“El boxeo y mi humilde trabajo en el mercado me ayudaron a salir de los problemas de la delincuencia”

boxeadorJujuy al día® – Fabián “Chunay” Aramayo, es un ejemplo de vida con sus 22 años de edad, un ejemplo de cómo el deporte y la perseverancia pueden lograr cambiar la realidad de los adolescentes y jóvenes que hoy más que nunca están expuestos a caer en las adicciones y la delincuencia generadas por la gran exclusión social que existe en nuestro país, de la que Jujuy no escapa.
Fabián Aramayo es un joven boxeador jujeño con grandes aspiraciones y futuro, que admira a Marcos “Chino” Maidana, que sueña con pelear profesionalmente y llegar al ring de su pelea más importante montando un caballo vestido de gaucho, pero con sus cortos 22 años ya ganó la pelea más importante de su vida gracias al deporte, a su trabajo y al entrenador Daniel Miranda, que fue salir de las adicciones y la delincuencia que afrontó, como tantos otros jujeños, durante su dura niñez y adolescencia.
El joven boxeador jujeño diálogo con nuestro medio y contó las duras situaciones que desde muy chico tuvo que enfrentar, de cómo el boxeo le salvó y cambio la vida y por supuesto habló del hambre de gloria que envuelve sus guantes y sus ilusiones cada vez que sube al ring.
En una charla con JUJUY AL DÍA®, Fabián “Chunay” Aramayo compartió su historia de lucha y perseverancia que lo convirtió de un niño sufrido a una gran promesa del box jujeño.
Manifestó “mi vida fue muy sufrida, ya desde los 10 años comencé a trabajar porque no tenía apoyo de mi familia, prácticamente vivía solo, como un chico de la calle, andaba de fiesta y en todo lo que la calle le brinda a un chico en esas condiciones, hasta que conseguí trabajo alrededor de los 11 años”.
Expresó que “así era mi vida hasta que conseguí mi trabajo y comencé con el boxeo. Hoy el boxeo es todo para mí y lo digo por como andaba antes y como sufría, me hice odiar con todo el mundo, era en sí muy kilombero y el boxeo me cambio en todo sentido, hasta mentalmente, su disciplina me ayudó un montón, y hoy no le doy cabida a los problemas en la calle porque se lo que soy y gracias a boxeo aprendí a ser buena persona y también por toda la gente, mi gente, que me ayudó, y logre hacerme querer en todos lados”.
En relación a su difícil vida, nuestro medio preguntó al joven boxeador jujeño si cayó en la delincuencia y en las adicciones, Fabián Aramayo expresó “sinceramente debo decirlo, he caído en las drogas desde muy chico, a los 10 u 11 años caí en las droga, en el alcohol, en todo las cosas malas, también delinquía, robaba, hacia muchos problemas y además andaba de farra”.
“Pero gracias al boxeo y también a mi humilde trabajo en el mercado, por el cual hasta al día de hoy doy gracias a Dios por tenerlo, porque me ayudo en muchas cosas, me sacó de donde estaba metido, me ayudó de salir de los problemas de la delincuencia porque es lo que uno hace para buscar y conseguir plata, a lo que primero recurre es a la delincuencia, pero gracias a todo eso, y a mí gente salí de esos problemas”, comentó Aramayo.
También brindó su visión acerca de los adolescentes y jóvenes excluidos y que están inmersos en las situaciones que él pudo superar, señaló “la verdad que es feo porque hoy en día todos se andan drogando, tomando y culpa de la droga aparece la delincuencia, los chicos se pierden y ya ni a los amigo los perdonan, hasta a veces se terminan matando culpa de la droga y alcohol. Hay que ayudarlos a salir de eso” aseguró.
Por otra parte, el entrevistado se refirió a su carrera boxística y a su futuro como profesional.
Fabián “Chunay” Aramayo manifestó “mi carrera de boxeador comenzó hace 3 años y medio, y debo decir que siempre me gustó el boxeo y buscaba donde aprender pero nunca aparecía en el barrio, lo que siempre había era karate o taekwondo pero nunca llagaba el boxeo, hasta que finalmente llego, y gracias a mi profe, a su hijo Marcos, a mis compañeros soy lo que soy porque siempre me brindan su apoyo y me alientan a seguir entrenando”.
Mencionó que en su carrera “llevo entre 28 y 29 peleas amateur, en septiembre gané el titulo provincial de mi categoría, Wélter, y ahora si Dios quiere viajamos a Chile a un torneo sudamericano y aun tenemos que hablar del profesionalismo pero eso será dentro de poco, espero que sea antes de mitad de año”.
Acerca de su entrenamiento, señaló que “mi día comienza a las 6 de la mañana, es cuando salgo a correr por una hora y luego me voy a trabajar al mercado desde las 8 hasta las 13:30. Luego entreno desde las 14:30 a las 17:30 y nuevamente me voy volando a trabajar hasta las 22 horas, así son todos los días”.
También Fabián Aramayo comentó a que boxeador argentino admira y cual es uno de sus sueños cuando sea profesional, expresó que “la verdad me gusta el estilo del ‘Chino’ Maidana, su forma de ir de frente y darle para adelante, porque así soy yo, nunca me gustó achicarme ante nada”.
Agregó que “algún día pienso en entrar a una pelea y llegar hasta el ring montado a caballo con un traje de guacho, eso me gustaría poder hacerlo”.
“Sé que lo puedo conseguir, y esto lo digo por lo que aprendí y va dirigido a todos los chicos, cuando uno lo quiere, cuando uno se lo propone se puede conseguir todo, yo comencé siendo nadie en mi barrio, nadie me tenía fe, siempre me bajoneaba porque andaba en la mala vida, pero hoy pude conseguir mediante el boxeo, y gracias a mi profe que siempre me está aconsejando y que siempre me llevó por buen camino y me ayudó y me ayuda en todo momento, pude conseguir ser lo que soy hoy”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.