Aseguran la existencia “Un alto porcentaje” de pobreza estructural en Jujuy “Basta con ver la cantidad de bolsones de mercadería y de asistencia diaria que dan”

Jujuy al día® – Así lo manifestó, en una entrevista con nuestro medio, Carlos Ordoñez, Exsecretario General de la CGT Lavalle, al referirse a la situación económica y social de la comunidad jujeña, y tras su análisis indicó que existe un gran cantidad de gente que está inmersa en una pobreza estructural, otro porcentaje que atraviesa una pobreza coyuntural que coloca a muchos jujeños en una pobreza de consumo.

Enmarcó su análisis en la falta de trabajo genuino que sufre Jujuy desde hace años y que hasta el momento no tiene viso de solución.

Acerca de la pobreza en Jujuy, Juan Carlos Ordoñez manifestó “hay un análisis que se desprende de la estadística donde se toma como pobreza lo que está por debajo de una determinada línea de acceso a productos básicos y en eso podemos hablar de una pobreza estructural que se da en muchos sectores de la sociedad que no ha podido todavía tener acceso a poder desarrollarse”.

“Una cosa es un subsidio que permite el día a día y otra cosa es que uno pueda desarrollarse para salir de esta situación y pueda ir a comprar lo que necesite y no tener que satisfacer las necesidades mínimas de su hogar con lo que le dan”.

“En su momento esto ha sido motivo de charla con la Ministra de Desarrollo Social con la que coincidimos en algo y lo único real es que necesitamos fuentes de trabajo para que las familias salgan de la situación de pobreza y pueda tener acceso por sí mismo a la canasta básica diaria, mensual, anual para toda su familia y dejar de depender del subsidio, del bolsón”.

Ordoñez aseguró que “hay un porcentaje alto de pobreza estructural en Jujuy, basta con ver al cantidad de bolsones de mercadería y de asistencia diaria que dan en el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia y de Nación, o la cantidad de subsidios que hay en la provincia, por eso hablamos de que necesitamos que cada familia salga, saque su cabeza por encima de la línea de flotación y alcance la canasta básica y, a mi forma de ver, hoy en día no tendríamos que tener comedores en los barrios, o copas de leche si no tener familias que directamente se sostengan por sí mismas”.

Sostuvo que la cantidad de comedores que tiene Jujuy “son un indicador de esto, se han inaugurado y mantienen comedores, y está perfecto, pero me parece mucho mejor que la gente coma en su casa se pueda autoabastecer, y esto se logra cuando puede comprar lo que quiera, lo que necesite con su dinero y después si le hacen una colonia de vacaciones, como hicimos nosotros en Uquía, está muy bien”.

Además, desprendió de su análisis que “hay otro tipo de pobreza y esa es la coyuntural que puede devenir de circunstancias, cuando el sostén de la familia no tiene empleo, lo que puede ser momentáneo nada más pero cuando se traslada y hay otra generación preocupa, pasó en Salta, en Chaco donde murió un chico por desnutrición, por qué?”.

En relación a estos temas y al empleo en Jujuy, explicó que “esto es muy complejo para analizarlo porque hay mucha gente que no está en un circuito de trabajo que llamamos en blanco, y se han volcado a trabajar en las cooperativas que no tienen determinados beneficios sociales pero tienen cubiertas sus cuotas diarias. Ahí hay que hacer un análisis mucho más profundo para ver hasta qué punto nos impacta el tema de las cooperativas en el trabajo diario de Jujuy”.

Acerca de la pobreza de consumo, el extitular de la CGT Lavalle mencionó que “lo que pasa es que la gente no puede acceder a lo que quiere, no puede comprar el aceite de la marca que quiere o que le gusta, no puede comprar una determinada marca de fideos o lo que fuere, porque no tiene como solventarse por sí misma y está a la expectativa de lo que le dan y con eso comprar lo que le alcanza”.

“Jujuy necesita que los jujeños comencemos a sincerarnos en los discursos, en los debates y que de una vez por todas comencemos a tener políticas que sean de crecimiento y de real inclusión de las personas en un trabajo digno, cotidiano y con el que cada uno pueda satisfacer sus necesidades en la forma que consideren”, concluyó.