledesma, la alegría, la música y la cultura brillaron para todas las personas que se acercaron a pasar un día en familia.

Ledesma llevó adelante el Festival del Papel por los 50 años de su fábrica papelera, con el fin de celebrar con la comunidad que la vio nacer y crecer. La cita fue en el cruce de las avenidas Wollman y Libertad, donde se desarrollaron talleres y charlas gratuitas y simultáneas, para todas las edades, desde las 11 hasta las 18 h.

El administrador general del Ingenio Ledesma, Federico Gatti, señaló la importancia de compartir la celebración con los trabajadores de Ledesma y sus familias. “Para llegar a estos 50 años Ledesma sabe todo lo que le debe y le agradece a su gente que siempre la acompañó en esta aventura que fue fabricar papel con la fibra de caña de azúcar. Por eso, todos los que trabajamos en Ledesma estamos muy contentos de poder festejar este logro, que es de toda esta gran familia con las comunidades que nos acompañan a diario en Libertador General San Martín, Fraile Pintado, Caimancito, Calilegüa, El Talar, Yuto y El Piquete”, expresó el administrador.

Los maestros de ceremonia, Liliana Burgos y José “Guayaba” Brandán, animaron la jornada recorriendo los espacios de actividades y conversando con la gente que protagonizó estos 50 años de historia de la Fábrica de Papel Ledesma, ex empleados, trabajadores, artistas y vecinos.

 

Personal de la planta fabril estuvo a disposición de los niños que se acercaron a conocer cómo se hace el papel de fibra de caña de azúcar en pequeña escala. Además, un equipo de docentes de plástica de las Yungas encabezados por Cecilia Espinoza y Julieta Caorlin, brindaron talleres de cestería, origami, kirigami, figuras 3D y mucho más.

Mención especial merecen los reconocidos artistas Froilán Colque y Ariel Cortéz, acompañados por el ilustrador Juan Manuel Tanco, que compartieron su arte con todos los asistentes.

La buena música acompañó durante toda la jornada, por la mañana con los niños del coro de la Escuela Wollman y la Banda de Música Infantil de San Pedro y Fraile Pintado. Por la tarde las melodías del folklore llegaron de la mano de los conjuntos locales Encuentro, Ramaleños y Papel Canta (integrado por empleados en actividad de la fábrica papelera: Hugo Cepeda, Maximiliano Campanelli y Nicolás Barros).

Fábrica de Papel: historia y actualidad

La papelera de Ledesma se inauguró el 5 de mayo de 1965 de la mano del ingeniero Herminio Arrieta, presidente de Ledesma desde 1927 a 1970, y el acompañamiento de Carlos Pedro Blaquier, quien había ingresado en la compañía en 1952, y colaboró estrechamente con Arrieta en las negociaciones iniciadas en 1959 para que Ledesma consiguiera una financiación por más de 30 millones de dólares.

Los primeros años fueron de aprendizaje, con una buena cuota de trabajo artesanal y de ensayo y error. Luego de mucho trabajo, esfuerzo, dedicación e inversión la Fábrica de Papel Ledesma produjo en su último ejercicio 116 mil toneladas de papel, 12,5 millones de cuadernos Éxito y Avon, 22 millones de resmas Autor y 25 mil toneladas de papel encapado. Todo esto desde la caña de azúcar.

Parte del papel que Ledesma produce en Jujuy se destina a San Luis, donde la empresa tiene una planta de cuadernos en Villa Mercedes y una planta de papel encapado –la única de la Argentina- en la capital puntana.

En el último ejercicio 2013-2014, Ledesma renovó la certificación del sello Producto Yungas – FCA (fibras celulósicas alternativas) otorgado por la Fundación ProYungas y auditado por IRAM. Este sello certifica que en la región de las Yungas es posible producir protegiendo el medio ambiente.