Bomberos de Jujuy buscan prohibir que se habilite la venta de pirotecnia en la vía pública

Mamani BOMBEROSJujuy al día® – Ante la proximidad de las fiestas de fin de año, nuestro medio dialogó con el Director de Bomberos de la provincia, Comisario Inspector Ariel Mamani, quien se refirió a las tareas de prevención en el uso y comercialización de la pirotecnia y explicó que uno de los grandes problemas que existe en torno a esta situación es la habilitación que se realiza para la venta de estos peligrosos productos en la vía pública.

También sostuvo que, debido al alto índice de conflictividad que vive nuestra provincia, con múltiples y ruidosas manifestaciones, donde abundan las bombas de estruendo, advirtió que muchas veces las mismas se vuelven un “arma de fuego” para los manifestantes por el mal manejo que tienen de las mismas.

Ariel Mamani manifestó en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA® que “al hablar de la pirotecnia hay que tener presente que no es una mercadería común y que solo sale a fin de año, se vende todo el año. Nos hicimos piro maníacos, comenzamos a manipular y tener mayor consumo de la pirotécnica”. Comentó que “Naciones Unidas ya las ingresaron como una de las 9 sustancias más peligrosas a nivel mundial y el número 1 son los explosivos, y la pirotécnica tiene pólvora, lo que la convierte en una mercadería peligrosa”.

Expresó que por esto “se la debe manipular, usar y comercializar bajo estrictas medidas de seguridad. Bomberos debe dictar medidas preventivas para su fabricación, comercialización y consumo, y en la parte previa al consumo intervenimos como un asesor de seguridad de todas aquellas instituciones que habilitan la venta, porque Bomberos no habilita, solo es un requisito de seguridad”.

En cuanto a los lugares para comercializar estos productos, mencionó “deben ser lugares fijos y cerrados, la normativa lo plantea así. A partir de allí exigimos la resistencia de paredes, la seguridad en cuanto a la forma de venta, decimos no al menudeo, por lo que se pueden dar medidas preventivas dentro de un recinto pero no se puede hacer en la vía pública y allí entra el uso, la costumbre”.

“Acá igual se vende en la vía pública  donde no podemos dictar medidas preventivas de contención en caso de que ocurra el incendio no programado. Tendrían que ser lugares donde no haya gente ni transito vial, quizás una zona suburbana, pero siempre va a estar expuesto quien vaya a comprar”, sostuvo.

Indicó que “todo este asesoramiento técnico de prevención, todos los años lo venimos haciendo y presentando a varios estamentos, desde a la Dirección de Control Comercial, Concejo Deliberante, Secretaria de Gobierno del Municipio porque ellos son los que habilitan y el inconveniente que hay en el municipio capital es que tiene una ordenanza donde regula y que por seguridad a los vendedores ambulantes los sectoriza en una zona dentro del microcentro y eso también es riesgoso por más que los lleven a una playa de estacionamiento”.

“Este asesoramiento se hace todos los años pero no quita que aún se siga vendiendo así por un uso o costumbre, o por un problema social donde estos vendedores ambulantes manifiestan, quizás con razón, que deben trabajar y es un momento para recaudar dinero, pero nosotros vemos el tema de seguridad pública”, sostuvo.

JUJUY AL DÍA® consultó al Director de Bomberos de la provincia sobre las respuestas que les dieron a los informes y asesoramientos técnicos brindados desde la institución, “la respuesta es que están conscientes de los riegos pero la situación los supera en el sentido de que los tradicionales vendedores ambulantes son los mismos que están vendiendo hoy otras mercaderías, y ante esta situación, a fin de año, es un problema social que no pueden solucionar dándoles otra actividad, finalmente se vende pirotecnia en la calle con todos los riesgo que vengo planteando”.

En relación al uso durante las fiestas y en las manifestaciones públicas, el Director de Bomberos mencionó que “si bien la normativa establece un límite de edad para la venta y comercialización, que dice que no se puede vender a menores de 16 años. En cuanto al uso no dice nada, eso lo menciona el fabricante en el producto, donde dice que debe ser utilizada por mayores de esa edad con la supervisión de los mayores, algo que casi nunca se cumple”.

“Es decir que se contempla la comercialización y no el uso que es donde existe mayor riesgo. La pirotecnia ni bien sale del comercio la puede usar cualquiera, hasta menores, pero ahí entra la responsabilidad de los adultos”.

Aseguró que “si queremos pasar un fin de año en familia, en paz, en nuestras casas y no en la guardia de un hospital, no usemos pirotecnia”.

Mamani manifestó que “respecto a lo que pasa con el uso de la pirotecnia en las manifestaciones públicas, hay que tener en cuenta que la bomba de estruendo necesita un mortero  y se la puede utilizar como un arma de fuego porque esta bomba tiene dos efectos: al tener una carga propulsora en un combustible sólido, que es la pólvora, esto hace que sea como un torpedo o un misil y el mortero tiene que estar vertical para que la bomba salga 100 o 70 metros y allí haga el segundo efecto que es el sonoro o si es de noche el lumínico”.

“Pero si al mortero se lo direcciona intencionalmente hacia personas o bienes se transforma  en un arma de fuego y ese es el gran problema que hay en una manifestación, si se usa con mortero es una famosa tumbera y si se la usa sin él y se la tira, causa daños auditivos o lesiones por la onda expansiva en las personas, en los animales y en los bienes”, afirmó.

“Existe siempre un riesgo o peligro en el uso o mal uso de la pirotecnia, pero ahora quién se va a hacer responsable para controlar el uso si todavía no podemos definir la comercialización. Estas son materias pendientes, por eso Bomberos sugiere en sus informes técnicos, con antecedentes de lugares donde hubo lesionados y muertes, al Concejo Deliberante que dicte una ordenanza  para que no se venda en la vía pública”, concluyó.