Se refuerzan las acciones contra el “yuyo cubano”

Jujuy al día® – La Dirección Provincial de Sanidad y Calidad Agropecuaria avanza con el programa de control del “yuyo o pasto cubano”, plaga de la agricultura jujeña.

La entidad dependiente del Ministerio de Producción remitió a municipios de la zona de valles y ramal el pedido formal de colaboración para coordinar tareas en espacios y ambientes comunales. Ello surge de las características de esta especie invasora, que se encuentra ampliamente distribuida en potreros abandonados de la zona rural, baldíos de la zona urbana y suburbana.

De cara a las acciones oficiales previstas en el periodo diciembre 2014 – abril 2015, la Dirección también confirmó el acompañamiento de técnicos de la Cooperativa de Tabacaleros en la difusión sobre esta maleza, así como del control obligatorio por parte de los productores.

Desde Sanidad y Calidad Agropecuaria Provincial se precisó que la forma común de propagación del “yuyo cubano” es mecánica y a través del viento, con clara presencia en banquinas y cunetas de rutas y caminos locales, como plantas individuales o agrupadas. Es por ello que se están diagramando planes conjuntos con el área de Conservación de la Dirección Provincial de Vialidad.

Más allá de la interrelación entre organismos públicos, se subrayó la importancia de la adopción de medidas simultáneas en predios privados. El principal riesgo radica en que el pasto cubano compite por el suelo y “ahoga” a otras especies cultivadas. Además, es huésped alternativo de “Sclerotinia”, enfermedad que puede afectar plantaciones de tabaco en condiciones de excesiva humedad.

La planta de vistosas flores amarillas inicia su ciclo vegetativo en diciembre, con crecimiento sostenido hasta marzo-abril. Florece y produce semillas durante mayo y junio. Si bien el ciclo se corta con las heladas, éste se reinicia a fines de la primavera siguiente, con un banco de simientes altamente significativo.

El “yuyo cubano” fue declarado “Plaga de la Agricultura” en todo el territorio de Jujuy mediante Decreto Nº 4109/97 del Poder Ejecutivo. En tanto, la Ley Provincial Nº 4975/96 de Sanidad Vegetal (reglamentada por el Decreto Nº 3214/13) obliga a su control.

Se concluyó que el accionar conjunto entre organismos nacionales, provinciales y municipales, así como el acompañamiento de los productores, es el único mecanismo válido para lograr un efectivo control del “yuyo cubano”.