Preocupación en Jujuy por el creciente accionar de “trapitos”

Jujuy al día® – Debido al malestar causado en automovilistas sobre el accionar compulsivo de personas que los obligan a pagar un importe de dinero por el “servicio de seguridad” en inmediaciones de locales nocturnos, o donde se desarrolla eventos con gran afluencia de público, el personal de la Dirección de Seguridad Privada de la Policía de la Provincia realizó operativos en los últimos fines de semana, procediendo a la demora de estas personas, advirtiéndose en tal sentido que este tipo de actividad no se encuadra en ordenamiento legal alguno.

Cabe señalar que es competencia de la Dirección de Seguridad Privada de la Policía de la Provincia de Jujuy, intervenir y regular toda actividad o servicio de seguridad ofrecido por parte de personas físicas o jurídicas hacia terceros. Por ello es que se advirtió en nuestra ciudad que, desde hace tiempo, el espacio público de las inmediaciones de los lugares donde se realiza eventos culturales, deportivos y lugares de concurrencia masiva durante fines de semana, en horario nocturno, es aprovechado por personas que lucran con el mismo, cobrando un importe -de manera coercitiva- por el “cuidado” de los vehículos que son estacionados en el lugar.

Las autoridades de la citada dependencia policial, mantuvo reuniones con personal de la Dirección de Control Comercial de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, desde donde se informó, que la única regulación municipal por el cobro tarifado del estacionamiento en la vía pública se realiza en horarios de la mañana y la tarde, en sectores del macro y micro centro por parte de una asociación o cooperativa de discapacitados.

Por ello al advertir que se trata de una actividad que ha crecido en los últimos tiempos y a fin de evitar que detrás de la misma se genere asociaciones ilícitas, tal como ocurrió en otras ciudades del país, se desplegó operativos específicos, obteniéndose los siguientes resultados:

Como primera medida el 26 de abril, en horas de la noche una comisión policial recorrió las inmediaciones de distintos locales bailables ubicados en el ámbito de la UR1, detectándose la presencia de en la vía pública de los denominadlos “trapitos”, procediéndose a la demora de los mismos para su identificación, siendo cuatro personas desde un conocido pub de la zona sur, los cuales manifestaron estar bajo relación de dependencia del local, secuestrándoles tickets de estacionamiento, como así también otras cuatro personas que realizaban similar labor en las inmediaciones de otros locales nocturnos de la ciudad, los cuales pedían el pago del valor nominal de 30 pesos por la consigna de cuidado los vehículos. Estas personas, tras solicitar sus antecedentes, recuperaron la libertad.

En segundo lugar durante el martes 5 de mayo, en ocasión de un encuentro futbolístico en el estadio 23 de Agosto, se realizó un operativo similar, procediéndose al arresto de otras cuatro personas que pedían una suma de dinero por el estacionamiento de vehículos en la vía pública. Ante esta situación se adoptó, como facultad de la Policía de la Provincia en aplicación de la Ley de Faltas, que considera contravención “la actividad de aquellas personas que se valieran de cualquier medio para luego pedir dinero a los vecinos”, instruir las correspondientes actuaciones contravencionales.

Finalmente en la madrugada del 10 de mayo, se realizó un operativo en las inmediaciones de uno de los locales ubicados a la vera de la ruta 9, en zona de Alto Comedero, donde se procedió al arresto de doce personas y de un personal vinculado el local señalado en el primer procedimiento, a quienes también se les instruyó actuaciones contravencionales.

Cabe señalar que las personas que desarrollan esta actividad, no se encuentran encuadradas en ningún ordenamiento legal, por lo cual no es posible establecer su idoneidad o conocimiento para brindar un servicio de seguridad a los vehículos de particulares

La situación fue puesta en conocimiento de los fiscales Alejandro Maldonado y Atilio Bosatti y en cada uno de los operativos estuvo presente el director de Seguridad Privada de la Policía Provincia, comisario inspector Enrique Martínez, “para garantizar la actuación policial, para no generar incidentes ni abusos de autoridad, velando por la seguridad de las personas y se tomó los recaudos en cuanto a los elementos secuestrados, practicándose las diligencias correspondientes, a fin de que todas las personas recuperen la libertad en el menor término, adjuntando las constancias de exposiciones, tickets secuestrados y comunicaciones contravencionales que respaldan el accionar policial.