El justicialismo de Jujuy casi como una franquicia

hugo nuevaHay un debate que hace años nadie se anima a poner en vidriera. ¿El peronismo vive o murió con el Gral. Perón?

Los viejos peronistas que aún hoy siguen medrando de la excepcional circunstancia de haber sido, con el objeto de censurar y poner en capilla a los librepensadores, agitan a diestra y siniestra el latiguillo nacido en los ´60 que no es posible un peronismo sin Perón. Que mejor no lo intenten.

Bueno, la verdad es que el Gral. Perón falleció hace 40 años. ¿Querrá decir esto que desde hace 40 años lo que hasta ahora se hizo e hicieron –incluyéndolos- nunca fue peronismo? ¿Será posible que el peronismo viva más en el pueblo que en sus propios dirigentes?

Por supuesto que las nuevas generaciones nacidas a la política, no desde la militancia (con muy honrosas excepciones), sino en los estudios o consultorios familiares, sostienen la idea de un peronismo vivo a través del justicialismo. Claro que sólo saben cantar la marcha, poner los dedos en V y dar el trato de compañero a quien se le ponga por delante. Es evidente que estos, que son sólo símbolos, convierten al justicialismo de Jujuy en una especie de franquicia con la cual desde hace mucho tiempo algunos –varios- obtienen lo que de una franquicia se espera, cuando les va bien, rentabilidad económica.

Son conocidos en Jujuy los nombres de aquellos que son y han sido siempre peronistas de Perón. Los que aún habiendo ocupado sitios de poder todavía se los puede ver ejerciendo la docencia, el comercio o jubilándose como cualquier otro empleado. Justamente éstos son los desplazados de la franquicia. Los que no quisieron ser empleados del mes. Los que no se allanaron a solicitudes disparatadas. Los que no han perdido el norte que el Gral. trazó y que abrazaron para siempre. No se fueron para especular con ser llamados a cumplir el mandato popular de ser candidatos a tal o cual categoría, la que sea.

Los otros, los dueños de la franquicia, los vemos como siempre, sonrientes, afables, humildes, solidarios y hasta desprendidos, cada año electoral. Cuando hay que renovar la franquicia, a la que ni siquiera pagan con su propio capital sino que lo hacen con dineros públicos.

Es probable, siempre hay esperanzas, que haya una nueva camada de políticos que aún este en estado larval que lleguen con algún bagaje cultural, con inquietudes propias, con militancia (como sinónimo de compromiso), con la tarea autoasignada de combatir las franquicias y darle al justicialismo el carácter que nunca debió abandonar.

Quizás, para que esto ocurra, sea necesario poner en crisis a la actual licenciataria de la franquicia exigiendo lo que las juventudes –las que tienen ideales propios- siempre hacen, que se corran de un espacio que a ojos vista a sido usurpado a los peronistas. Tal vez una derrota electoral de la licenciataria ayude. Tal vez estén más cerca de lo que parece. Tal vez despierten y se den cuenta de que no son más que objetos manejados a pura promesa de una suerte mejor, eso sí, siempre en soledad y a espaldas de los otros que también la desean, solo para que no los escuchen decir lo que ya le han dicho a muchos otros antes. Para despertar y tomar conciencia siempre es relevante recordar una célebre frase de Friedrich Nietzsche “Hay almas esclavizadas que agradecen tanto los favores recibidos que se estrangulan con la cuerda de la gratitud”.

La locura de ocultar información vital

Las estadísticas vitales no son otras que las que se calculan en el ámbito de la Dirección de Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud de la provincia, conocida como Bioestadística. Allí se tabula la información obtenida de los hospitales, puestos de salud y el Registro Civil. Con la tabulación de la información de nacimientos, defunciones, nutrición, enfermedades registradas, etc. se obtienen las estadísticas vitales. Se supone que las mismas se utilizan a fin de componer un cuadro de situación de la salud en la provincia y realizar acciones que prevengan o combatan determinadas infecciones o epidemias. Lo curioso es que la información que elabora Bioestadística esta poco menos que secuestrada ya que ante un sinnúmero de solicitudes y otras acciones tendientes a obtenerlas (como lo asegura Yolanda Canchi) sólo se obtiene un lacónico “solo el Ministro tiene acceso a ellas”.

Cuando decimos información secuestrada nos referimos a eso, al secuestro de información que es –debería ser- pública. Estamos seguros que los jujeños quisieran estar al tanto de que asechanza existe para la salud de los hijos, padres, hermanos, etc.

Hace dos semanas Jujuy al día publicó un fallecimiento por Hanta Virus. Por supuesto, cuando nos enteramos, fuimos a chequear la información en fuente del Ministerio de Salud. Allí negaron la existencia de tal caso. Es más, nos dijeron ¿”Cómo puede ser que Uds. tengan esa información y nosotros no”?. Lógicamente, una vez que se confirmó la especie en otras fuentes Jujuy al día publicó la noticia dando hasta el nombre y apellido de extinto. Dos días después el propio ministro salió a reconocer esa muerte y otras dos más.

Entonces nos queda la desazón de haber comprobado el secuestro de la información vital por parte del ministro –ya que ni a uno de sus funcionarios le había informado- con el interés de ocultar un fallecimiento producto de un virus muchas veces mortal, eludiendo así la responsabilidad de informar y tomar las prevenciones del caso estableciendo una política de comunicación a fin de recomendar los cuidados que se deben tener para evitar el contagio tanto así como tratar la sospecha de haber sido contagiado.

Lo que parece es que en el tren de ocultar casos de desnutrición, violencia infantil y toda aquella información que, según el gobierno de Fellner, puede causar conmoción político-electoral lo mejor es “Secuestrar la información vital”.

Lo curioso es que las estadísticas sobre consumo, turismo, etc. están al día. Las otras no se publican desde 2009.

Una causa por escrache que terminará en juicio oral

Sabido es que el 23 de abril, en Jujuy, se pretendió que en la provincia todos seamos “Milagro Sala”. Tanto fue así que hubo hasta un fiscal que compró y adhirió consintiendo un pedido de Probation (Implica la suspensión del juicio penal en los casos en los que las penas sean menores a tres años a cambio de la reparación del daño causado y la realización de tareas comunitarias.) que los abogados de la parte acusada solicitaron al Tribunal Federal que juzga a Milagro Sala y otras tres personas por haber escrachado al Senador Morales y al Auditor General de la Nación Leandro Despouy. Este que no sólo se manifestó en acciones físicas sino también en el impedimento de cumplir funciones a un funcionario nacional. Cosa esta última que agravó la demanda y, seguramente, hizo que la probation cayera.

La sociedad argentina tuvo noticias del instituto de probation tras el caso de aquella jueza municipal de Buenos Aires que maltrató a dos empleadas, tratándolas de “negras” ofuscada porque le habían levantado el auto mal estacionado. Como se trató de un delito con pena leve se le otorgó la probation. No parece que la causa que se tramita en juzgado federal de Jujuy sea del mismo calibre ya que, a pesar de que –incalificablemente- el fiscal Snopek consintiera tal solicitud, el tribunal no lo admitió. Los fundamentos se conocerán hoy lunes.

Lo que parece es que debería ponerse en juego a la Constitución Nacional en cuyo art. 16 dice: “La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: No hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley…”

Repercusiones políticas de un fallo judicial

Lo cierto es que, en términos políticos, no hubo algarabía en casa de gobierno ya que la operación llevada a cabo por el cuerpo de litigantes y asesores espirituales de “La Armando Berruezo” (organización franquiciante del fellnerismo) fracasó cuando se aseguraba que la carne ya estaba en el asador y que sólo había que sentarse a esperar que se sirviera en plato de oro. La sorpresa fue tal que no se escucharon gritos ni malas palabras, por lo mudo que se quedaron. La sociedad político-electoral presentada en sociedad el 1ro. de abril no se conmovió, es más, alguien dijo que redoblaran esfuerzos a fin de que se dilaten los tiempos judiciales hasta después de las elecciones, las que ya parece no queda otra que ocurran en agosto y octubre según el calendario electoral.

La sociedad esta más firme que nunca aseguraban en los mentideros políticos del centro de la ciudad capital. Cosa que a algunos –varios- intendentes no les causa ninguna gracia pues consideran a la fórmula Fellner-Sala es piantavotos.

En tanto “La Rivotril” (agrupación franquiciante de La Armando Berruezo) trabaja febrilmente para no dejar a nadie sin su ración de aletargante. El caso es que las previsiones no alcanzaron y hay más de uno que tras el revés judicial y el fracaso electoral en el Colegio de Abogados están viendo a que otro paliativo recurrir.

El PRO en Jujuy acordó con la UCR para hacer un Frente con el massismo incluido

A pesar de que las charlas-negociaciones se realizaron en Jujuy entre dos operadores del mismísimo riñón de Mauricio Macri, Emilio Monzó y Esteban Bullrich con Gerardo Morales y Mario Fiad por la UCR, reunión esta en la que se acordaron cosas como la candidatura a gobernador para Morales y colectoras para cargos nacionales y provinciales hay quienes insisten en hacer creer –como si pudieran- que las charlas son iniciales y que no se cerró nada. Claro que esta especulación a la que se quiere someter al electorado de Jujuy no es otra cosa que eso, una especulación de quienes quedaron pedaleando al darse cuenta que algunas cosas no se acuerdan en las bases sino en las alturas.

El desistimiento de la anunciada candidatura a gobernador del arquitecto Balut y de algún otro autoungimiento a candidato para otras categorías, como resultado de esta reunión deja claro que las cosas están cerradas. Tanto es así que probablemente esta misma semana Gerardo Morales se este juntando con Macri para poner el moño al acuerdo electoral y obtener la foto, otra foto, que el periodismo requiere.

Periodismo ciudadano a través del whatsaap

Por ultimo no se quiere dejar de comentar algunos sucesos a raíz de la decisión editorial de publicar denuncias en imágenes que nos llega vía whatsapp a nuestra redacción. Los jujeños van incorporándose de a poco a la idea de periodismo ciudadano y lo hacen a través del sistema de mensajería conocido como whatsapp. En Jujuy al día pusimos a disposición una línea exclusiva para aquellos que fueron testigos de algún hecho reñido con las costumbres y hasta con la lógica, tanto así como denunciantes de malos hábitos de parte de peatones, ciclistas, motociclistas, automovilistas y otros. También se lo puede hacer con hechos de violencia de género, mala vecindad, etc.

Estos últimos días hemos recibido denuncias de basurales sin atención de distintos municipios, calles en mal estado, pérdidas de agua potable, conductores imprudentes y hasta operativos policiales para detener delincuentes.

Parece que esta práctica llegó para quedarse y en buena hora ya que si quien es denunciado recibe esta como un aporte y trata que la misma circunstancia no ocurra mejorará la convivencia con los demás y hasta podría evitar futuros dolores de cabeza.

Entonces los alentamos a persistir en la denuncia a través de fotos, videos, audios, etc. ya que en Jujuy al día encontraran un medio abierto a toda inquietud que considere un aporte a la comunidad.

Por esto es que les pedimos que se aseguren que su peor enemigo no viva entre sus dos oídos.

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día