Para Morales César Milani no puede quedar impune

[pullquote]Sobre la renuncia de Milani opinó que es una operación de limpieza de la imagen K[/pullquote]

Jujuy al día® – El senador nacional Gerardo Morales, quien ha cuestionado severamente al renunciado Jefe del Ejército desde que el bloque UCR rechazó su ascenso en 2010, señaló que el pase a retiro, es un signo desesperado del kirchnerismo para eludir responsabilidades políticas por haber sostenido a un militar implicado en violaciones a los derechos humanos.

Además consideró que es parte de una estrategia de “limpieza de imagen” del pretendido “proyecto nacional y popular” con vistas a la próxima contienda electoral.

Reclamó Morales que “se desmonte el sistema de inteligencia que Milani comandó y que fue destinado a perseguir a opositores. Con la salida del general no se termina un sistema, una cultura que está en el ADN del kirchnerismo y que hizo de los adversarios, enemigos, a los que aplicó la persecución, montando operaciones de inteligencia para extorsionarlos”.

“El Ejército argentino debe ser una fuerza para la democracia y su próximo Jefe debe reunir las condiciones que exige el sistema democrático”, manifestó el senador nacional por Jujuy.

El titular del Bloque radical de la Cámara Alta abogó para que el militar retirado se ponga a disposición de la justicia, y para que los juzgados que tramitan las denuncias en su contra actúen de manera independiente, sin presiones del kirchnerismo que “ejerció una dura defensa y lo protegió, no obstante las pruebas y evidencias que existen en su contra”, remarcó.

“César Milani no puede quedar impune. Debe rendir cuentas ante la justicia”, destacó y agregó que significó un quiebre al relato de derechos humanos que ficticiamente construyó el gobierno nacional.

Cabe recordar que Morales ha cuestionado a ex jefe del Ejército por su participación en la represión, desde el año 2010 cuando el Poder Ejecutivo envió al Senado su pliego para un ascenso. “Milani significó la mayor claudicación de este gobierno y la mayor vergüenza para el estado democrático” analizó Morales y recordó que con su designación “se aceptó un nuevo rol del Ejército y su puesta al servicio de un proyecto político y no de la Constitución”.

Milani está investigado por la desaparición del soldado conscripto Alberto Ledo en 1976 cuando ambos estaban destinados en el Operativo Independencia en Tucumán, entre otras causas vinculadas con la represión ilegal.

La Fiscalía de Tucumán pidió en los últimos meses que Milani sea indagado por la desaparición de Ledo. Además el CEPRODH presentó recientemente ante la justicia federal de La Rioja una nueva querella contra Milani, por el secuestro de un periodista y solicitó que se lo impute por el delito de genocidio.

También, y por una causa que impulsa el propio Morales, Milani está siendo investigado por enriquecimiento ilícito y por espionaje interno desde el Ejército.