El paro contra el gobierno en Jujuy fue total

peatonalJujuy al día® – Durante la jornada de ayer, los trabajadores de Jujuy lograron un acatamiento al paro de prácticamente un 100%, paralizando la actividad laboral en la provincia. De esta manera, los gremios hicieron sentir su descontento con el gobierno nacional, y aún más con el gobierno de Eduardo Fellner.

Más allá de la falta de transporte, el alto acatamiento a la medida se debió a la expresa voluntad de los trabajadores de ir al Paro, decisión que se hizo sentir en la jornada de ayer, iniciando así un plan de lucha provincial por las reivindicaciones propias.

En muchos organismos públicos, trabajadores y delegados hicieron  paro y permanencia en los ingresos, garantizando que los aprietes y amenazas de los funcionarios impidan ejercer el derecho a huelga. La medida se sintió en la administración pública, en las escuelas, Hospitales y Puestos de Salud, en los corralones y oficinas municipales de toda la provincia.

El Paro, al que convocó ATE Jujuy, en el marco de la jornada nacional, expresa la disconformidad y el desacuerdo con la pauta salarial del 22 % de aumento que ofrece el Gobierno provincial, la falta de solución al problema de la precarización laboral en la provincia y en municipios, y el rechazo a la ley de paritarias impuesta por el Gobierno de Fellner.

Todos los trabajadores pararos en las localidades

En la zona del Ramal, como San Pedro, Libertador General San Martín, Yuto, Fraile Pintado, el paro se hizo con permanencia en las escuelas, municipios y hospitales (Paterson), en tanto que en localidades como El Talar el paro fue de un 100%. En Palpalá los camiones quedaron parados toda la jornada y no hubo servicio público.

En la zona de Los Valles, hubo asambleas y planteos particulares en reparticiones estatales, como en el hospital de El Carmen, donde hay aprietes en contra de los trabajadores. En Monterrico, San Antonio, Pampa Blanca, Perico, Puesto Viejo el paro fue contundente, se registraron escuelas cerradas, hospitales con guardia mínima y adhesión del 70-80 % en esos municipios.

En tanto que en la zona de la Quebrada y Puna el acatamiento fue de un 90%. En La Quiaca los trabajadores no concurrieron a sus lugares de trabajo y concentraron en la sede de ATE, desde donde movilizaron hacia la municipalidad y luego a Región Educativa I, para plantear reclamos puntuales.