Diversidad de género en Jujuy: “El Estado provincial sigue discriminando, sobre todo en el ámbito laboral”

javier pintoJujuy al día® – Nuestro medio entrevistó a Javier Pinto, representante de la Mesa Provincial de la Diversidad, quien aseguró que aun, en pleno siglo XXI, la comunidad jujeña, y el propio Estado provincial, continúan discriminando a los miembros del colectivo LGTB.

Sostuvo que, debido al incumplimiento de las leyes de inserción laboral de personas del colectivo, muchas personas transexuales deben recurrir a los subsidios para vivir o al trabajo sexual en las calles jujeñas.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Javier Pinto afirmó que en Jujuy “aun consideramos que existe mucha discriminación porque hay muchos lugares y espacios donde todavía se sigue discriminando: en el ámbito laboral, en la salud, en la educación”.

“La ciudadanía sigue discriminando, aun discrimina en muchos casos, sobre todo los más jóvenes porque no llegan a entender mucho esto de la visibilización del colectivo LGTB”.

En este sentido, mencionó que el hecho de la discriminación que realizan los jóvenes “tiene que ver con la educación en las escuelas  porque no se está abordando la perspectiva de género, no se está hablando de estas cuestiones cuando hay una ley nacional de educación que propone como eje temático lo que es género”.

“En muy pocas escuelas se está trabajando eso y en educación terciaria tampoco se está hablando del tema, y eso lleva a que se desconozca”.

Respecto a la discriminación de parte del Estado jujeño, Pinto aseguró “en cierta manera el Estado sigue discriminando, sobre todo en el ámbito laboral”.

“Aun cuesta mucho la inserción de las compañeras trans en el ámbito laborar y la falta del cumplimiento de muchas leyes porque aún no se aplican plenamente”.

Pinto lamentó que, ante la falta de inclusión laboral a la que los somete el Estado, a los integrantes del colectivo LGTB “le queda vivir de los subsidios que le puede dar el Estado. Nosotros como Mesa Provincial de la Diversidad hemos conseguido micro emprendimientos para los compañeros y  compañeros de la comunidad”.

“Si no le queda hacer changas y muchas veces salir hasta la calle  para poder conseguir el dinero, y muchos realizan trabajo sexual, esto aún existe”.

Consideró que desde la Iglesia aún se los discrimina, “pero ya no es tanto como antes” destacando que “hay una apertura de la Iglesia Católica  que ha sido muy dura en este tipo de situaciones, pero hoy son las otras religiones las que siguen siendo duras y de no aceptar lo diferente”, concluyó.