Inseguridad en Jujuy: delincuentes vestidos de policías realizaron un raid delictivo

En un par de horas y se alzaron con un botín de más de 20 mil pesos, armas y un vehículo

Jujuy al día® – En la madrugada de ayer y en menos de 3 horas, una banda de peligrosos delincuentes realizaron un violento raid delictivo por diferentes zonas rurales de la provincia, donde golpearon, maniataron y asaltaron a tres familias, llevándose consigo un importante botín que incluyo dinero en efectivo, armas y vehículos.

Fuentes policiales informaron a JUJUY AL DÍA® que todo comenzó alrededor de las 2:10 de la mañana de ayer, cuando la Policía tomó conocimiento que al menos 4 sujetos vestidos de policías ingresaron a una Finca de la localidad de Aguas Calientes.

Al ingresar al lugar, el propietario de la denominada finca Mamani, logró escapar de los malvivientes pero no así su hijo y otras personas que se encontraba en el lugar, quienes fueron golpeados y maniatados, y posteriormente se dieron a la fuga tras sustraer dos rifles y dos escopetas a las víctimas.

Tan solo unos 20 minutos después, la Policía es alertada acerca de otro hecho de similares características, esta vez en una finca de Puesto Viejo.

Al lugar ingresaron entre 4 a 5 sujetos vestidos de igual forma que los delincuentes anteriores, por lo que se sospecha que serían los mismos, donde sorprendieron a la propietaria de la Finca Merlo, una mujer de 50 años de edad identificada como Nora Merlo, a la que, con el mismo modus operandi, agredieron y maniataron, para sustraerle la suma cercana a los 20 mil pesos y se dieron a la fuga.

Posteriormente, alrededor de las 4 de la mañana, desde el sistema 911 de Salta informaron de una llamada producida desde la Finca Cayetano de Aguas Calientes, donde indicaron que 4 a 5 sujetos vestidos como policías ingresaron al lugar y robaron: un automóvil Volkswagen Gol de color azul y una motocicleta de 200 cc.

Además al propietario del lugar, identificado como Alonso Castellón Silaver, le sustrajeron la suma de 2 mil pesos, un rifle calibre 22, un televisor LED de 32” y otros elementos de su propiedad.

Hasta el cierre de nuestra edición no se habría identificado a los atacantes ni se habrían producido las detenciones de los delincuentes.