Pablo Baca efectuó un balance: Un año donde persistieron déficit estructurales y creció la expectativa del cambio

Jujuy al día® – El diputado Pablo Baca (UCR) señaló que en 2014, como en años anteriores, se han evidenciado la falta de decisión del oficialismo para impulsar el desarrollo, interpretar las demandas sociales y gestionar soluciones acordes a ellas. Observó que la inacción del gobierno se ha traducido en una grave situación económica y social, pero también ha impactado en la percepción política de la ciudadanía, que en diversos instrumentos de medición, está revelando el hastío por el estado de situación y expresando un reclamo de cambio. Confió el legislador que en 2015 permitirá avanzar en una alternancia en la conducción de gobierno que –auguró- liderará el radicalismo.

Observó, de frente a un nuevo proceso político, que hay temas fundamentales relegados en la agenda del gobierno de la provincia que tienen que ser abordados con urgencia, entre los que mencionó la situación de la salud pública y la problemática del microtráfico de drogas, que ha penetrado el territorio, provocando una epidemia de salud como las adicciones que afectan en particular a las franjas infanto juveniles.

Señaló Baca que el atraso institucional de la provincia será revertido a partir de un nuevo gobierno en el 2015, con la mejora de la calidad institucional de la democracia en Jujuy. En este sentido recordó la lucha de la UCR por una agenda que incluye por una parte un gobierno transparente, con acceso a la información y mecanismos de control de la corrupción, pero además también canales de participación y deliberación que permitan receptar las demandas de los jujeños en el marco de un debate democrático. Apreció que el oficialismo y sus aliados en Jujuy han alentado una cultura configurada por prácticas violentas, que obturan el diálogo que reclaman.

Afirmó que es fundamental combatir la corrupción dentro del Estado porque los recursos que se pierden por el mal manejo de recursos, son los que faltan para fortalecer las capacidades estatales. Y en esta línea recordó que la UCR ha promovido la creación de una Oficina Anticorrupción y cambios en la legislación de Ética Pública para que los ciudadanos puedan conocer la evolución patrimonial de los funcionarios a través de sus declaraciones juradas, y una constitución del organismo de aplicación que establece la ley.

“Hay una cultura institucional configurada por el oficialismo en Jujuy que resiste los cambios en materia de derechos, a lo que suma además un distanciamiento de las demandas sociales y una falta de deliberación política con las minorías, lo que entre otras cosas, disminuye la eficacia de la labor legislativa, donde muchos temas ni siquiera han sido debatidos”, observó.

Pablo Baca señaló que el radicalismo se prepara para afrontar en 2015 el desafío de ser la fuerza política que interprete a las mayorías populares en Jujuy, para habilitar una nueva agenda, sensible a las demandas sociales y configurar un estado que sea capaz de cumplir su cometido de garantizar los derechos fundamentales, en el marco de una administración democrática.