En Jujuy se realizaron 123 días de paro durante el 2014 por la falta de respuestas del Gobierno de Fellner

parosJujuy al día® – A solo 45 días de finalizar el 2014, nuestra provincia vivió 123 jornadas de paro llevados adelantes por todos los sectores de trabajadores estatales debido a los incumplimientos, falta de resolución y de convocatoria al dialogo de parte del gobierno de Eduardo Fellner.

Debemos resaltar que todos estos días de paro que afectaron la educación de nuestros hijos, las prestaciones del servicio público de salud, los trámites administrativos y judiciales, podrían haberse evitado en más de una oportunidad, pero la desidia, el desinterés de sentar a las partes desde el ejecutivo provincial, dieron pie a que los trabajadores realizaran cada protesta sindical.

En este informe realizado por JUJUY AL DÍA® las cifras indican que hubo una jornada de paro cada 2,6 días, confirmando los estudios realizados que aseguran y demuestran que Jujuy es una de las provincias más conflictivas de nuestro país.

Si bien esta cifra es la total, sobre todos los días del año, sin discriminar feriados o fines de semana, está dividida en los paros realizados por la Intersindical, el Frente de Gremios Estatales, ADEP y CEDEMS. Además vale aclarar que en varias oportunidades los paros fueron coincidentes entre todos los sectores.

Los paros que se dieron en nuestra provincia, inclusive hasta la semana anterior, tuvieron múltiples modalidades, desde el paro sin asistencia, hasta la toma de edificios, movilizaciones, cortes de calles, puentes y rutas, como también permanencias en Plaza Belgrano y en los predios de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy y otros municipios.

Las medidas llevadas adelante por los decenas de miles de trabajadores provinciales, tuvieron su principal foco en el ámbito salarial, ya sea por la recomposición a principio de año, como también luego del primer semestre, la desprecarización laboral, mejoras en la jubilación, pase a planta permanente, incumplimientos reiterados del ejecutivo en las actas acordadas, y por último, el bono de fin de año, entre otros puntos.

Entre los dos arcos sindicales que nuclean a la mayoría de los trabajadores del Estado provincial, la Intersindical lleva realizados aproximadamente 47 días de paro; mientras que el Frente de Gremios Estatales solo llevó adelante 25 días de huelga.

Un tema que merece un tratamiento particular es el correspondiente a los días de clases pautados según el anuario escolar, que para el ciclo lectivo 2014, debían alcanzar los 190 días.

Analizando las medidas de fuerza a las que se plegaron los sindicados de docentes, tanto del nivel inicial y primario, como del nivel secundario, a sus respectivos arcos sindicales, o las que los gremios docentes realizaron por si solos, nos lleva a decir que Jujuy estará muy lejos de cumplir con los 190 días de clases correspondientes a este ciclo lectivo en curso.

En el caso particular de los maestros del nivel inicial y primarios, su sindicato ADEP, ha participado en 30 jornadas de paro provincial.

Es decir que no se dieron clases en el 15% de los días dispuestos para actividades áulicas.

Además, aún están tensas las relaciones con el sindicato docente debido a varios incumplimientos y pedidos irresueltos por parte del gobierno de Fellner, por lo que hasta ahora no está garantizado que se cumpla plenamente con la totalidad de días de clases que le quedan a este ciclo lectivo.

En el caso de los docentes del nivel medio y superior de nuestra provincia, reunidos en el CEDEMS, en lo que va del 2014 realizaron 21 días de paro.

Vale decir que hasta la fecha se encuentran con un 11,05% menos de días de clases de las pactadas para este ciclo lectivo.

Estas cifras indican la situación de conflictividad constante que vive Jujuy, mas allá de la justeza de los reclamos de los trabajadores, los mismos no llevarían adelante las diferentes medidas si tuvieran respuestas coherentes a sus pedidos, y cumplimientos de los acuerdos alcanzados con el gobierno de Fellner, pero la falta de dialogo, la negativa a compartir un mesa y discutir las posibilidad de solución de los conflictos, muestran que estamos muy lejos de alcanzar la paz social que tanto anhelamos cada uno de los jujeños.