Jujuy: Un ingenio redinamizado para la micro región de San Pedro y La Esperanza

Jujuy al día® – Entendiendo que la recuperación global del ingenio La Esperanza no es una cuestión que sólo involucra a la planta productiva, sino que abarca toda la región, en febrero de 2014 el Banco Mundial declaró la elegibilidad de la Micro Región de San Pedro y La Esperanza en la Provincia de Jujuy, como área susceptible de recibir apoyo financiero para su reconversión productiva. En este sentido se está llevando adelante un programa de desarrollo de diferentes actividades productivas como la apícola, hortícola, forestal, avícola, de cerdos, entre otras con el fin de recuperar su tejido social y productivo.

Para comenzar a solucionar la falta de oportunidades y cambiar el signo de las expectativas de la población local, se pusieron en marcha proyectos cofinanciados entre el Ministerio de Agricultura de la Nación y organismos internacionales -Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y la Corporación Andina de Fomento (CAF)- que son coordinados por la Unidad para el Cambio Rural (UCAR) del Ministerio de Agricultura de la Nación.

En el marco del Programa de la Microrregión de San Pedro y La Esperanza, se iniciaron en agosto en San Pedro de Jujuy las capacitaciones correspondientes al inicio de los proyectos productivos en una acción conjunta entre la Unidad para el Cambio Rural (UCAR), el INTA y Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE).

Todo esto es acompañado de una visión que procura mejorar la calidad de vida de la población, un tema donde es central la articulación con las carteras nacionales de Planificación y de Trabajo. Entre otros aspectos, se están creando las condiciones para la construcción de unidades habitacionales y el mejoramiento de las existentes, la ampliación de redes de agua potable y de redes cloacales y la introducción de nuevas tecnologías de comunicación e información, asegurando la conectividad para estas zonas. También fue considerada la atención de la salud -ya hubo iniciativas en conjunto con el hospital de La Esperanza- y la oferta de becas de estudio.

Uno de los objetivos centrales es que los jóvenes tengan oportunidad de desarrollarse en un marco de posibilidades de empleo de calidad, educación y servicios y que convivan con una cultura de trabajo. En este sentido, el ingenio La Esperanza es la columna vertebral de este proceso que va mucho más allá de rescatar una empresa, y que ya hoy, a un año y medio de la zafra número 131, puede ofrecer un modelo de cómo a través de la presencia del Estado, la unidad y la inteligencia se pueden abrir nuevos horizontes para todos los habitantes de la Argentina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.