Desde el gobierno de Fellner se deslindaron de toda responsabilidad por la muerte de Fabiola Sánchez

Jujuy al día® – Desde Fiscalía de Estado de Jujuy, días pasados respondieron a la demanda civil iniciada por la familia de Lorena Fabiola Sánchez, la joven madre que murió tras dar a luz y luego de ser atendida en la Nueva Maternidad y en el Hospital Pablo Soria, donde el gobierno de Eduardo Fellner negó que haya habido deficiencia en la atención, en el servicio médico y en el sistema de salud, deslindándose así de toda responsabilidad por la muerte.

El documento con la respuesta del Estado provincial al que tuvo acceso en forma exclusiva JUJUY AL DÍA®, consta de 8 páginas, las cuales forman parte del expediente Nº C-41887/15 titulado “Daños y perjuicios: Martínez, José Alberto contra estado provincial2- Cámara Civil y Comercial – Sala III Vocalía 8, donde a través de una Procuradora Fiscal, niegan la demanda iniciada tras la muerte de la joven.

En su segunda página, profundiza la negación de todos los hechos, expresando 5 puntos, los cuales manifiestan:

  • “Niego que el Estado provincial deba responder ante los actores por deficiente atención médica brindada a su concubina tanto en el Hospital Pablo Soria como en el hospital Héctor Quintana”.
  • “Niego que haya existido omisión y/o deficiente prestación de servicio médico por parte del personal médico…”
  • “Niego que no haya habido diagnostico ni tratamiento adecuado por parte del personal médico…”
  • “Niego que el servicio de los hospitales no haya funcionado, haya funcionado mal o tardíamente. Niego el deficiente o ausente funcionamiento, así como la deficiente organización por parte del sistema público”.
  • “Niego que la sangrado observado con posterioridad a la operación”.

En estos puntos, desde el gobierno de Eduardo Fellner busca deslindar toda responsabilidad por la muerte de la joven mujer, asegurando que no hubo la mínima posibilidad de que haya existido falla en el sistema de salud ni un error culposo en la muerte.

Además, no solo busca deslindarse del hecho, sino que asegura que el Estado no debe responder por una deficiente atención médica, dejando una gran e incómoda incógnita. ¿A quién le estará echando la culpa del hecho?

También, alejado de lo que es la realidad, afirma que el sistema de salud funciona, el mismo sistema de salud que canceló operaciones por falta de gasas, o que mantiene a las personas haciendo filas desde las 3 de la mañana para sacar un turno y poder ser atendidos en los hospitales  y centros de salud de cualquier punto de la provincia, donde, además, como reclamaron los gremios del sector, existe una enorme carencia de profesionales médicos y que los que atienden se encuentran totalmente saturados.

En el punto C de la respuesta expresa “De acuerdo a lo expuesto en el acápite anterior, surge claramente que la obligación que pesaba sobre el personal médico de la guardia de los hospitales San Roque y Pablo Soria se llevó adelante en forma adecuada y oportuna, y la respuesta profesional – a poco de analizar la historia clínica- estuvo a la altura de las circunstancias”.

Según pudo corroborar nuestro medio a través de familiares y del representante legal de la familia, Lorena Fabiola Sánchez jamás fue atendida en el hospital San Roque por el cuadro que finalmente causó su muerte, es decir que no tomaron en cuenta al “redactar” la respuesta donde fue atendida la joven mujer.

Con esto han abierto una nueva incógnita: ¿se ha tomado con seriedad el asunto, al menos para responder la demanda?

Posteriormente, la respuesta habla de que es “injusto endilgar responsabilidad al Estado provincial” sobre los hechos que constan en la demanda, para luego proseguir hoja tras hoja con jurisprudencia que considera acorde a la demanda.

Sin embargo en dicha respuesta no niega el Estado la precariedad con la cual fue inaugurada la Nueva Maternidad, ni la falta de personal e insumos con la que la misma cuenta, sabiendo que la misma no tiene un quirófano en funcionamiento pleno.

De esta manera se pone de manifiesto una vez más la falta de voluntad del gobierno de Eduardo Fellner de gobernar para el pueblo y por el pueblo, negando nuevamente la realidad más que palpable para la mayoría de los ciudadanos que concurren todos los días a los hospitales y centros de salud de la provincia y sufren la precariedad y falta de recursos, como así también la falta de interés de los gobernantes por su bienestar.