“La sociedad de occidente es nefasta con los abuelos, pero tenemos que volver a revalorizar la vida de esta gente”

valdez H S AntonioJujuy al día® – En la mañana de ayer nuestro medio visitó las instalaciones del Hogar San Antonio, un centenario hogar que alberga abuelos, muchos de ellos abandonados por sus familias, que han encontrado en sus pares y en la comunidad de la institución, una nueva familia con quien compartir su vida.

Este Hogar es un lugar que tiene muchas necesidades y subsiste gracias a la solidaridad de nuestra comunidad. Actualmente alberga a más de 50 abuelos de toda la provincia, de otras partes del país y de nuestro continente, donde además de contener sus necesidades básicas le dan el amor y el afecto que ellos tanto necesitan.

Nuestro medio pudo dialogar con el Presidente de la Comisión Directiva del Hogar San Antonio, Juan Carlos Valdez, y rescató además la historia de vida de una abuelita que vive en el Hogar, una mujer de 94 años de edad, que fue nombrada como la 1° enfermera de San Salvador de Jujuy, Julia Méndez Alcoba, quien compartió con nosotros parte de su historia.

Julia Méndez Alcoba comenzó nuestra charla manifestando que “fui la primer enfermera, en ATSA me nombraron como la número 1 de San Salvador de Jujuy luego de haber trabajado más de 33 años en el Hospital. Yo me eduque en Salta y me vine a Jujuy con 18 años luego que mi tío me entregó a mi hermana, y él me alentó para que me reciba porque tenía una hija que era enfermera y partera en Buenos Aires y era muy inteligente”.

Agregó que “él me dijo que su hija me iba a prestar los libros para que estudie pero a mí no me gustó la obstetricia y le dije al director del hospital de aquel momento que quería ser enfermera y que me mandara por todas las salas, y así empecé”.

Nos comentó que “estoy acá hace un año y un mes, en noviembre hizo un año que me vine de Santa Cruz donde estuve cerca de tres años, pero mi hija está acá, y yo la lloraba desde allá y ella desde acá, era triste, no sabe lo que he pasado con ella”.

Continuó su relato diciendo que “yo me case y me separe porque él era muy ‘tomador’ y con 42 años él quería reconciliarse porque yo era muy trabajadora pero cómo iba a trabajar para el varón y mi hija enferma”.

“Los médicos le decían que mi hija estaba enferma y como me iba a dejar trabajar solo a mí, y él contestaba cuando le preguntaban que hacía, ‘no hago nada porque no puedo, estoy enfermo’, y yo les decía que estaba enfermo de tanto doblar el codo, de tanto tomar, así que le dije a los abogados que prefiero que se vaya y así trabajar para mi hija y para mí. Nunca más estuve con otro hombre, me quede sola para trabajar por las dos, pero luego me robaron todo”.

Continuó “vendí mi casa y se agarraron mi plata e hicieron lo que quisieron, cuando no le he pedido ni 5 a nadie, pero así fue”.

Nuestro medio le preguntó a la entrevistada si vienen a visitarla sus familiares al Hogar, y respondió que “hay algunas que he querido mucho y nunca han venido, y aquí no tengo a nadie más que mi hija, a la que voy a ver acompañada por la enfermera del hogar, porque ella está enferma”.

Sobre cómo es vivir en el Hogar, Julia Méndez Alcoba nos mencionó que “es muy lindo, estoy muy bien gracias a Dios, a veces la comida es un poco fea –dijo mientras se reía- pero uno la come, se acostumbra”.

“Pero cuando pueda me voy a ir con una compañera enfermera a comer unos bifes a algún lugar, es un deseo que tengo, pero acá estoy muy bien. Hoy no puedo comer de todo porque tengo que tomar remedios y mucha agua”, manifestó.

hogar san antonioPor su parte, el Presidente de la Comisión Directiva del Hogar San Antonio, Juan Carlos Valdez, fue consultado por nuestro medio acerca de las necesidades que actualmente tiene la institución.

Manifestó que “la verdad es que las necesidades son muchas, esta institución tiene más de 100 años de antigüedad y le presta servicio a los abuelos y a las abuelas, y necesitamos todo tipo de ayuda, pero hoy funcionamos gracias a la comunidad. Si bien es cierto que desde el gobierno tenemos un pequeño subsidio pero tenemos que pagar empleados, comprar comida, ver por la atención médica, remedios, pañales, que es lo que el Hogar necesita porque estas personas han llegado a cierta edad que necesitan un control”.

Recalcó que “estamos funcionando gracias a la comunidad, todos los días hay gente que se acerca al Hogar, se hace socio y nos deja pañales, un kilo de fideos o de arroz. Es un Hogar que existe por la comunidad, ha nacido para eso, para ayudar a las más de 50 personas que viven hoy acá, abuelos abandonados, otros que tienen familia, pero vemos que muchas veces en las casas no los valoran mucho a los abuelos y los traen acá, y en este lugar están acompañados, tienen a horario su comida, la gente ve si le falta algo, si tienen algún dolor, y ellos inmediatamente dan señales de lo que necesitan”.

En este sentido, JUJUY AL DÍA® consultó al Presidente de la comisión Directiva del Hogar, si considera que las familias de Jujuy piensa que el Hogar es un lugar para dejarlos abandonados a nuestros abuelos, Juan Carlos Valdez respondió diciendo que “por ahí el imaginario debe ser así, pero esto es un Hogar con todo el calor de una casa, tiene amor, tiene todo lo que se le puede dar, acá se le trata de brindar lo que ellos carecen, y más allá que le demos una comida, lo que más necesitan es afecto, darles la mano, acompañarlos, ellos se dan cuenta y lo valoran”.

También nuestro medio preguntó al entrevistado si son frecuentemente visitados por sus familias o están abandonados por ellos, Valdez mencionó que “hay abuelas a las que han dejado mucho tiempo de las cuales quizás no conocemos nada de su vida, pero entre ellas se acompañan, como una familia, con mucho amor. Sin embargo viene mucha gente a visitarlos, quizás ahora en vacaciones no tanto, pero el resto del año vienen chicos de las escuelas, estudiantes de enfermería que vienen a hacer sus prácticas, estudiantes universitarios, gente que viene a dar dos horas de su vida para la atención de los abuelos”.

“Viene mucha gente, pero quiero decir que cuando uno llega a cierta edad se le debe dar el valor que realmente tiene, pero esta sociedad de occidente es nefasta con los abuelos, tenemos que volver a revalorizar la vida de esta gente, cuando llegan acá no nos interesa quienes son, sino la etapa de su vida que están viviendo y le damos toda la ayuda y corregimos todos los errores, porque día a día los tememos y hay que corregirlos”, sostuvo.

En este sentido, JUJUY AL DÍA® consultó al entrevistado si considera que los jóvenes y adolescentes no valoran a sus abuelos, a las personas mayores, Valdez sostuvo que “si, la verdad que sí, pero acá tratan de venir chicos, comparten con los abuelos, juegan, conversan, les tocan canciones, está cambiando de a poco”.

Para finalizar, Juan Carlos Valdez comentó a nuestro medio que días pasados “tuvimos problemas con el suministro de agua, al parecer se rompió una cisterna, aparentemente por las crecientes, es un problema de Agua de los Andes pero ya lo superamos, fueron 3 o 4 días donde las abuelas del Hogar Santa Ana se quejaron porque estaba faltando agua”.

Agregó que “el resto de los servicios están bien, los pagamos gracias a la comunidad, y estamos refaccionando las habitaciones para tratar de contener más gente porque ese es el sentido de este Hogar”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.