“¿Educar hijos o ser promovido?” Una reflexión sobre las actuales políticas de RSE en las empresas turísticas y su influencia en la sociedad.

sofia pereira 1Con el inicio de año, muchas familias o parejas se sientan a conversar sobre el futuro profesional y su relación con las prioridades familiares. ¿Contratar una niñera para que pueda aceptar un nuevo trabajo o trabajar más horas?, ¿Quedarse en casa educando los hijos y arriesgarse a nunca más ingresar al mercado de trabajo? Estas son cuestiones que ciertamente todas las familias ponderan o ya tuvieron que ponderar cuando tienen hijos pequeños. ¿Cuál será el equilibrio perfecto? ¿Dar prioridad a los hijos o al trabajo?

Quizás para muchos, la respuesta sea inmediata, no obstante para otros es una inquietud. También lo podríamos argumentar desde el punto de vista de la necesidad económica de cada familia particular o de la voluntad de uno de los padres en quedarse en casa o no. En una coyuntura económica como la actual, ¿no es una irresponsabilidad renunciar a un trabajo para dedicarse a cuidar de los niños?

Intentando llegar a alguna conclusión, nos damos cuenta que es injusto que la sociedad de hoy nos imponga tales elecciones. ¿Desde cuándo la familia es un obstáculo al perfeccionamiento y crecimiento profesional? ¿Por qué hay que ser todo o nada, dónde está la zona gris?

Muchos padres se sienten frustrados, culpables e impotentes ante la falta de tiempo para estar junto a sus hijos, por tener que dejar su educación en manos de terceras personas, por no poder acompañarlos en sus actividades. La necesidad de conciliar vida familiar y laboral no puede separarse de la idea de corresponsabilidad en la familia y en la propia sociedad. La familia es la base de una sociedad bien construida y equilibrada.

Con frecuencia, un puesto de trabajo en el sector del turismo implica jornadas laborales irregulares o demasiado extensas, mala remuneración, sistemas de turnos inadecuados, trabajo por temporadas, trabajo itinerante (en ocasiones, con separación de la familia), falta de derechos sindicales y alta carga física para el trabajador. (KATE, Tourism Watch & ACSUD, 2006)

Por un lado, el turismo, es un elemento prometedor para la mejora de la situación laboral y para el desarrollo económico de la sociedad; pero por otra, es causante de muchos problemas sociales, culturales y ecológicos caracterizado en sus relaciones laborales por una alta carga laboral, la dependencia de las temporadas y la falta de protección social. (KATE, Tourism Watch & ACSUD, 2006)

De esta forma, el turista responsable y las políticas de Responsabilidad Social Empresaria (de ahora en delante RSE) surgen como estrategias para el desarrollo social de un destino turístico y la integración o conciliación de la vida laboral y familiar.

Según un estudio realizado por la organización por el desarrollo ACSUD – Las Segovias – Asociación para la Cooperación con el Sur, basado en la experiencia de Argentina (2004) y Guatemala (2005), los turistas responsables respetan el medioambiente, las comunidades que visitan, sus costumbres y tratan de consumir productos de la región que visitan contribuyendo para el desarrollo de la economía local. Los turistas responsables tienen un interés particular en conocer con mayor detalle la proactividad de las empresas dentro del ámbito de la RSE y dan a conocer esa realidad a otros turistas ya sea a través de las redes sociales o en sus vínculos más estrechos. Los turistas tienen una sensibilidad cada vez mayor respecto a los estándares ambientales, sociales y económicos en el sector del turismo, razón por la cual son más exigentes ante las empresas.

Ya no es suficiente reducir las acciones nefastas al medio ambiente, sino que el concepto de RSE es mucho más complejo: va desde la gestión económica de la empresa, hasta la protección y no contaminación del medio ambiente, pasando por protección social de sus trabajadores.(KATE, Tourism Watch & ACSUD, 2006)

La RSE es más que una estrategia o una acción de marketing o de filantropía de las empresas, es una forma de estar en el mundo, en la sociedad donde están ubicadas. Para siguieren exitosas en este mercado cada vez más competitivo, las empresas turísticas incluidas las Pymes se ven obligadas a adoptar acciones de responsabilidad social.

Se considera que la RSE puede definirse como “el arraigo de objetivos económicos, sociales y ecológicos en la estrategia empresarial, con el fin de fomentar la transparencia de la comunicación y un equilibrio al momento de tomar en consideración los intereses de las diferentes partes involucradas (stakeholders) (colaboradores, clientes, proveedores, accionistas, vecinos y otros grupos de intereses)”. (KATE, Tourism Watch & ACSUD, 2006)

Es así que, en la dimensión interna de la RSE, surge la política de conciliación trabajo-familia orientada hacia los empleados, en la cual las empresas deben implementar acciones para el beneficio de su personal visando satisfacer sus necesidades y garantizar condiciones para el cumplimiento de las responsabilidades familiares, considerando la familia como una prioridad en la empresa.

En el contexto de los destinos turísticos, una de las estrategias que el gobierno de España presenta en su informe de Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas 2014-2020 es: “impulsar actuaciones dirigidas a facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de los trabajadores y la corresponsabilidad en la asunción de responsabilidades familiares y de cuidado. El objetivo es favorecer la aplicación de fórmulas como el teletrabajo, de mecanismos que permitan la organización flexible del trabajo, y otras que faciliten la racionalización de los horarios y la conciliación de la vida personal, familiar y profesional. Asimismo, se promoverán prácticas empresariales “familiarmente responsables”, a través del apoyo a iniciativas en este ámbito.

Ya Argentina cuenta con un Instituto de Responsabilidad Social (I.A.R.S.E) fundada en el año 2002 con la misión de generar conocimiento público y herramientas de gestión para promover y difundir el concepto y la práctica de la RSE a fin de impulsar el desarrollo sustentable de Argentina.

Con la idea de apoyar esta tendencia hacia la RSE, la senadora María Laura Leguizamón presentó un proyecto de ley que, entre otras cosas, establece que las empresas con más de 300 trabajadores deben elaborar un balance que evidencie su compromiso social y ambiental en sus operaciones y relaciones con empleados, accionistas y proveedores, clientes y comunidad para que en el momento de hacer negocios la responsabilidad social empresaria sea la regla y no la excepción. El balance social es una herramienta de RSE, que permite que la comunidad conozca y evalúe los efectos de las actividades con una información transparente. (Larocca, 2008)

Buscando empresas turísticas que están comprometidas con el equilibrio entre la vida personal, laboral y familiar de sus colaboradores – específicamente el rol de madre/padre de sus colaboradores – se encontraron dos ejemplos que valen la pena seguir:
Compañía Aérea de Bandera de Portugal – TAP: cuenta con una guardería abierta 24 horas que recibe los hijos de sus colaboradores, niños desde los cuatro meses.

Aerolínea LAN, del grupo LATAM Airlines: lanzó un video promocional a su política de RSE de conciliación trabajo-familia titulado “Ser madre es un plus”, que refleja la realidad a la que se enfrentan muchas mujeres a la hora de buscar trabajo tras ser madres, y en el que se realzan las capacidades y habilidades de ser madre. https://www.youtube.com/watch?v=zqSISPX4PEE

A modo de conclusión, se podría decir que aunque se conozca teóricamente el concepto de turismo sustentable y que se invierta en marketing para transmitir que los destinos y empresas tienen políticas sustentables, la realidad de Argentina y principalmente de Jujuy es otra. El modelo de turismo practicado actualmente no cubre las tendencias de la demanda ni las necesidades de la sociedad. Se sigue desarrollando el turismo como se hacía hace más de tres décadas cuando hoy, las condiciones sociales, ambientales y económicas son muy diferentes.

En una sociedad en crisis, en que las familias se deparan con una escoja difícil dictada por el mercado laboral, las empresas y los turistas tienen un rol fundamental en el equilibrio social y tienen el poder de contribuir al bienestar de la sociedad. Lógicamente, esto implica necesariamente un cambio de mentalidad y de cultura por parte de los turistas en relación al consumo de servicios de empresas turísticas socialmente irresponsables. Ya para las empresas, una de las formas de incentivar las empresas a adoptar esta conducta socialmente responsable es a través de la certificación en RSE.

El empleo turístico, como se ha reiterado, tiene unas particularidades muy específicas. Aun así, es posible adoptar estrategias empresariales que faciliten la conciliación entre la vida laboral y familiar, como por ejemplo: diseñar políticas de flexibilidad horaria, incluir medidas de protección de la paternidad, proporcionar los mecanismos para el acceso a la jornada reducida y a tiempo parcial y la no discriminación a la reintegración en el mercado laboral en el caso de la pausa por paternidad.

Es importante que la política de conciliación sea instaurada en la gestión de las empresas turísticas, pero para que esto sea posible, es necesario que esta política también forme parte del entorno social y legal del país, para que en un escenario de integración y no discriminación sea posible avanzar hacia una sociedad sustentable.

Ya decía el famoso poeta brasilero: “El secreto no es correr detrás de las mariposas… Es cuidar el jardín para que ellas vengan hasta tí”.

 

Ana Sofia Apolónia Baeta Pereira de Calvó
Licenciada en Gestión y Planeamiento en Turismo
Coordinadora y docente de la Licenciatura en Turismo de la Universidad Católica de Santiago del Estero – Departamento Académico de San Salvador de Jujuy

Este espacio no se destina a encontrar responsables o a “señalar con el dedo”, pretende ser un espacio de reflexión sobre variados temas relacionados con el turismo en que la idea principal es que cada ciudadano puede hacer la diferencia contribuyendo para un mejor desarrollo turístico de la provincia de Jujuy.

BIBLIOHEMEROGRAFÍA CONSULTADA
CAPRIOTTI, P. SCHULZE, F. 2010. Responsabilidad Social Empresarial. Colección libros de la Empresa Executive Business School. p. 57 – 61
CHIAVENATO, I. 2001. Administración de Recursos Humanos (5ª edición, pp. 120). Editorial Nomos.
KATE – Centro de Ecología & Desarrollo, Tourism Watch & ACSUD – Asociación para la Cooperación con el Sur. 2006. Empresas turísticas y su responsabilidad global. Sttutgart.
LAROCCA, H. A. 2008. Responsabilidad Social Empresarial. en: AAVV, Principios fundamentales para la administración de organizaciones. Buenos Aires: Pearson.
RUBINSZTEIN, D. A. 2014. Clases 4 y 5 de Seminario de RSE. Maestría en Desarrollo y Gestión de Destinos Turísticos. Quilmes.

Páginas web:
• ACSUD – Las Segovias – Asociación para la Cooperación con el Sur en http://turismoresponsable.net/ consultada el 10/1/2015
• Campaña de LAN en http://rseonline.com.ar/ consultada el 11/1/2015
• Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas en
http://www.empleo.gob.es/es/sec_trabajo/EERSE_WEB.pdf consultada el 11/1/2015
• I.A.R.S.E. Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresarial. http://www.iarse.org/new_site/site/ consultada el 10/1/2015.
• Informe de Sustentabilidad de TAP 2013 en
http://new.flytap.com/prjdir/flytap/mediaRep/editors/Contentimages/PDFs/Institucional/Relatorios/2014/TAP_Relatorio_Sustentabilidade_2013_PT.pdf consultada el 11/1/2015

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.