Para Rizzotti, la reforma de la Constitución provincial es “un manotazo de ahogado, uno de los últimos” del gobernador Eduardo Fellner

RizzottiJujuy al día® – Tras el anuncio realizado por los diputados del bloque radical y del Frente Primero Jujuy, sobre no dar lugar al debate de la reforma de la Constitución provincial, nuestro medio entrevistó al Vicepresidente 2° de la Legislatura jujeña, el diputado radical, Jorge Rizzotti, quien expresó al respecto que “debatir sobre esos puntos es nada más y nada menos que dejar de debatir los problemas que tiene Jujuy”.

En una entrevista con el diario JUJUY AL DÍA®, Jorge Rizzotti manifestó que “la idea de la reforma de la Constitución es de alguna manera fijar líneas políticas en un paragua protector donde va  funcionar toda la política jujeña de cada poder de Estado, de los organismos de control, pero eso merece un debate serio de todos los actores políticos y sociales”.

Expresó que “cuando la reforma nace como iniciativa de una fuerza política se sabe que nace del fracaso y lo que planteamos es tratar de transparentar y desenmascarar al justicialismo porque sale con esta iniciativa de la reforma, más allá de los puntos que expresa, de los cuales algunos podríamos compartir, pero debatir sobre esos puntos es nada más y nada menos que dejar de debatir los problemas que tiene Jujuy”.

“Por qué se nos escapan los presos, o qué es lo que pasa que la Justicia Federal allana a la policía de la provincia, o qué pasa en el sistema carcelario en Jujuy, qué pasa con la seguridad en la provincia, si es verdad que hay libre trabajo para los narcotraficantes, y si es verdad que los vecinos se quejan porque una persona le vende droga a los chicos y la policía sabe quién se la vende. Esos son los temas que hay que tratar en Jujuy”, afirmó el legislador.

Agregó que los jujeños “quieren saber que va a pasar con las clases, si van a terminar y si van a empezar el año que viene, quieren saber que va a pasar con la salud, con todos estos temas que son temas no resueltos”.

También mencionó que el jujeño “reclama que el gobernador rinda cuentas y Fellner desde el 2002 no lo hace. La Constitución que hoy tenemos y ellos quieren modificar es clara en ese sentido, dice que el gobernador anualmente debe rendir cuanta sobre el presupuesto ejecutado, entonces ¿para qué la vamos a modificar si no la están cumpliendo?”.

“Esto demuestra que hay una intención de parte del justicialismo, primero de tirar una cortina de humo para que no se vea nada de eso y que discutamos si es mejor tener un vice intendente o no, pero el accionar del justicialismo, fundamentalmente de Fellner, de Milagro Sala que cogobierna la provincia, muestra a las claras las contradicciones del propio justicialismo”, sostuvo.

Para Rizzotti, esta “jugada” que intenta el oficialismo de Jujuy, de hablar de la reforma de la Constitución, “es una señal de incapacidad de gestionar. La verdad que cualquier partido de la oposición podría haber tomado el tema, pero también sería desde la debilidad del sector opositor, y hoy lo plantea el oficialismo lo que agrava mucho más la situación política e institucional de la provincia. La debilidad en la que hoy se encuentra  el gobernador Fellner junto con su gabinete muestra lo difícil que está Jujuy y lo difícil que será transformar la provincia”.

“Por eso hoy más que nunca hay que ponerle seriedad a esto, y lo que hicimos fue un gesto de seriedad al decirle al justicialismo que pare con la reforma de la Constitución porque no le dan los números. Decirle al gobernador Fellner que no hable más de la reforma. A Matuk que no hable más de la reforma y que vean lo que hay que hacer para que no se escapen los presos, lo que hay que hacer para que a los jóvenes de los barrios no le vendan droga, y no hablen de la reforma”, expresó.

Rizzotti sostuvo “cómo vamos a confiar en un gobernador que desde el 2002 no rinde cuentas, lo cual es una falta grave a nivel institucional y daría lugar a que los miembros del Tribunal de Cuentas se les inicie juicio político  por irresponsabilidad del manejo de su cargo”.

“Profesionales de Salta con quienes hablamos no podían creer que en Jujuy hayan modificado a través de una ley de presupuesto, la manda constitucional de rendir cuentas, y encima hay un fallo de la justicia que hace lugar a esa modificación, y todo esto solo demuestra la debilidad institucional de la provincia y de Fellner, con la reforma de la constitución, muestra que es un manotazo de ahogado, y uno de los últimos”, concluyó.