Bicentenario de Puesto del Marques

Señor Director, quien escribe estas líneas en homenaje al Bicentenario del Combate de Puesto del Marqués, es Franklin Chiliguay, 92 años, oriundo de Puesto del Marqués, descendiente de quien fuera el Cacique de Cochinoca: el Indio Chiliguay (1557). Un apellido que fue dando valientes a través de la historia en nuestro Norte: Santiago Chiliguay, Teniente Segundo durante la guerra con Bolivia; Celedonio Chiliguay, oficial de batallón en 1867 por disposición del Ejecutivo Provincial a cargo entonces de Cosme Belaunde, y quién junto al Teniente Primero Serafín Chiliguay combatieron por las tierras puneñas en las batallas de Abra de la Cruz y Quera.

-Este 14 de Abril recordamos una vez más la gesta heroica del pueblo puneño durante las batallas por la libertad de nuestro país.

Los españoles habían logrado avanzar en territorio Argentino y se encontraban en el Puesto del Marqués, propiedad del Marqués de Tojo y Yavi, ya plegado a la causa revolucionaria.

Entre Agosto de 1814 y abril de 1815, la historia registra dieciocho batallas independentistas, quince en nuestra provincia y tres en Salta.

Con la derrota en Puesto el jefe realista Pezuela, retrocede hasta Oruro, mientras los patriotas Alto Peruanos ocupaban Potosí, Cochabamba y Chuquisaca.

La localidad de Puesto del Marqués fue el escenario para la única victoria obtenida por el Ejercito del Norte a cargo del General Rondeau, durante la tercera campaña al Alto Perú cuyo objetivo era ocupar el territorio alto peruano, asegurar su posesión y reafirmar la soberanía de las Provincias Unidas.

Existen relatos pormenorizados de lo que fue la batalla a través de los partes de guerra resguardados en el Archivo histórico de la provincia allí se relata lo dispuesto por quien estaba al mando del Ejercito del Norte general Rondeau

“…en casa de Don Diego Cala se me informa que el Regimiento de Cazadores Montados del enemigo, al mando de su coronel Pablo Vigil se hallaba en el Puesto Grande del Marqués por lo que me propuse atacarlos por sorpresa”

Vigil – coronel realista- había sido enviado como observador por su comandante el brigadier Pedro Antonio de Olañeta, con una compañía de 300 hombres.

José Rondeau como jefe del Ejército Auxiliar, dispuso el ataque desde la hacienda de Tejada. Armó la ofensiva con caballería ligera y fundamentalmente conocedora de la zona, por lo que comisiona a un cuerpo de dragones a las órdenes de Rudesindo Alvarado, acompañados por gauchos Salto – Jujeños, comandados por el mismo Martín Miguel de Güemes.

“…a este efecto ordené que el batallón de Cazadores Infantes fuese conducido a grupa por los Granaderos a caballo, Dragones y Gauchos para llegar a una legua del enemigo”.

El enemigo fue sorprendido al amanecer, la caballería Salto Jujeña avanzó rápidamente durante la noche llegando al amanecer al Puesto del Marqués donde se divisó el campamento enemigo en pleno descanso.

“…el enemigo había dormido con los caballos ensillados, huyó en el momento y ganó terreno hasta Cangrejillos, más a pesar de esta ventaja fue tanto el empeño con que se lo persiguió que en espacio de tres leguas solo pudieron escapar el Comandante Vigil y el Capitán Valle.”

El parte de guerra da cuenta de cuatro oficiales y 105 soldados realistas muertos; heridos y prisioneros 5 oficiales y 117 soldados. De parte de los patriotas solo dos gauchos heridos.

Esta victoria provoco la huida de las tropas realistas asentadas en Cangrejillos.-

Como puesteño quiero destacar esta gesta plagada de anónimos héroes, familias enteras que de una u otra manera colaboraban para evitar el avance de las tropas. Recordamos entonces a Diego Cala que en 1813 era gobernador de Cochinoca y murió fusilado en la Sorpresa de Yavi, pero quien se sumó a las batallas independentistas.

Primero, ofreciendo su casa como lugar de reunión de los patriotas, después como baqueano del Ejercito del Norte y para las patrullas de Guemes. Estuvo bajo las órdenes de Balcarce, Castelli, Pueyrredón , Belgrano y Rondeau.

Participan también, el Sargento Mayor Cabezas muerto en combate; el Teniente José de la Cruz Ovando (gobernador de Cochinoca en 1818); el Capitán Isidro Taritolay y el Capitán Chuichui, cacique indígena, Jefe de patrulla que cae prisionero junto a Ovando. Y como ellos, muchos otros, mujeres que cocinaban para los soldados o albergaban a los heridos.

Como hijo de la tierra puneña trabajo para que la memoria no muera, por eso mi libro “Puesto, su historia y leyendas”, y reclamando a las autoridades del pueblo y de la Provincia para que sus calles lleven el nombre de estos hijos dilectos protagonistas de la historia, y si se pudiera, un monumento a la Batalla de Puesto del Marqués y a los héroes puneños que estuvieron al servicio de la Patria .

Franklin Chiliguay

DNI 3.991.129

NOTA: Franklin Chiliguay es autor del libro “Puesto, su historia y leyendas” publicado en 2012.-