“Hay un alto porcentaje de familias jujeñas que padecen la problemática del alcoholismo”

ramos - topp GOAJujuy al día® – Así lo manifestaron en diálogo con nuestro medio, Diego Ramos y Romina Topp, Coordinadores del Grupo Operativo de Alcoholismo (GOA), dependiente del Programa Integral de Asistencia de las adicciones de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, quienes definieron como “preocupante” el avance de esta adicción en la provincia, principalmente en niños, adolescentes y jóvenes.

Comentaron que cada vez baja más la edad de consumo, viéndose menores desde los 11 años con esta problemática, y que en el consumo las mujeres ya han equiparado a los hombres.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Diego Ramos manifestó que “es preocupante la problemática en Jujuy, el alcohol es algo que ya está naturalizado. Vemos como común a una persona que toma. En capital el consumo es muy elevado, pero es porque es una ciudad con gran cantidad de personas, más que en el norte, por ejemplo, pero allí también hay un porcentaje alto”.

Indicó que las zonas más afectadas de la provincia son “el Ramal y también el norte, donde por tener poca cantidad de habitantes su porcentaje es elevado. También se ve muy afectada la capital. Hay muchos que consumen alcohol y lo hacen de forma natural, ese es uno de los graves problemas”.

Sostuvo que en Jujuy “hay muchas familias que están con esta enfermedad, con esta problemática que no solo afecta a la persona que consume sino a toda la familia”.

“Hay un alto porcentaje de familias jujeñas que padecen la problemática del alcoholismo. Lo hicimos hasta cultural al consumo del alcohol, y eso es lo malo”.

Respecto a la cantidad de menores que consumen y llegan a tener problemas con el alcohol, Ramos comentó “primero hay que diferenciar porque hay adolescentes que consumen de forma experimental y quedan ahí, y otros que lo hacen en forma habitual, no toda persona que consume alcohol se lo puede considerar con problemas, sino que esto lleva tiempo porque no tiene efectos tan rápido como si lo tienen otras drogas, con el alcohol lleva mucho más tiempo volverse adicto”.

En relación a si la mayoría de los menores han consumido alcohol, afirmó “en Jujuy así es, tenemos demasiadas fiestas, festejos donde el alcohol es un componente común en esos lugares”.

En este sentido, Ramos reclamo que “no hay ningún tipo de control en la venta y se le vende a chicos de 14 o 15 años con tal de vender, lo hacen sin control”.

Acerca de la problemática en las personas adultas, mencionó “es muy preocupantes, aquí vienen muchos adultos, de entre 40 y 60 años, con este problema desde hace años y son personas que se han quedado sin familia porque perdieron el hogar por el consumo. Son personas que están prácticamente solas, y que buscaron su refugio en el alcohol”.

“Esto es muy problemático porque no se dan cuenta de las consecuencias porque creen que es natural, y si las ven no les importa”.

JUJUY AL DÍA® consultó al Coordinador del GOA si considera que la ley de tolerancia 0 a la hora de conducir mermaría significativamente los hechos de transito donde el consumo de alcohol está involucrado en gran medida. Ramos manifestó “no sé si sería una solución porque la gente que consume busca donde están los controles, se daría maña para seguir consumiendo y evitar los controles”.

“Otro tipo de solución sería lo que pasa en otras provincias donde los boliches cierran a las 5 de la mañana y a las 4 ya no venden alcohol. Hoy la gente sigue buscando consumir, y esto dio lugar a que aparezcan los afters y allí lo siguen haciendo o buscan lugares lejos de la ciudad para consumir, como los diques, y allí se agravan los riesgos porque manejan en malas condiciones y esto muchas veces conduce a los accidentes de tránsito”.

Por su parte, Romina Topp expresó acerca de la problemática que “esta es una temática que más demanda la gente por lo que asistimos a escuelas, CPV, por esta demanda constante, porque ven que la edad de inicio del consumo va disminuyendo y solicitan nuestra intervención”.

Aseguró que en Jujuy, lamentablemente “hoy se ven chicos de 11 años en esto cuando años atrás comenzaban a los 15, pero con el paso del tiempo la edad ha bajado, y están iniciándose en el consumo cada vez más chicos”.

En este sentido indicó que “antes se notaba mayor consumo en los hombres pero hoy las mujeres están consumiendo mucho, estamos equiparando en el consumo de alcohol a los hombre, hoy prácticamente es lo mismo”.

Acerca a las razones por las cuales un menor comienza a beber alcohol, Topp indicó que “el primer contacto pude ser por curiosidad, y puede consumir con más frecuencia por el grupo de pares, ya que existe una presión de parte del grupo y estos menores necesitan ser aceptados y fortalecer su autoestima. Por ello hay que trabajar sobre esto, para que pueda decir que no, sobre su autoestima para que no necesite la presión de grupo para pertenecer”.

Señaló que para tratar de evitar el consumo en los menores de edad “es importante el trabajo con la familia porque es la primera institución donde está el menor y en la medida que se fortalezcan los valores de la familia se puede prevenir estas situaciones, es un trabajo muy importante a nivel de prevención”.

Además, respecto a los adultos que padecen esta enfermedad “no solo trabajamos en el hecho de que deje de consumir sino en la persona, en su autoestima, en los vínculos, en el modo de resolver los problemas, porque  se recurre al alcoholismo muchas veces para no enfrentar estas dificultades”, concluyó.