Gerardo Morales: “es muy grave que en Jujuy el gobierno no rinda cuentas”

Jujuy al día® – El senador nacional Gerardo Morales observó que es “muy grave lo que pasa en Jujuy” donde el Gobierno de la Provincia desde hace más de una década no rinde cuentas de la ejecución presupuestaria, eludiendo la obligación de presentar a la Legislatura la cuenta de inversión y advirtió que cuando se produzca una alternancia en el poder, uno de los temas centrales que tendrá que abordar un nuevo gobierno será la rendición de los fondos públicos ejecutados. Morales rechazó que se pretenda garantizar al gobierno impunidad por el manejo discrecional y descontrolado de fondos y abogó por una gestión pública transparente, expuesta al escrutinio ciudadano y respetuosa de los principios republicanos.

Morales efectuó estas declaraciones en el marco de las Jornadas sobre cuenta de inversión, transparencia y gobierno abierto” realizada por el Bloque de Diputados de la UCR en el Centro Tizón, donde expusieron también el Presidente de la AGN Leandro Despouy, el Auditor Alejandro Nieva, la jefa de gabinete de la AGN, Gabriela Sorbello y los diputados provinciales Jorge Rizzotti y Alberto Bernis.

Durante su intervención el senador Morales calificó de inaudita la actitud del gobierno provincial, que desde el 2002 no rinde cuentas a la Legislatura y al pueblo de Jujuy y calificó de oscurantista la gestión de Eduardo Fellner, al tiempo que señaló que esta opacidad en el manejo de las cuentas permite situaciones irregulares, como obras con sobreprecios. Todo esto, argumentó, genera condiciones para la corrupción, pero además significa enormes perjuicios para la comunidad que se ve privada de obras y servicios esenciales como obra de agua, de riego, menos servicios de salud, educación y en definitiva significa menos capacidades estatales para responder a las demandas de la ciudadanía.

Gerardo Morales indicó que el manejo discrecional de fondos y la voluntad de no rendir cuentas, son rasgos de la monarquía y puso de relieve que la institución de la República y los principios derivados de ella exige a los funcionarios públicos transparencia, respeto a la decisión popular y rendición de cuentas.

Valoró el rol que cumplieron los legisladores provinciales de la UCR que de manera sistemática han reclamado al Gobierno de la provincia la cuenta de inversión y fustigó los cambios legislativos  realizados por el oficialismo para reducir la cuenta de inversión a una sola jurisdicción del presupuesto, correspondiente a obligaciones del Tesoro y que representan apenas un 14 % del presupuesto global. En tal sentido indicó que la argucia del oficialismo que modificó la cuenta de inversión y que recibió un fallo favorable del Superior Tribunal de Justicia que avaló esa reducción de la obligación de rendir cuentas, tendrá al radicalismo en una batalla judicial que confió terminará en la Corte Suprema de Justicia de la Nación con un fallo que obligará al Gobierno de Jujuy a informar cómo ha ejecutado durante esta década los fondos públicos.

“Los funcionarios deben ser controlados por el parlamento que es la institución de representación del pueblo. Son los legisladores quienes aprueban el presupuesto y facultan al Gobierno para ejecutar y recaudar fondos, por eso deriva la obligación posterior de rendición de cuenta, vía la cuenta de inversión. Nada de esto ha venido ocurriendo en Jujuy” afirmó Morales y señaló que la actitud del Gobierno Nacional, se contrapone con la actitud del kirchnerismo que ha entendido el deber de rendir cuentas y viene presentando a la AGN y al Congreso de manera regular las cuentas de inversión.

“Ni siquiera el kirchnerismo a nivel nacional hizo lo que hace Fellner en Jujuy” enfatizó el senador Morales y evalúo que es “muy complicado que un gobierno se retire sin rendir cuentas, porque el gobierno que le suceda le reclamará esa obligación y finalmente tendrán que hacerlo”.

“Es incomprensible lo que ocurre en Jujuy, ninguna otra provincia tiene el retraso que tiene Jujuy en materia de rendición de cuentas” insistió Morales y aseguró que el radicalismo bregará para que se cumpla la obligación constitucional de rendir cuentas y dará una batalla en la justicia para que se respete la constitución y la república.

“Lo primero que vamos hacer si llegamos al Gobierno será pedirle a los que se fueron que rindan cuentas al pueblo, es lo menos que pueden hacer” advirtió Morales y señaló que cuando eso ocurra se revelará un estilo de gestión caracterizado por la discrecionalidad, el abuso y el descontrol.

“La raíz de este problemas, de ausencia de rendición de cuentas, es la falta de gobierno” explicó Morales y abogó por una nueva etapa que esté marcada por la transparencia, la apertura de datos, el acceso a la información y el control público.