La intersindical de Jujuy se movilizó y reclamaron respuestas a Eduardo Fellner

marcha interJujuy al día® – Una nutrida columna integrada por las Comisiones Directivas y delegados de los distintos sindicatos que componen la Intersindical de Trabajadores Estatales (ITE) se movilizó por las calles de Jujuy rumbo a Casa de Gobierno donde realizaron un breve acto y entregaron una nota dirigida a Eduardo Fellner y a los Ministros miembros de su gabinete exigiendo la reapertura de las negociaciones salariales para el año 2015.

Los principales referentes gremiales fundamentaron este petitorio en el hecho de haber sido el gobierno el que dio por terminada las negociaciones para esta época del año y hasta el mes de junio con un anticipo del 22% sobre los salarios retroactivo al 1ro. de marzo 2015 un piso salarial de 5.875 pesos y la elevación del piso para el cobro de las asignaciones familiares solamente para el primer tramo de los escalafones, ignorando el petitorio oportunamente realizado por la Intersindical solicitando el 32% para este primer tramo de la recomposición salarial, la elevación del piso salarial en el mismo porcentaje que los aumentos del salario, la elevación de los pisos de todos los tramos de los escalafones para el cobro de las asignaciones familiares y el blanqueo de diversos adicionales en gris y en negro que componen el salario estatal.

Los dirigentes expresaron a los Secretarios de Estado que recibieron la Nota que esperaban una respuesta positiva y nueva convocatoria reabriendo las paritarias hasta el día sábado 11 fecha en la cual terminan de abonarse los salarios del mes de marzo.

En el caso de ausencia de respuesta o si ésta fuera negativa está prevista la realización de un Plenario Provincial de la Intersindical para definir los modos de la continuación del plan de lucha aprobado a fines de febrero. En otro orden de cosas los referentes de la Intersindical anunciaron que el lunes 13 de abril estarán presentando en Tribunales una acción de inconstitucionalidad contra la Ley de Paritarias aprobado en febrero por sólo los 26 diputados justicialistas del FPV que cercena derechos elementales de los trabajadores y una medida cautelar para suspender la aplicación de dicha Ley mientras se resuelve la cuestión de fondo.