Preocupación en Jujuy por el abastecimiento de garrafas sociales

Jujuy al día – Debido a una medida de fuerza que llevan adelante trabajadores de la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles por la falta de acuerdo en las negociaciones paritarias que llevan adelante con el Gobierno nacional, la distribución del gas licuado no se produce y temen que en pocos días se queden sin stock para la venta.
El abastecimiento de garrafas sociales en distintos puntos del país peligra y Jujuy no escapa de esta situación, la cual genera, en pleno invierno, gran preocupación a los ciudadanos mientras que no hay acciones del gobierno para garantizar este servicio y este derecho.
La situación nacional ha provocado que en muchas provincias escaseen las garrafas sociales, se restrinja su venta y se las comercialice a precios no permitidos, y estas tres situaciones se viven actualmente en Jujuy.
Según pudo conocer nuestro medio, actualmente no se consiguen garrafas sociales en la mayoría de los negocios habilitados, solo se venden en los puntos de distribución de capita,l en las empresas que distribuyen las mismas, y las pocas que se consiguen solo son remanentes de la última vez que llegaron a Jujuy.
Algunos ciudadanos denunciaron que en las empresas han decidido vender a puertas cerradas y poner cierto cupo para la venta diaria generando una gran preocupación en los miles de usuarios de este servicio.
En ciertas localidades del interior, tales como Palpalá o Tilcara, vecinos han informado a nuestro medio, que las garrafas no están siendo vendidas al precio que deberían comercializarse, es decir 96 pesos. Indicaron que debido a esta falta, y a la especulación de algunos comerciantes, han llegado a pagar entre 100 y 140 pesos una garrafa social.
Solo aproximadamente el 50% de las garrafas que aún existen en stock son vendidas al precio social.
Hoy la preocupación de los ciudadanos no solo es sobre los precios irregulares que cobran algunos comerciantes, los cuales no son controlados, sino que al no ingresar garrafas a la provincia, dentro de pocos días no quedaran remanentes para la venta, dejando en este invierno a muchas familias sin este combustible.
Mientras tanto, ni desde el ejecutivo nacional, y menos del provincial, han tomado medidas para garantizar este derecho de la ciudadanía, hasta muchos piensan que usaran esto como excusa para echarles la culpa a los trabajadores por la falta en el abastecimiento.