Docentes de Jujuy advierten que frecuentemente son víctimas de “violencia física, agresiones verbales y amenazas”

argañaraz CEDEMS 02-12-14Jujuy al día® – Así lo manifestó en diálogo con nuestro medio el Secretario Gremial del CEDEMS, Alberto Argañaraz, al referirse a los hechos de violencia y agresiones de los que son víctimas los docentes jujeños, principalmente del nivel secundario, y señaló que esto es un reflejo del nivel de violencia que tiene la sociedad.

Además llamo al diálogo para evitar estas circunstancias, y llevándolo al plano sindical, aseguró que “no es un buen ejemplo” el que brinda el gobierno de la provincia, quien ha cerrado el diálogo con todos los trabajadores.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA® Alberto Argañaras expresó que “la sociedad actualmente tiene muchos signos y hechos de violencia y que también se dan en las instituciones escolares de todos los niveles, y nuestros docentes son víctimas también de violencia física, de agresiones verbales y amenazas”.

Indicó que “esto lógicamente influye en la tarea docente porque en determinadas circunstancias el docente se ve condicionado para poner una nota o para fijar alguna medida correctiva porque sabe que está expuesto a una agresión verbal o física de quienes se sienten afectados por esto”.

Acerca de la frecuencia de este tipo de hechos, Argañaras comentó que “en este último tiempos fueron frecuentes, especialmente en el transcurso del año pasado, donde hemos tenido muchos casos de violencia escolar contra los profesores, más que nada en el nivel medio,  con adolescentes se han dado más casos el año pasado que este 2014”.

Consultado sobre quiénes son comúnmente los agresores, si los alumnos o sus familiares, Argañaras señaló que “hemos tenido muchas denuncias por parte de docentes que se acercaron al gremio por asesoramiento a raíz de agresiones sufridas por parte de los padre de los alumnos que creen que es la manera de solucionar algún problema de sus hijos, por lo que los docentes tienen que pagar los platos rotos de eso”.

Indicó que en Jujuy “existen indicios de que por un lado la falta de respeto hacia el docente, maestro o profesor, en los últimos años es más notable, ya no es el respeto que existía en épocas anteriores, pero también el docente ha perdido autoridad y esto se debe a distintas causas entre la que está la escuela que hoy ya no tiene el monopolio de la información debido al avance de las tecnologías, de la información y la comunicación, la escuela ya no es el centro de información que solía ser por lo que el docente si no se actualiza, y si la escuela no sigue el tren  de este progreso tecnológico, se va a ir quedando y perdiendo autoridad”.

JUJUY AL DÍA® consultó al gremialista acerca de lo que consideran como factor desencadenante de la violencia en las escuelas de Jujuy, “hay que entender que la escuela está dentro de un entorno social que tiene muchos rasgos de inseguridad y violencia y esto se refleja en las escuelas, porque es una organización inserta en la sociedad, que influye en ella y a su vez recibe influencias de su entorno social, y si este es violento lógicamente también existen manifestación de violencia dentro de la institución, tanto entre alumnos como desde los alumnos a los docentes”.

Argañaráz destacó la importancia del diálogo como superar los conflictos y evitar hechos de violencia en las aulas, pero también realizó un paralelismo entre la violencia que se vive en la escuela con el convulsionado clima social que se vive en Jujuy y reprochó la postura del gobierno de Fellner con los trabajadores señalando que “no es un buen ejemplo para los chicos ni para nadie, y esto tiene que ver con ese entorno que mencionaba. Todo el aparato gubernamental está dentro de ese entorno y los chicos, sus papás, y los docentes muchas veces son víctimas de esta falta de diálogo y esto después de refleja en el accionar de un adolescente, de un joven, de un adulto, de un empleado, de un docente, de un papá que piensa que todo se puede arreglar sin llegar al máximo de la instancia de diálogo y el ejemplo debe venir de quienes tendrían que brindarlo”.