El agro de cara a los próximos años

juan lozanoQue el mundo necesita alimentos ya no es ninguna novedad. Y que va a necesitarlos tampoco. ¿Son los alimentos que produce nuestro sector agropecuario los futuros bienes estratégicos de la humanidad?

Tanto las exportaciones como las importaciones no cesan en su caída y lo que hasta hace unos años era una victoria estratégica, se ha convertido en una pesada mochila. El “acercamiento” con China hasta le sirvió al Gobierno para detener la sangría de Reservas, pero el déficit comercial bilateral es cada vez más amplio. Tanto China como India, y un puñado más de países con un motor humano fenomenal, serán las potencias de los próximos años, y seguramente tendrán la necesidad de alimentar muchas bocas más que en la actualidad. Eso será, entonces, una oportunidad, aunque es necesario saber que las apuestas a todo o nada nunca terminan con buenos resultados. Lo cierto es que nuestro país hoy tiene fuertes restricciones externas a las que hay que sumarles una política comercial caprichosa que nos está dejando prisioneros de nuestras propias decisiones. El volumen de exportaciones – fuente genuina de divisas de cualquier país- está cayendo cada vez más potenciando la salida de capitales producto de la coyuntura económico-política actual. Sostener los ROE’s y el esquema de retenciones tal y como funcionan en la actualidad solo acelera el deterioro. Pero claro que, no debemos caer en la tentación de que “el árbol no nos deje ver el bosque”. El problema de la Política Comercial actual no son solo las retenciones y los permisos de exportación. Es fácil caer en el simplismo de pensar que estos son definitiva y absolutamente la fuente de los problemas comerciales de nuestro país. Es imprescindible tomar verdadera dimensión de las cosas y saber que, además de éstos, los focos de la política comercial del futuro deberán pensarse integralmente, como parte de una estrategia planificada orientada a encontrar y tratar de ganar nuevos mercados, a establecer una política cambiaria ajustada a las necesidades de la Balanza de Pagos y no a los caprichos de un mercado de dólares doméstico forjado a la luz de las históricas tensiones políticas.-

Insertar a la Argentina como futuro proveedor de alimentos requerirá mucha más estabilidad y transparencia en las estrategias políticas, y el esfuerzo mancomunado para articular el Sector Público y el Privado con objetivos comunes. Se debe des-estigmatizar al sector privado sabiendo que, dentro de un marco capitalista, las ansias por ganar dinero son el corazón del sistema, que debe ser regulado pero sin caprichos. El sector privado debe dejar de ver a la esfera pública como un enemigo y participar activamente en el tejido de políticas consistentes a lo largo del tiempo que contemplen el bien común. Eso es “el arte de hacer política”. Con una visión binaria como la actual solo nos moveremos en un marco pendular, perpetuo e infructuoso, bien al estilo del subdesarrollo.-

Las “ambiciones” del sector privado forman parte esencial del espíritu capitalista y esa ambición solo es nociva para el interés general cuando es abusiva. Esto sucede cuando el marco regulatorio es ineficiente y/o corrupto. De lo contrario es lo que promueve el desarrollo. No se trata de trazar políticas de asfixia o incentivo alternativamente hacia el sector productivo en un barato ensayo de lo que otrora se llamó políticas de “stop and go”, sino de unificar criterios para sacarle partida a las inmejorables condiciones de largo plazo que enfrentará nuestro país ante un mundo plenamente globalizado con una fuerte y seguramente sostenida demanda de agro-alimentos.-

El sector agropecuario debe convertirse en un sector estratégico del desarrollo de nuestro país y para eso hace falta pensar a la Argentina como un país, no como un rincón marginal de una ciudad en la que se disputan intereses como en un distrito marginal y periférico.-

Por: Juan Ignacio Lozano (*)

(*) Lic. en Economía. Consultor en Agronegocios

http://www.pregonagropecuario.com/cat.php?txt=6193#OguHFDb1DmVcrTLQ.99

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.