Programa “Un árbol para mi vereda” permanente contacto con las instituciones

Jujuy al día® – Desde la Secretaría de Servicios Públicos de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, se incentiva la forestación en los distintos lugares de la ciudad, en ese marco, la Dirección de Espacios Verdes, lleva adelante el Programa “Un árbol para mi vereda”, en la presente semana, se implantaron especies de tarcos y crespones en veredas de calle Pasteur, junto a alumnos de la Escuela Buenos Aires, en Barrio Los Perales de esta ciudad.

Mediante la interacción con distintas instituciones de la comunidad, la Dirección de Espacios Verdes de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, lleva adelante el Programa “Un árbol para mi vereda”, que propicia la implantación de especies arbóreas en los distintos espacios, contribuyendo al cuidado del medio ambiente y la estética de la ciudad.

En ese contexto, el Subdirector de Espacios Verdes, Ing. Agrónomo, Carlos Hansen, junto al Ing. Matías Montero, del equipo de profesionales de la dependencia, se contactaron con directivos, docentes y alumnos de la Escuela Buenos Aires, de Barrio Los Perales de esta ciudad, concientizando sobre el cuidado de las especies y guiando a los alumnos en la implantación y cuidado de tarcos y crespones que se colocaron en las veredas de calle Pasteur del citado sector, tras el Río Grande.

Consultado al respecto Hansen detalló “en contacto con directivos de la Escuela Buenos Aires, realizando una actividad interinstitucional, entre la Municipalidad de la Capital y este establecimiento educativo, en la cual capacitamos a los alumnos de los primeros grados, a realizar la implantación y posterior cuidado de los arbolitos”.

En este caso se hicieron en las veredas de calle Pasteur “aprovechamos que en esta arteria se está concretando el cordón cuneta, pavimentación y demás, dándole un entorno agradable para los vecinos”.

“Los chicos fueron los que implantaron los pequeños árboles, junto con el personal de la Dirección, a su vez comprometieron la participación de los vecinos, al tocar la puerta de las casas, invitándolos a sumarse al cuidado de los retoños y entregando folletería, de modo que fue una actividad convocante y entretenida para los chicos”.

Más adelante el profesional de la agronomía precisó “en este caso se eligieron crespones, por su colorido y pequeño porte “ahora están en época de flor, no es la mejor sombra, pero tiene buen comportamiento en las veredas, no las levanta, esto es una buena característica, en tanto donde habían aceras más amplias, se plantaron otras especies, como tarcos, que son más grandes, proveen sombra importante y están acorde a la zona, totalizando en esta etapa, veinte unidades implantadas”.

El Crespón es un pequeño árbol o arbusto caduco que pertenece a la familia Litráceas, posee varias virtudes que lo hacen interesante en las distintas estaciones del año.

En el otoño sus hojas pequeñas adoptan tonalidades rojizo anaranjadas antes de caer, mientras que, durante el verano, la copa se cubre de racimos de flores de diferentes colores como ser blancas, rosadas, lilas o púrpuras según la variedad que se trate. Además, su corteza lisa, de color ocre, se vuelve más lustrosa a medida que el árbol va envejeciendo.

La forma del Crespón puede ser ramificada desde la base o con un solo tronco. Es una planta de clima cálido, resistente al frío. Se cultiva como ornamental, las plantaciones en grupos de tres o más, resultan atractivas, puede utilizarse como árbol de vereda o aceras.

Tarco o jacarandá, árbol de rápido crecimiento, de gran porte. De copa abierta y algo irregular, con follaje tenue caedizo en forma tardía a fines del invierno, por lo que las ramas quedan desnudas hasta el momento de la floración. Las características flores azul violáceo aparecen en octubre y noviembre, es resistente a las condiciones urbanas, por lo que está indicado en plantaciones de alineación. Muy adecuado como árbol de calles y parques.