Ediles de la UCR escucharon el malestar de los vecinos del barrio 150 hectáreas de Alto Comedero

calles inundadas alto comederoJujuy al día® – El Gobierno de la provincia de manera incesante intenta convencer, destacan, los Concejales de la UCR, Yolanda Zerpa y José Luis Sánchez sobre las ventajas de la relocalización en las 150 hectáreas de  Alto Comedero, a  los habitantes de los  asentamientos  dispersos en los distintos sectores de la ciudad, obteniendo un rotundo rechazo porque hace años viene vulnerando e incumpliendo las Leyes en vigencia: Ley de fraccionamiento de tierras; Código de planificación municipal. El gobierno provincial el primer incumplidor, entrega tierras (lotes) fiscales sin la más mínima infraestructura básica, no tienen desagües pluviales, red cloacal, alumbrado público, y el agua potable es intermitente a lo largo del año; es decir viola e incumple con la Ley de fraccionamiento de tierras fiscales por eso ocurre las inundaciones, el caso más dramático es el que afrontan y sufren los vecinos de las 150 hectáreas que creyeron en los funcionarios acerca del compromiso de urbanización del sector.

Han transcurrido más tres años sobre esta relocalización y los vecinos de este sector padecen la falta de agua potable que es  intermitente y escasa durante el año, el alumbrado público es mínimo y no a todos los vecinos se les provee de energía eléctrica, no existe inversión, ni compromiso sobre obras de desagües pluviales y parece que hablar de red cloacal es una utopía, se inundan todas las casas, sobre todo las más precarias, con pozos ciegos que rebalsan y el agua que les da hasta las rodillas, las personas temen por su salud y la vida de sus hijos; mientras esperan el cumplimiento de ese compromiso del Gobierno jujeño en brindar todas las condiciones para mejorar la calidad de vida de los vecinos, políticas públicas que nunca llegan a destino y que están totalmente abandonados.

Por ello solicitamos al Gobierno provincial que a través de la ministro de Acción social de la provincia, proceda a otorgar un subsidio $30.000,00 a  cada familias de las 150, residentes en este sector que perdieron su pertenencias, los muebles fueron destruidos por la fuerte presión del agua que ingresó a sus viviendas precarias, algunas fueron destruidas parcialmente productos de las lluvias constantes de estos últimos días. También apelamos a la responsabilidad solidaria del gobierno de la provincia para que asista y distribuya alimentos, mercaderías,  a las familias, porque estas lluvias les ocasionaron pérdidas significativas y la mayoría son trabajadores autónomos o desocupados.

Exigimos al Ministro de Infraestructura que en el marco de las leyes en vigencia la pronta ejecución de obras de desagües pluviales que permita prevenir los perjuicios que ocasionan las lluvias de esta temporada para que los vecinos no sufran más inundaciones y se concreten las obras de infraestructura básica para la comunidad.

En tal sentido, los ediles remarcan que este perjuicio trae aparejado las dificultades de transitabilidad de calles que también se inundan, y los vecinos quedan totalmente aislados, sometidos a una total inseguridad y desprotección, es decir los vecinos no pueden esperar años para solucionar los problemas habitacionales, son necesarias ahora porque es deuda social del gobierno provincial, con nuestros vecinos más alejados de la ciudad capital.