Contaminación en Calilegüa: aseguran que Parques Nacionales sigue negando la situación y deslindando responsabilidades

petroleo calilegua 2Jujuy al día® – En el marco de la presentación del petitorio al Gobierno de Fellner para exigir que no autorice el proyecto que apunta a que la empresa petrolera JHP comience con nuevas perforaciones petroleras en territorio de nuestro Parque Nacional, y que realice la remediación ambiental que con tanta urgencia necesita, el vocero de los trabajadores autoconvocados del Parque Nacional Calilegüa, Guillermo Nicolossi, dialogó con nuestro medio y se refirió a los comunicados esgrimidos desde la Administración de Parques Nacionales (APN) acerca de la grave contaminación que existe en el área protegida y en las aguas de las comunidades lindantes por la explotación petrolífera del yacimiento caimancito.

Indicó que APN sigue negando la situación y deslinda su responsabilidad al decir que recibieron el terreno cedido por la Empresa Ledesma ya con la contaminación, y desde entonces no han realizado nada para su remediación ni cuidado en ese sentido.

Además aseguró que la Ley de Hidrocarburos sancionada hace poco tiempo, “tiene impactos muy negativos para el país, para las áreas protegidas, para la salud de las personas y la economía”.

En una entrevista con el diario JUJUY AL DÍA®, Guillermo Nicolossi manifestó que “desde las autoridades de Parques Nacionales, algo que se pudo leer a través de un comunicado de su directorio, vimos que lamentablemente siguen negando la situación. En este comunicado mencionan una supuesta contaminación fuera del Parque Nacional Calilegüa y nos resulta indignante porque dentro de la APN existen expedientes administrativos donde constan todos estos casos graves, estos pasivos ambientales que tenemos en el Parque”.

Agregó que “las autoridades delegadas  por esta administración central, las autoridades de este Parque, han  realizado denuncias por el caso del pozo 3 justamente por la contaminación que se genera y que afecta al Parque”.

Nicolossi expresó que “también resulta llamativo la alusión de que recibieron desde la empresa Ledesma la donación de las tierras donde se incluía el yacimiento y con ellos los pasivos ambientales. Pero hay que aclarar unas cosas, la empresa no donó las tierras  sino que las cedió  por un convenio con la provincia de Jujuy, porque tenía una deuda importante lo que significaba una posible expropiación de sus tierras, y en el 1973- 1974 acuerda con la provincia entregar las tierras que hoy conforman el Parque Nacional como forma de pago de esa deuda”.

Sostuvo “pero más allá de eso no se puede estar, como aparece en la página oficial, deslindando la responsabilidad  de que se recibió así  la situación. Se recibió las tierras que ya estaban con el yacimiento petrolero, pero ya en ese momento era responsabilidad del Estado Nacional y en particular de la Administración de Parques Nacionales resolver esa situación una vez adquiridas las tierras”.

Explicó que “cuando se creó el Parque el yacimiento ya existía pero hay jurisprudencia  donde indica que al ser un bien público, un bien común, un área protegida, eso quita los derechos adquiridos con anterioridad por más que haya estado antes la actividad petrolera, hay jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de Mendoza”.

Asimismo, el vocero de los trabajadores autoconvocados del Parque Nacional Calilegüa desmintió que APN haya rechazado de plano el estudio de impacto ambiental generado por la empresa JHP, manifestando que “en estos comunicados alude esto pero no es del todo así. La empresa petrolera JHP elaboró el estudio de impacto y lo presentó a la Secretaria de Minería de Jujuy, quien lo eleva a Parques Nacionales pretendiendo que esta se acople a sus formas de evaluar el estudio de impacto, pero APN tiene su propia reglamentación de impacto ambiental”.

Mencionó que “el proyecto fue presentado por JHP en forma directa a Parques Nacionales  y Parques le pide el estudio de impacto sobre ese proyecto y una vez realizado la empresa debe presentarlo directamente a APN para evaluar de acuerdo a su reglamentación, pero esto no fue así”.

Agregó que “lo presentó a la Secretaria de Minería, quien encima es muy laxa en su forma de evaluar el proyecto porque pide en un tiempo reducido observaciones a este estudio que se mandan vía correo electrónico a la propia empresa para que se corrija, pero Parques Nacionales  en esto es muy distinta, es más exigente, ya que cuando recibe el estudio de impacto debe conformar una comisión de expertos de acuerdo a cada proyecto, y esta comisión hace toda la evaluación y propone en un documento técnico, el cual finalmente el directorio de APN aprobará o no el proyecto”.

Por lo que aclaró que “lo que anuncia Parques Nacionales sobre que ha rechazado el estudio es simplemente por lo improcedente en la forma en que se presentó el estudio de impacto, pero de ninguna forma  rechaza el estudio porque no lo ha recibido como corresponde ni lo ha evaluado y eso confunde a la población, que tiene la esperanza que lo haya rechazado pero no es así, todavía no está evaluado”, aseguró.

Por otra parte, nuestro medio consultó al vocero de los trabajadores autoconvocados del Parque Nacional Calilegüa acerca del alcance de la recientemente sancionada Ley de Hidrocarburos y si la misma puede ser perjudicial para las arase protegidas. Nicolossi opinó que “realmente la ley de hidrocarburos se sancionó sin ningún tipo de análisis ni con los tiempos necesarios para evaluar semejante ley que va impactar en todo Argentina por los próximos 50 o 60 años. Desgraciadamente el oficialismo, por tener mayoría, permitió que se apruebe en un par de semanas, y esto implica, desde distintas miradas, impactos muy negativos para el país, para las áreas protegidas, para la salud de las personas y la economía”.

Sostuvo que dicha ley “avala el método no convencional de extracción de petróleo, que es el de fractura hidráulica, algo que en otros países ya ha sido negada por el grave impacto que tiene sobre las aguas que se consumen después”.

También comentó que “además a las empresas les permite exportar el petróleo y venderlo afuera a precio internacional y si lo vende en el país lo van a vender a precios internacionales también, por lo que el precio de nuestras naftas se irán por las nubes. También reduce los regalías, siendo que nuestro país es uno de los que menos regalías recibe por la venta de hidrocarburo y ahora las reduce más, y encima alargan las concesiones de las explotaciones sin la necesidad de una licitación, o sea que posibilita que se hagan negociados y no buenas licitaciones”.

Nicolossi expresó que “en el caso de las autoridades locales como un municipio, en el sur del país, están emitiendo ordenanzas para prohibir la instalación de pozos no convencionales con fractura hidráulica, pero a partir de esta ley se unifican lo que es el gobierno nacional y provincial en el dictado de reglamentaciones ambientales sobretodo, lo que quita la posibilidad a los municipios de reglamentar el uso de su territorio”.

“Acá en Calilegüa, si el municipio de Caimancito o Yuto quisiera reglamentar de alguna forma o poner ciertas condiciones para cuidar sus aguas por la explotación que se hace dentro del yacimiento Caimancito no estarán habilitados para poder ordenar mejor esa actividad”, afirmó.

“La verdad que ha resultado ser muy negativa por varios motivos y puntos de vista, y lo será por muchos años para nuestro país”, lamentó Nicolossi.