Los nuevos OVNIS

Jujuy al día® – Quizás alguno de los lectores de estas líneas ya se topó en algún momento con alguno de los nuevos objetos voladores que comenzaron a surcar nuestros cielos, cada vez con más frecuencia y con los fines más diversos.

Si no lo hizo -por suerte o desgracia- lo que sí es seguro que en algún momento se detuvo unos minutos para ver alguno de los impresionantes videos que se logran utilizando alguno de estos vehículos que brindan una impresionante libertad para realizar las tomas más sorprendentes.

Según Wikipedia “Un vehículo aéreo no tripulado (VANT) o UAV (Unmanned Aircraft Vehicle) o DRON es una aeronave que vuela sin tripulación. Aunque hay drones de uso civil, también son usados en aplicaciones militares”.

Como mucho de lo avances científicos al principio estas curiosas aeronaves se controlaron bajo una órbita militar y quizás fueron los responsables de muchos de los avistajes adjudicados a naves extraterrestres. Hoy el avance de las tecnologías como el GPS, el abaratamiento en costos y reducción del tamaño los procesadores, la mejora en la calidad y duración de las baterías, lograron hacerlos accesibles para cualquiera y se ofrecen “como juguetes” hasta en las grandes tiendas de electrodomésticos.

Las versiones “amateurs” vienen listas para volar apenas salen de la caja, pero para hobbistas más serios o para fines profesionales civiles (filmaciones, investigaciones universitarias, controles en campos agrícolas, etc.) existen opciones con grandes prestaciones como las siguientes: posibilidad de montar cámaras profesionales y especiales (térmicas, infrarrojas, etc.); baterías con varias horas de autonomía para realizar vuelos de varias decenas de kilómetros, controles y automatizaciones avanzadas para el vuelo, despegue, recorrido; entre muchas otras opciones limitadas solamente por el costo final que puede alcanzar el dron.

En resumen los drones llegaron para quedarse y serán cada vez más comunes en nuestra vida diaria. Ya hay proyectos en marcha donde estos simpáticos aparatitos llevan los pedidos del depósito las tiendas digitales a la puerta del comprador; también son varios los municipios que ya los utilizan como apoyo en operativos de seguridad y quien no vio a los “drones fantasmas” en recientes encuentros de fútbol (el fin menos funcional, pero que nos muestran su popularidad y la diversidad de fines para los que pueden usarse estos modernos aparatos).

Tener tantas funciones en manos de cualquiera ya comenzó a alertar a los gobiernos en pos de la seguridad de sus ciudadanos que ven peligro principalmente su privacidad. Es por eso que se comenzó con la regulación y Argentina se suma dentro de los primeros países de Latinoamérica regulando la utilización de drones para la captura y el tratamiento de datos personales, a partir de una disposición enviada por la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales (DNPDP) al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

La nueva norma estableció que todas aquellas fotografías y vídeos que son obtenidos mediante el uso de drones pueden implicar un riesgo para la privacidad de las personas, por lo que deben estar sujetos al régimen de la ley de protección de datos personales.

A partir de la promulgación de esta norma, todas las imágenes logradas por un dron que incluyan información personal tendrán que contar con el consentimiento de la persona involucrada, salvo que los datos sean recolectados en un acto público.

La ley exime de permisos también en el caso de usar drones dentro de una propiedad privada y cuando el Estado argentino utilice dicha tecnología para la atención de personas en situaciones de emergencia.

Como toda norma, si no tiene el debido control, su aplicación queda en mano de la buena fe de quien opera uno de estos aparatos, así que por más que viva en el último piso de su edificio no se olvide de poner unas buenas cortinas y este verano cuando salga a tomar sol a la terraza y escuche algún zumbido extraño, piense que puede ser su vecino que reemplazo los binoculares por un Parrot Wi-Fi quadricopter.

Sergio Aramayo

@ranajujuy