Denuncian que desafectarían el Parque Nacional Calilegüa para liberar la explotación petrolera

Jujuy al día® – La Asociación Trabajadores del Estado y la Administracion de Parques Nacionales emitieron un comunicado por el cual denuncian la posibilidad que se desafecte el Parque Nacional Calilegüa para liberar la explotación petrolera.
Texto del comunicado: Según mandato de la Asamblea de los Trabajadores del Parque Nacional Calilegua expresado en el Acta de fecha 26 de noviembre, en relación a la EXPLOTACIÓN PETROLERA en JURISDICCIÓN del ÁREA PROTEGIDA, se difunde el siguiente comunicado:
COMUNICADO
Desafectarían el Parque Nacional Calilegüa para liberar la explotación petrolera
A espaldas de la ciudadanía, las autoridades de Parques Nacionales y el Gobierno de Jujuy negocian la quita al Parque Nacional Calilegua de su sector de mayor valor de conservación, y así permitir la continuidad de la extracción petrolera en el Yacimiento Caimancito sin ningún control ni restricción.
El 24 de Enero de 2014, Carlos CORVALÁN, presidente de la Administración de Parques Nacionales, admitió un proyecto de perforación de pozos petroleros en el Parque Nacional Calilegua, autorizando a la empresa JHP, de capitales chinos, a presentar el Estudio de Impacto Ambiental, a sabiendas que la actividad hidrocarburífera es contraria a la ley en territorios bajo jurisdicción de la APN (ley 22.351).
Esa decisión, contraria a la Ley de Parques Nacionales, fue denunciada por los Trabajadores de Parques Nacionales, impulsando la movilización social y haciendo visible la contaminación que sufren las aguas subterráneas y arroyos que nacen en el Área Protegida y consumen las comunidades de Yuto y Caimancito.
La situación de contaminación dejó al descubierto la desidia en el control y fiscalización de la actividad petrolera por parte del Estado Nacional y Provincial, la complicidad sostenida en el tiempo, del Directorio de Parques Nacionales y el accionar inescrupuloso de las empresas petroleras que actuaron a lo largo de 45 años: YPF, NECÓN, PETRÓLEOS SUDAMERICANOS, PLUSPETROL, JHP y JEMSE.
Contrario a ciertas comunicaciones oficiales, la APN acompaña el proyecto de Desafectación -camuflada como “Rediseño”- del Área Protegida, con la elaboración solapada en el seno de la institución, de mapas e informes técnicos que detallan la zona del Parque Nacional que se desafectará para favorecer el desarrollo de una actividad petrolera que dista mucho de beneficiar la economía de los pobladores de la región afectada (Yuto y Caimancito) y además contamina permanentemente debido a la mala gestión, falta de inversión e inexistente control de este yacimiento.
La estrategia del engaño es que las autoridades de Parques “defiendan duramente” el Área Protegida, y por su lado el Gobierno de Jujuy, en “defensa del desarrollo de la provincia”, “se vea obligado” a requerir la Desafectación del Parque Nacional, ante el Congreso, donde Nación y Provincia en connivencia cuentan con la mayoría necesaria para concretar la vil maniobra.
Con la desafectación de este sector del Parque Nacional, se perderá para siempre el corredor ambiental de mayor importancia del Noroeste Argentino, la última zona de conectividad entre los sectores Norte y Centro de Selva de Yungas y el Chaco.
Adicionalmente, por ser transición entre ecorregiones, zona particularmente rica en biodiversidad; todo lo cual hace a un sector de destacada importancia de conservación, que es prioritario proteger.
Logrando la desafectación, las empresas petroleras podrán seguir enriqueciéndose con la perforación de nuevos pozos, llevándose lo que queda de petróleo, sin solucionar la grave contaminación existente y sin generar beneficios sociales. Sin ningún tipo de exigencia ambiental ni social, los gobiernos seguirán ocultando los impactos negativos y las comunidades continuarán tomando agua contaminada con metales pesados.
Además esta desafectación sentará un precedente legal terrible a la hora de resolver futuros conflictos socio ambientales, ya que con esta acción el gobierno hace primar los intereses económicos de un reducido grupo de empresarios y políticos por sobre los derechos de todos los ciudadanos argentinos de contar con un Área Protegida de importancia ecológica, cultural, y científica.
Hoy el gobierno desafecta un área que estaba protegida por su alto valor como patrimonio natural y cultural de todos los argentinos, para entregarla a una empresa petrolera extranjera. ¿Qué otra cosa entregarán en el futuro?!
Resulta impostergable la necesidad de movilización social en defensa de nuestro derecho a la vida, la salud y el agua, de las actuales y futuras generaciones.
Desde este espacio sindical convocamos a los trabajadores de otros parques, a la comunidad y a las diferentes organizaciones que asumen el compromiso de defender nuestros bienes comunes, a sumarse y continuar esta lucha contra la situación de Saqueo que quiere imponer a Calilegua como zona de sacrificio en beneficio de las grandes corporaciones nacionales y extranjeras.
ASAMBLEA DE TRABAJADORES AFILIADOS Y NO AFILIADOS A ATE
DEL PARQUE NACIONAL CALILEGUA