Esta semana se concreta la primera exportación de litio jujeño a Japón El próximo jueves partirá con destino a Japón la primera exportación de carbonato de litio producido en la provincia de Jujuy, a través de la producción concretada por el proyecto minero Sales de Jujuy S.A.

Jujuy al día® – La provincia norteña, que cuenta con el tercer salar más grande de Sudamérica, en la Puna jujeña, se muestra óptima para la extracción de litio, uno de los minerales de mayor demanda en la actualidad a nivel mundial.

Sales de Jujuy, emplazada en el salar de Olaroz, es el primer proyecto minero en concretarse que nace de una inversión de 250 millones de dólares y pertenece al grupo Orocobre LTD, que es dueña del 66,5 %, junto a Toyota Tsusho que detenta el 25% y la empresa Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (JEMSE), con el 8,5 %.

La producción anual prevista de la mina es de 17.500 toneladas de carbonato de litio y 20.000 toneladas de cloruro de potasio.

La sociedad estratégica de JEMSE se concretó a partir de la creación de la Organización Federal de Estados Mineros (OFEMI), destinada a garantizar el trabajo entre el sector privado, las comunidades originarias y los gobiernos provinciales.

La óptimas condiciones para la producción de litio en la puna jujeña, más precisamente en el casi desértico departamento de Susques, se debe a que el extenso salar se ubica a más de 4 mil metros de altura, donde se registra una intensa radiación solar y permanentes vientos que facilitan la evaporación de sales muera (materia prima).

Otras características que se destacan en la región son las propiedades químicas presentes en el suelo que se entrelazan con una buena hidrología en sus más de 600 metros de sedimento de profundidad, que garantiza un proyecto de extracción de materia prima por muchos años.

El otro gran emprendimiento que tiene Jujuy en materia de litio -que ya cuenta con una planta piloto dentro del proyecto “Litio Salar Cauchari”, de la Minera Exar- también está ubicado en el departamento de Susques.

La inauguración de este segundo proyecto minero significó una inversión de más de 60 millones de dólares y se espera que en el transcurso de este semestre se realice la construcción de la planta comercial, la cual implicará una inversión global de 220 millones de dólares.

Este proyecto es operado por una sociedad publico-privada integrada por las firmas Posco (Corea del Sur), Minera Exar (Canadiense) asociada con la japonesa Mitusubishi Materiales Corp., y la empresa estatal jujeña (JEMSE, con el 8,5%).

La demanda en el mercado mundial es lo más significativo en la puesta en marcha de estos proyectos mineros, que en los últimos años alcanzó las 165.000 toneladas y se cree que Jujuy -una vez que produzca a pleno- cubrirá más del 10% del suministro a nivel global, convirtiendo a la provincia en un importante actor comercial internacional.

El valor del litio reside en que es uno de los insumos claves para las baterías que actualmente se usan en artículos electrónicos de mayor venta a nivel mundial como computadoras, teléfonos celulares y herramientas eléctricas.

Además, se estima que en futuro la demanda esté estrechamente vinculada a la producción de baterías para vehículos de propulsión eléctrica, ello en un contexto de necesidad global de reducir emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia en el uso de combustibles fósiles.

Fuera de la demanda de baterías de litios de los últimos quince años, el mineral hoy en día se emplea en una amplia gama de aplicaciones de grasas y vidrios, además de tradicionalmente utilizarse en los sectores o elementos de aluminio.

La obtención del carbonato de litio, se da tras un proceso que inicia con un bombeo de extracción de sal muera que es trasladada a un sistema de piletas y posteriormente mezclada en una planta de cal con el objeto de remover el magnesio, ello para finalmente llevarla a una planta donde con una reacción liquida con carbonato de sodio se obtiene el carbonato de litio.

Argentina, Chile y Bolivia conforman el triángulo geológico con la reserva de litio limpio más importante del mundo, que acaparan un 85% de materia prima para la producción de carbonato de litio del planeta.

En el marco de la apuesta estratégica sobre los proyectos mineros en la Puna, se consolidó además la generación de fuentes laborales para más de 250 personas, todas ellas pertenecientes a comunidades originarias de la zona.

Entre ellas se destacan los pobladores de Susques, Pastos Chicos, Huancar, Olaroz Chico, Catua y Puesto Seg, entre otras quienes también son favorecidos con la generación de puestos de trabajos indirectos surgen de emprendimientos relacionados a transporte, la venta de cal, servicio de instalaciones industriales, hospedaje, catering, lavandería y turismo.

Con el fin de darle valor ‘in situ’ ya se puso en marcha la creación del Centro Científico, Tecnológico y de Innovación Productiva sobre Litio, instalado en la ciudad de Palpalá, que permitirá la industrialización del mineral, en especial en la producción de distintos tipos de baterías.

De la construcción y posterior administración del centro, que estará listo en el plazo de este año, participan el Conicet, YPY e Itec, y otros organismos de investigación, con el objetivo realizar el mayor aprovechamiento de las salmueras para obtención de otras alternativas comercializables.