Mal nutrición de los niños en Jujuy: “los comedores escolares se transforman en llenadores de panza”

No prevén todo lo que deben para una alimentación balanceada

martinez cristinaJujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Cristina Martínez, Jefa del Servicio de Nutrición del Hospital de Niños de Jujuy “Doctor Héctor Quintana”, se refirió a la situación nutricional de los niños jujeños y sostuvo que en la generalidad de los casos, existe una mala nutrición en los menores, que conlleva a la aparición de patologías como el sobrepeso y la obesidad y sus complicaciones derivadas de las mismas.

Indicó que la situación nutricional de los niños está siendo afectada por múltiples factores tales como el económico, la industrialización, la asistencia social, los malos hábitos alimenticios, entre otros.

Cristina Martínez manifestó que “el estado de los chicos de Jujuy se ve reflejado un poco por lo que uno atiende por consultorios en el hospital como en los consultorio privados, así también por la demanda de las evaluaciones que hace el Ministerio de los preescolares y los chicos que salen de 7º grado y eso no lleva a ver mucho, más que antes, dos patologías por exceso de alimentación, la obesidad y el sobrepeso, que son las patologías prevalentes hoy”.

Indicó que “esto es lo que más se ve en los consultorio, si bien hay otros tipos de patologías, pero en general, siempre en la consulta diaria hay uno o dos casos con sobrepeso y obesidad”.

JUJUY AL DÍA® consultó a la titular del Servicio de Nutrición del Hospital de Niños si considera que en general los niños de nuestra provincia se encuentran mal nutridos, Martínez explicó que “así es pero hay que entender la mala nutrición como la falta oportuna en cantidad y calidad de nutrientes que cada niño requiere para crecer en forma saludable”.

También la entrevistada fue consultada por nuestro medio acerca de la existencia de casos de desnutrición social, es decir por falta de alimentación, Martínez respondió que “desde que comencé a trabajar aquí, alrededor del 1984, teníamos mucho casos de desnutrición primaria, es decir por falta de alimentos, pero en el tiempo esa desnutrición, o bajo peso fue cambiando y se fue transformando en sobrepeso y obesidad y se ha visto chicos con grandes casos de obesidad, complicados”.

Explicó que la prevalencia de estas patologías “tiene mucho que ver con la calidad de alimentación, los planes sociales que dan cajas alimentarias muy ricas en hidratos de carbono, mucho tienen que ver la industrialización, el ambiente obesogénico, es decir que hoy salimos a la calle, o acá en la puerta del hospital, hay kioscos que venden facturas, comida, pollo, gaseosas y constantemente las personas están motivadas a ingerir alimentos”.

Agregó que “se hizo costumbre que cada vez que salimos al centro a hacer una diligencia con los chicos siempre se pasa por el kiosco por algún tipo de alimento, y eso ha ido condicionando y transformando la alimentación, a no respetar horarios, a la comida fácil o de bajo costo, falta de tiempo de los papás para cocinar o prever una alimentación adecuada”.

Aseguró que hoy “las escuelas o comedores escolares no prevén todo lo que deben proveer para una alimentación balanceada y se transforman en simples llenadores de panza, no cubren los requerimientos nutricionales específicos y esto se debe a los bajos presupuestos que recibe cada comedor escolar o comunitario”.

“Todo esto va sumando y ayuda a que surjan estas patologías que hoy son prevalentes no solo en la provincia, sino nivel nacional, latinoamericano y mundial”, afirmó.

En relación a las razones por las cuales estima que ha cambiado la situación nutricional la cual ha producido la aparición de nuevas patologías infantiles, Cristina Martínez sostuvo que “creo que puntualmente tiene que ver con temas como la industrialización que hace que todo sea muy rico en calorías, es decir que los alimentos sean hipercalóricos, que la gente consuma mucho más de lo que requiere y que haya mucha comida chatarra al servicio de la población”.

Agregó que “también está la falta de dinero adecuada para proporcionar una alimentación balanceada, la falta de tiempo que hace que los papás no puedan atender adecuadamente a sus hijos y esto lleva a que la heladera se llene de cosas fáciles y rápidas para cocinar, y no hay que olvidarse de la propaganda, la difusión con la que los chicos aprenden a comer de una manera no adecuada para su salud”.

Para finalizar, JUJUY AL DÍA® consultó a la titular del Servicio de Nutrición del Hospital de Niños de nuestra provincia, sobre los riesgos que existen en el corto y mediano plazo para los chicos que padecen de esta mala nutrición.

Cristina Martínez manifestó que “en primer lugar los condiciona a tener ciertas patologías y las que primero aparecen son el sobrepeso y obesidad que también condiciona a que aparezcan más temprano patologías que son crónicas como hipertensión arterial, diabetes, problemas cardiacos, es la suma de condicionantes que hacen que cada vez haya más demanda del sistema de salud”.