“Las personas con discapacidad en Jujuy están absolutamente excluidas respecto al trabajo”

Issa . magistradosJujuy al día® – Así lo manifestó Norma Issa, una de las Fundadoras de APPACE y madre de un joven discapacitado, al brindar su visión y análisis acerca de las dificultades que padecen en Jujuy las personas con discapacidad, haciendo hincapié en la exclusión laboral que sufren y al incumplimiento de la ley en este sentido.

Remarcó que no observa que haya un plan de gobierno para con las personas con discapacidad.

En declaraciones a JUJUY AL DÍA®, Norma Issa manifestó “he trabajado mucho por la inclusión de las personas con discapacidad, desde tener un hijo con discapacidad y advertir que era una sociedad que rechazaba a una persona con discapacidad, pero hemos avanzado muchísimo en este camino”.

“He sido de alguna manera autora de la Ley de discapacidad de la provincia, la cual es una de las leyes pioneras en el país en cuanto a que es una ley inclusiva, normalizadora, donde la excepción es la exclusión, la regla es la inclusión”.

Remarcó “pero de todos modos ni las leyes ni la obligatoriedad hace que una sociedad acepte a una persona con discapacidad, la sociedad la va a aceptar en la medida que tome conciencia que es un ser humano con algunas diferencias, con desventajas, pero hay que estar a la par, no hace falta estar arriba o al costado o enfrentado, sino a la par, poder vivir y saber que debe tener el mismo lugar que tenemos todos en los distintos ámbitos”.

Issa aseguró que en la actualidad “las personas con discapacidad en Jujuy están absolutamente excluidas, absolutamente excluidas y la provincia no cumple la ley en cuanto a las personas con discapacidad en los empleos públicos”.

Agregó “alguna vez el gobernador dijo que hay muchísimos discapacitados y en realidad si me preguntan, el Poder Judicial cuántas personas con discapacidad ha incluido en su personal, si tiene 500 empleados la ley dice que el 5% tienen que ser personas con discapacidad, hablo de lo que conozco, y el Poder Judicial ha incluido a algunas personas pero no en el porcentaje de la ley, y si hago poco también lo hago mal, para que voy a hablar de los otros organismos”.

Acerca de la inclusión laboral en el sector privado, comentó que “el sector privado no está obligado, solo le dice que si toma a una persona con discapacidad le generará algunas excepciones impositivas, que no son demasiadas, son bastante flojitas, quizás debería haber mejores incentivos pero está excluida una persona con discapacidad, no tiene posibilidades de trabajo aunque se prepare y tenga idoneidad”.

Respecto a otra gran problemática y factor de exclusión de las persona con discapacidad motora, el transporte público, Norma Issa expresó “es todo un tema, una persona que esté en silla de ruedas sabe perfectamente que ningún taxi para, no sube la persona con sillas de ruedas, porque tiene el cilindro de gas en el baúl, o por muchas razones, o porque no tiene ganas de ayudar”.

“Los colectivos tampoco están preparados, creo haber visto que era un proyecto del ejecutivo municipal, que todas las líneas tengan el acceso y sin embargo quedó en la ilusión, en el deseo. He visto con agrado que ahora hay un servicio de taxis especial para personas con discapacidad, pero esto sigue siendo todo un tema”.

Resaltó “no nos olvidemos que Jujuy en si es inaccesible porque tiene una topografía complicada de muchas subidas, bajadas, las veredas del centro todas son angostas, si camina por la calle Independencia verán que las casas llegan al borde del cordón, hay que bajar la vereda y andar por la calle, es complicado”.

“Si bien se trabajó mucho, se avanzó, pero tengo que reconocer que el trabajo vino de las manos de las organizaciones privadas de padres que son los que han luchado”.

Norma Issa manifestó “no hubo un plan de gobierno respecto a la discapacidad, a nivel provincial no existe, no hay, no conozco que haya un plan donde se haya preocupado el Estado provincial para decir que están cumpliendo determinadas normas que la ley va marcando para que pueda ser una sociedad más inclusiva, pero son acciones aisladas de funcionarios que tienen la sensibilidad de hacerlo, lo cual no está bien porque debería responder a un plan”.

En relación a la aceptación en la sociedad de las persona con discapacidad, Issa comentó “se fue haciendo de a poco ¿acaso se puede querer a alguien que no se conoce?. Acá las instituciones, los papás comenzamos a poner en las calles a las personas con discapacidad y la gente va conociendo y cuando se conoce se quiere y eso se hace en el tiempo”.