Denuncian grave y sospechoso atentado contra Carlos “Perro” Santillan

[pullquote]Grave y sospechoso ataque a Santillán tras declaraciones televisivas en Buenos Aires[/pullquote]

Jujuy al día® – Carlos “Perro” Santillán, secretario General del SEOM, miembro del Frente de Gremios Estatales de Jujuy y dirigente del Encuentro Sindical Combativo de la Argentina, sufrió un ataque el sábado 6 de diciembre por parte de un individuo que lo golpeó y lo amenazó de muerte. La agresión física se produce luego de la participación de Santillán en el acampe federal en el Obelisco y declaraciones realizadas en programas televisivos de Buenos Aires sobre la dura realidad que se vive en el interior de nuestro país.

Los hechos se desarrollaron de la siguiente manera: este último sábado, alrededor de las 23 horas, Santillán concurrió junto a un amigo a una carnicería ubicada en la esquina de El Rosedal y Los Quebrachales, del barrio Chijra, de San Salvador de Jujuy. Vale indicar que es un lugar que suele frecuentar para comprar carne. En inmediaciones del local comercial, había un sujeto de pie y otros dos en moto, por lo cual se sospecha que lo venían siguiendo. No obstante, el dirigente ingresó junto a su amigo a comprar. Pasaron apenas unos instantes cuando, de pronto, irrumpió en el lugar otro sujeto, de cabellos largos, contextura robusta y aproximadamente unos 30 años, quien gritó a viva voz que estaba defendiendo el honor de una persona supuestamente perjudicada por Santillán y que por eso lo iba a matar.

“Te voy a matar”, gritó y, sin más, le arrojó un golpe en el rostro a Santillán, quien atinó a defenderse respondiendo de la misma manera, en la cara de su atacante. Como consecuencia del golpe recibido, Santillán, quien usa anteojos permanentes, sufrió una herida leve en el pómulo derecho. Algunos de los que estaban en la carnicería intervinieron, generándose un tumulto que tiró por el suelo estantes y otros elementos del negocio. Luego de la agresión física, el sujeto se retiró raudamente del local, no sin antes advertir: “No te vamos a dejar entrar en Chijra”.

El sospechoso ataque es de una gravedad inusitada. Primero, porque el dirigente de los municipales jujeños, de 63 años de edad, acostumbra frecuentar el barrio y, dentro de éste, esa carnicería. En segundo lugar, está clara la presencia de motos que habrían hecho un seguimiento y de personas que habrían actuado de “campana”. Pero esto debe contextualizarse en la exposición pública que viene teniendo Santillán no sólo por su actuación como gremialista del SEOM, sino por su intervención en medidas de fuerza nacionales que están cuestionando severamente las políticas del kirchnerismo gobernante y de sus secuaces a nivel provincial.

Su última intervención televisiva, la semana pasada, en el canal América, puso al desnudo la infame precarización laboral que sufren miles de jujeños y también de argentinos, reveló el uso político de planes federales para mantener cientos de familias como esclavas. En el mismo programa, el cura párroco de La Quiaca, Jesús Olmedo, admitió haber recibido amenazas de la dirigente K, Milagro Sala.

Con respecto a Sala, vale recordar que Santillán recibió innumerables amenazas, la última el 8 de agosto último, cuando transitaba junto a su familia por la calle Belgrano de la capital jujeña. Sala incitó a un grupo de jóvenes a agredir al gremialista, quienes lo insultaron y amenazaron. En tanto, en agosto de 2013, desde un gremio municipal paralelo en formación, creado por Sala y presidido por su aliado, el diputado y empresario bolichero Emilio Cayo, también amenazaron a cara descubierta a Santillán, durante una asamblea en el corralón municipal.

Jujuy es una provincia donde reina la violencia y la impunidad. Hay innumerables asesinatos sin resolver. Mataron periodistas, mataron jueces, mataron abogados, mataron dirigentes sociales, mataron militantes ambientalistas, mataron a vecinos que se levantaron contra las mafias. En la mayoría de estos casos, los hechos fueron calificados de “accidentes” o de “ajustes de cuentas”. En el marco de las continuas provocaciones que recibe Santillán y sus colaboradores, no es extraño suponer que el poder mafioso de Jujuy esté empujando a un desenlace similar: generar un hecho donde la víctima luego sea vinculada con un accionar confuso, reducido a una cuestión policial y en un contexto marginal.

Finalmente, se destaca mediante este comunicado de prensa que Santillán no hará la denuncia formal del hecho, porque considera que no están dadas las garantías en Jujuy para que la Justicia actúe en consecuencia. “Denuncia que nosotros hacemos, nunca llega a ningún lado”, señaló, brevemente, el titular del SEOM. El único contacto con dependencias estatales fue realizado la noche del ataque, por la esposa del dirigente, Fernanda Cieza, al 911, quien llamó para dar cuenta del hecho, del lugar y de la hora, a fin de que quede registro de lo ocurrido.

Por este hecho, se responsabiliza a las autoridades correspondientes de la seguridad de Santillán, de su familia y de sus compañeros.