Parque Nacional Calilegua: situación a un año del amparo ambiental

reunion calilegua 1Jujuy al día® – Los diputados nacional Mario Fiad y provincial Pablo Baca y la titular de la fundación Pámpanos Fernanda Yapur hicieron un balance de la situación de la explotación de petróleo en el Parque Nacional Calilegua a un año de la presentación de la acción de amparo en la que solicitaron el cese de esta actividad y la reparación de los pasivos ambientales. Recuperaron los avances que se verificaron en ese objetivo y, al mismo tiempo, reconocieron nuevas amenazas sobre el parque.

Recordaron, en primer lugar, que ante la justicia federal de Jujuy tramita una acción de amparo -en contra del gobierno de Jujuy y del gobierno nacional- en la que solicitan hacer cesar de inmediato la explotación hidrocarburífera en el Parque Nacional. En la misma acción también pidieron la remediación de los pasivos ambientales existentes y, en particular, el cierre, con carácter de urgente, del Pozo E3 que el arroyo Yuto.

Además, en la acción también denunciaron la posibilidad de que se esté llevando a cabo la contaminación de agua apta para consumo humano de la localidad de Caimancito y áreas cercanas. Todos estos planteos fueron fundados en el hecho de que la explotación petrolera en el Parque está prohibida por la Ley N° 17.319 de Hidrocarburos, la Ley N° 22.351 de Parques Nacionales y numerosas normas concordantes.

El Juez Federal de Jujuy rechazó in límine la acción, lo que fue apelado ante la cámara Federal de Salta. Este Tribunal revocó esa sentencia y ordenó tramitar el amparo. En la resolución los camaristas federales señalaron que “la desestimación liminar resuelta por el juez de primera instancia debe ser revocada, pues la naturaleza ambiental de la cuestión y, por ende, su transcendencia, tornan conveniente escuchar a todas las partes interesadas y tomar conocimiento de los argumentos y pruebas que pudiesen contribuir al esclarecimiento de la contaminación denunciada por la explotación hidrocarburífera en el Parque Nacional y reserva estricta Calilegua”.

Entretanto sucedieron otros hechos, a los que calificaron de positivos. La Administración Nacional de Parques comunicó a la Secretaría de  Minería de Jujuy el rechazo a una propuesta de las empresas que explotan el yacimiento. Hubo en este punto un cambio de actitud en la Administración de Parques: no había rechazado estas propuestas.  También –en otra actitud destacable- la Administración Nacional se presentó como querellante en una denuncia presentada por gardaparques que no avanzaba.

También hicieron saber de un decreto del Gobierno de Jujuy -que parece haber sido antedatado-, en el que se conforma “un consejo coordinador de prevención, identificación y remediación de pasivos ambientales hidrocarburíferos principalmente en el Parque Calilegua”.

“Este instrumento seguramente va a ser utilizado –especularon- en la defensa que va a intentar el gobierno provincial en la acción de amparo”.

Todos estos antecedentes –dijeron- “dan cuenta de avances en el objetivo de la preservación del Parque, para lo que resulta urgente evitar nuevos daños al ambiente”.

“Sin embargo –también sostuvieron-, es preocupante la denuncia efectuada por entidades gremiales que agrupan a trabajadores del Parque en el sentido que se podría intentar desafectar el área para continuar con la explotación”.

Los legisladores y la titular de la Fundación Pámpanos señalaron que “esta posibilidad está dentro de los antecedentes: se presentaron denuncias, iniciativas legislativas y otros pedidos al gobierno de Jujuy, para hacer cesar la contaminación del Parque, y nunca fueron atendidos. Al contrario, se demostró una constante voluntad de impulsar la explotación de petróleo”.

“De ninguna manera –concluyeron- puede pretenderse ni aceptarse que, con este tipo de maniobras, se continúe causando daños a una reserva que protege la enorme riqueza en biodiversidad que se encuentran en la región de las yungas”.