Encuestas: “Para poder burlar la realidad, hay que conocerla”

Darrell Huff, en 1954 publicó, tal vez, su mejor obra. La tituló “como mentir con estadísticas”. El autor, con ingenio y humor da a conocer algunas técnicas con las que se puede hacer ver una realidad distinta de la que se vería si se expusiera de otra manera.

Este aseguraba que el lenguaje secreto de las estadísticas, tan atrayente a una cultura que se apoya en los hechos, se emplea para causar sensación, deformar, confundir y simplificar en demasía. Los métodos y los términos estadísticos son necesarios para informar sobre los datos masivos de las tendencias sociales y económicas, las situaciones de los negocios, las encuestas de “opinión” y los censos; pero sin escritores que utilicen las palabras con honradez y precisión y sin lectores que sepan lo que significan, el resultado no es más que pura semántica sin sentido alguno. “Los desaprensivos ya conocen estos trucos; los hombres honrados deben aprenderlos en defensa propia”.

En este marco es que vamos a desarrollar algunas consideraciones sobre unas encuestas de opinión encargadas por partidos políticos, organizaciones sociales, gobiernos y hasta por algún periódico y que desde hace unas semanas se vienen publicando en distintos medios.

La primera consideración es que, como decía Huff, las encuestas se pueden emplear, entre otras cosas, para causar sensación, deformar o confundir. Se recuerda que no hace todavía dos meses, en una columna editorial de un diario analógico local se daba a conocer que el candidato A perdía con el candidato B por diez puntos. Claro que esto generó sensación pues quien lo decía y donde lo decía despejaba toda duda de falta de veracidad pues el quien y el donde, en este caso, fueron el contexto del anuncio de un triunfo de alguien que no es afín políticamente con B y si lo es con A.

Hace pocos días, en el mismo espacio se publicó una encuesta de opinión de la que se dieron a conocer todo tipo de ponderación técnica y profesional para, en este caso decir que B perdía por diez puntos con A. Aquí estaríamos entonces con una situación que se podría asociar con la deformación y hasta con la confusión.

Entonces tenemos que en poco menos de 60 días, en el mismo espacio, con la misma firma se dijeron dos cosas disímiles entre sí, apoyados en una encuesta una vez y en otra la segunda. Lo curioso es que la primera encuesta la encargó el propio gobierno y la segunda, también. Si una dio un resultado adverso y la segunda no, podríamos poner en tela de juicio la metodología del relevamiento, el tamaño de la muestra, el compromiso de los encuestadores y por supuesto, como dijo Huff, son necesarios también escritores que utilicen las palabras con honradez y precisión. Cuando decimos esto último no hacemos referencia al columnista sino a quienes redactaron los informes en uno y otro caso. Suerte que ya conocemos los trucos y por eso, en defensa propia, acompañaremos esta columna con el informe de una encuesta encargada también por el propio Eduardo Fellner a Doxa Consultores sin hacer comentario alguno y sin apreciaciones personales. Vean Uds. mismo el informe y saquen sus propias conclusiones. Aquí es donde cobrará un estricto sentido el título de la columna: “Para poder burlar la realidad, hay que conocerla”

Haga click sobre la imagen para ir a la encuesta

Encuesta de opinion

Hay amparos y amparos

Hace pocas horas el titular de la Sala II, Vocalía IV del Tribunal en lo Contenciosos Administrativo, Fernando Pedicone dio lugar a un planteo de amparo realizado por los abogados de distintas agrupaciones sociales y de consumidores para frenar la puesta en marcha del nuevo valor del boleto de colectivos en la ciudad capital de Jujuy.

Claro que hasta aquí pareciera que es normal que suceda ya que los planteos de amparo deben ser sumarisimos (resueltos con toda celeridad, en los plazos más breves posibles), lo curioso es que Jujuy al día realizó un planteo de amparo por la quita de la pauta oficial de parte del gobierno provincial, en el mismo tribunal, bajo la titularidad del mismo magistrado los primeros días de marzo de este año y aún no lo resuelve ni a favor ni en contra. Pareciera que el expediente de Jujuy al día duerme el sueño de los tiempos ¿políticos? Lo concreto es que pareciera que en Jujuy todo es más o menos así, los trámites se resuelven según quienes sean los que reclamen y su capacidad de lobby.

Cuando sea tiempo invitaremos a todos nuestros lectores, abogados patrocinantes, magistrados y también a corazón de ballena a apagar la primera velita de una torta de cumpleaños que llevaremos a las puertas del tribunal a fin de que le festejemos su primer aniversario al expediente. Claro que lo de festejar es una ironía ya que no entendemos hoy ni entenderemos entonces porque un recurso que debe ser tratado con la máxima celeridad aun no ve la luz del día.

Sorpresiva decisión del Gobernador Fellner deja pedaleando a propios y extraños

No poca sorpresa causó en Jujuy la decisión unilateral (por lo que sabemos) tomada por el gobernador Fellner de firmar un compromiso con el Ministro Devido para prorrogar por un año el convenio por el cual se comprometieron a mantener sin modificaciones los cuadros tarifarios eléctricos en la provincia, al menos para el 2015.

Extraoficialmente se supo que la disposición de Fellner de no consultar siquiera con la empresa que comercializa la energía en la provincia tuvo que ver con un mandato presidencial y con las mediciones que intenta negar. Confirmando así su absoluta dependencia nacional y la preocupación que albergan en casa de gobierno.

En su planificación de campaña electoral, en la que piensa inaugurar obras (testimoniales) el siguiente año, no puede figurar una fisura que lo lleve a él y sus socios a enfrentar una audiencia pública y mucho menos obligar a algunos defensores del sueldo a tener que tomar posiciones frente a aumentos de tarifas que se vendrían a sumar al deterioro del salario a manos de la inflación (también negada) y, por supuesto que lo dejaría en una clara debilidad a la hora de negociar las paritarias con los empleados estatales.

Como se ve, prefiere ver como acomoda la situación con las empresas antes de tener que explicarle a los jujeños porque es necesario ajustar la tarifa eléctrica. También porque, seguramente, el partido U&O le tendría que hacer un planteo al igual que se lo hacen, por ejemplo al intendente capitalino con el boleto de colectivo. Cosa que sería muy difícil de soslayar y mucho menos ocultar.

Obras testimoniales

Cuando decimos obras testimoniales nos referimos básicamente a obras que no le resuelven los problemas que el pueblo exige –cada vez más fuerte- le resuelvan. Las expectativas de los ciudadanos no están en la construcción de la nueva casa de gobierno, ni la revalorización del cabildo, ni la manzana de las luces, la cosa pasa por situaciones más cotidianas como la inseguridad. Puestos de trabajo formales. Agua potable todos los días y a todas horas. Que no se les corte la luz (cosa que puede llegar a ocurrir si no hay una actualización tarifaria que permita realizar necesarias inversiones). Que sus hijos no tengan acceso a las drogas. Que la inflación no les carcoma sus ingresos. Esas son las prioridades que también las encuestas determinan como principales preocupaciones. Lo que causa desazón es que una vez más intentarán trocar espejitos de colores por votos. A estas alturas, se cree, todos deberíamos estar conscientes que ya pasaron mas de 16 años que el fellnerismo ocupa los espacios de poder mas significativos en la provincia. Que si en estos años transcurridos no han sido capaces de generar las soluciones a los verdaderos problemas de los jujeños (señalados en el párrafo anterior), cuanto empeño, cuanto esfuerzo, cuanto compromiso deberán exhibir para lograrlo en menos de un año. Para el nuevo año que comienza les deseamos lo mejor pues en ello también participamos los que nacimos y/o habitamos Jujuy. Todo lo bueno que logren será en beneficio del pueblo. Todo lo que alcancen a construir también será para usufructuo del pueblo.

Ahora, y no por ser agorero, el escenario político de Jujuy no se plantea como un lugar en el que se este planificando nada a favor del pueblo, no, se trabaja febrilmente en ver como se zafa de una virtual derrota electoral y para ello se percibe que habrá un sálvese quien pueda.

Nunca mejor que ahora cobran fuerza las palabras de Jacques Benigne Bosque cuando decía que “La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir”.

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día