Gerardo Morales visitó la escuela secundaria 55 de Oratorio: “una comunidad que sufre los efectos de un gobierno ausente”

 

morales oratorioJujuy al día® – El senador Morales visitó la Escuela Secundaria N° 55 de Oratorio que funciona en el antiguo edificio de la Escuela Nacional N°96 creado en 1918. Allí se entrevistó con la Directora del establecimiento Julia Hidalgo; la profesora Camila Romero y un grupo de alumnos.

La Escuela no cuenta con albergue lo que representa una dificultad para los alumnos que viven en los parajes más alejados de esa región puneña y que quieren seguir sus estudios secundarios. Sin embargo, la problemática más crucial  es la falta de pago de las partidas de comedor escolar, lo que obliga a docentes, alumnos y padres a afrontar los costos de los alimentos.

El senador Morales tras visitar la Escuela Secundaria de Oratorio observó que “es inadmisible que el Ministerio de Educación no brinde respuestas inmediatas a las demandas de escuelas como las de Oratorio, que cumplen una importante función social. Morales interpretó que la falta de gestión de la cartera educativa es el resultado “del desconocimiento de la realidad y de las comunidades educativas, en particular las que se encuentran en las zonas más alejadas greográficamente. Y en definitiva, es la consecuencia de un gobierno ausente”.

Por eso, Morales reclamó “un gobierno más presente” que recorra las comunidades, conozca las realidades educativas y brinde soluciones eficaces y oportunas para garantizar el acceso a la educación, generar igualdad de oportunidades y desterrar las inequidades que soportan los jóvenes de pueblos del interior.

REUNION CON DIRIGENTE: UN FRENTE AMPLIO, UN PROYECTO INCLUSIVO

También Gerardo Morales, titular de la UCR jujeña y candidato a gobernador,  se reunió en Oratorio con dirigentes radicales de pueblos puneños como Cieneguilla, Misa Rumi, San Juan y Oros, entre otros, y en ese marco recibió también a un grupo de dirigentes del justicialismo que llegaron con la expectativa de aportar a la construcción de un frente electoral amplio.

Allí el diputado Jorge Rizzotti puso de relieve el trabajo del radicalismo en el interior, brindando respuestas e interpretando las problemáticas de la gente y señaló como resultado de esa disposición la aprobación de diversas leyes, entre ellas la modificación del Código Tributario que introdujo una exención a los productores, así como la Ley de esquiva de vicuña en silvestría.

Señaló Rizzotti la necesidad de un frente amplio que le permita a la oposición llegar al gobierno para potenciar la producción y cambiar el destino de Jujuy

Por su parte del diputado Mario Fiad, instó al compromiso en este año electoral, “para que construyamos el cambio que Jujuy necesita”.

Fiad analizó las inequidades que sufren los pueblos del interior, en especial de la Puna, por lo cual señaló que urge pensar esquemas de descentralización que acerquen el Estado a las personas en todo el territorio y termine con las desigualdades en el acceso a servicios básicos como salud y educación.

“Tenemos que reducir la brecha que existe en el acceso y que configura situaciones de enorme desigualdad e injusticia” dijo Fiad y resaltó que con “Gerardo Morales se abre un camino de esperanza y de cambio para que todos los jujeños puedan tener un mejor futuro”.

Al cierre de la reunión el senador Morales ratificó que la posibilidad de cambiar la historia política e institucional de Jujuy reside en la construcción de un frente amplio. A propósito dijo que el radicalismo ha avanzado en la constitución de un espacio plural que integrarán el Frente Renovador con el Frente Primero Jujuy, el Partido Socialista, GEN y el PRO. Esta semana se prevé la constitución de una mesa con la representación de todas las fuerzas, la que deberá definir fecha de lanzamiento del frente amplio, lo que podría ocurrir a fines de este mes.

“Un frente amplio debe ser capaz de expresar al pueblo jujeño en su demanda de mejor democracia, mejor gobierno y mejores intérpretes y gestores de sus demandas  y necesidades. Y a la vez debe expresar el consenso para que en Jujuy recuperemos la paz social, la convivencia, el diálogo y la unión. Debemos ser capaces de construir un proyecto que incluya a todos, a diversos sectores políticos, pero también a la sociedad civil, a las organizaciones sociales, cuya función valoramos”.

Morales insistió en que un nuevo gobierno debe recuperar la cultura del trabajo y señaló que esta se ha erosionado los últimos años.

“En Jujuy tenemos 110 mil planes sociales, 75 mil empleos públicos y 55 mil empleos privados, por lo que somos la provincia con mayor incidencia del empleo público del NOA” detalló. Pero además precisó que hace 40 años en Jujuy había 300.000 habitantes y 140.000 ha en producción, mientras hoy la población ascendió a 670.000 habitantes y la producción creció apenas a 170.000 ha”. Analizó que “mientras se duplicó la población la producción solo ha crecido un 20 %, eso explica la gran cantidad de empleo público” dijo.

También observó la ausencia de políticas para incentivar la producción, a través del desarrollo de obras y servicios públicos orientada a la producción, como aguadas y canales de riego, la recuperación del ferrocarril y de infraestructura y tecnología, como hilanderías, frigoríficos que permitirían mejorar la comercialización de carnes como la llama.

Morales destacó por otra parte, que el Estado debe acompañar iniciativas productivas que tengan identidad local, como las artesanías jujeñas que soportan una competencia desleal de artesanías de otros países, la quinua que tiene una alta demanda y crece su cotización mundial y los viñedos de la Quebrada para la producción de vinos de altura.

Insistió Morales con la importancia estratégica de la zona franca para estimular la economía y el desarrollo y como herramienta capaz de modificar la calidad de vida de los pobladores de la Puna.

“Necesitamos un gobierno que escuche, que sea capaz de construir soluciones para la gente y que luche por la dignidad y el respeto de las personas” concluyó.