Aseguran que en Jujuy más del 90% de las inmobiliarias son truchas

El Ente del contralor (Dirección de Inmuebles) no supervisa la actividad como debe y es su competencia.

paneroJujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Julio Panero, Martillero Público jujeño y ex presidente del Colegio de Martilleros de la provincia, se refirió a la falta de control de parte del ente encargado de la provincia sobre la actividad de las inmobiliarias, específicamente en relación a la titularidad de los martilleros en cada una de ellas, e indicó que en la provincia de las más de 300 inmobiliarias, solo entre 20 y 25 están en condiciones y habilitadas.

Además sostuvo que no existe un ente que regule los precios de alquileres y venta de inmuebles por lo que aún se mantiene el diálogo y las negociaciones entre propietarios e inquilinos.

En relación a la regulación de la actividad inmobiliaria, Julio Panero manifestó que “en esto hay que dividir porque existe la Ley Nacional que rige la actividad profesional de los martilleros, reformada por una ley nacional de 1998, que crea la carrera universitaria y modifica artículos de la ley nacional 20.266 que sigue en vigencia y nos rige a todos”.

“En Jujuy hay una ley que adhiere a la ley nacional y por ende tenemos una ley que rige nuestra actividad de martillero público y corredor inmobiliarios. A su vez existe en Jujuy una ley provincial que es la de fraccionamiento de tierras que dice que toda inmobiliaria que quiera ejercer en la provincia debe estar a cargo de un martillero, pero esto no sucede”.

Explicó que “el órgano de contralor a través de esa ley es la Dirección de Inmuebles, ellos son los que tienen el poder de policía para controlar la actividad de las inmobiliaria y el poder de contralor sobre el profesional a cargo de la inmobiliaria que es un martillero público y allí lo tiene el Colegio de Martilleros. En la actualidad pasa que somos muy pocos los acreditados por la Dirección de Inmuebles, órgano que habilita y clausura inmobiliarias”.

“En la provincia deben existir unas 300 inmobiliarias, si no más, de las cuales 20 o 25, no más de eso, debemos esta habilitados e inscriptos en el registro de Inmuebles por ende el resto funciona truchamente”.

“Es muy difícil establecer un órgano de contralor porque no controla a los que no están habilitados como corresponde. Esto es muy difícil para nosotros porque es una competencia completamente desleal”, afirmó.

En este sentido, nuestro medio consultó al entrevistado si es necesario un ente de contralor que realmente vea la actividad, Julio Panero sostuvo “si, nosotros como Colegio de Martilleros cuando llegan denuncias nos dimos con que muchas denuncias de personas que no nos consta que fueran martilleros y por ende no estaban colegiados y ahí el Colegio no tiene competencia y el poder de policía, al tenerlo la Dirección de Inmuebles, es órgano que no está facultado para nada porque no tienen la injerencia, no se mete”.

“Debería pasarle ese poder de policía a la municipalidad para que a través de Control Comercial o el órgano que crean conveniente y se pueda aplicar y controlar más a las inmobiliarias. No hay una falta de regulación, lo que no hay son órganos de contralor que salgan a supervisar nuestra actividad y no lo hace, esa es la falla”, sostuvo.

Acerca del perjuicio que causa esta falta de control, Panero mencionó que “perjudica a todo el mundo, a los que pretendemos trabajar dentro de la ley y al usuario. Pero es posible, porque lamentablemente es de público conocimiento, que se perjudique a gente dentro de nuestro rubro pero pasa como en todas las profesiones, hay casos donde puede haber mala voluntad”.

En relación a lo mencionado por el entrevistado, JUJUY AL DÍA® lo consultó sobre la falta de ética de algunos agentes inmobiliarios o inmobiliarias para con alguna de las partes, Panero expresó que “perjuicios éticos imagino que debe haber, hay actividades no éticas y otras que son transparente y sanas, es complicado decir que es ético y que no pero deberíamos ver los casos puntuales, pero a veces hay una deslealtad entre nosotros mismos”:

En otra parte de la entrevista con nuestro medio, Julio Panero se refirió a la falta de un ente de regulación de los precios de las propiedades en la provincia y en el país, señaló que “no lo hay porque es un acuerdo de voluntades, el contrato de locación es la entrega en uso y la tenencia de una casa a cambio de un dinero, del alquiler y eso lo marca la oferta y la demanda, pero en definitiva quien marca el precio es el propietario”.

Comentó que en la actualidad “son muy pocos los propietarios que nos escuchan para saber y tener en cuenta los parámetros que tenemos, pero no hay ningún ente que pueda regular eso, porque la regulación la da la oferta y la demanda y si un propietario quiere cobrar una tontera de alquiler, lo va a hacer y de ahí verá el inquilino si lo paga o no”.

Respecto a si se mantienen aún hoy posibles las negociaciones entre propietarios e inquilinos, mencionó que “las hay, lo que pasa es que inclusive en mercados tan chicos como los nuestros la ‘falta de ética’, es porque a veces la demanda a veces supera la oferta pero en el mundo comercial es así, cuando la oferta es inferior a la demanda, las cosas suben si tuviéramos la situación inversas, los precios serían distintos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.