Los incidentes de tránsito en Jujuy generan cada vez más lesionados que son atendidos en un servicio saturado y médicos que no dan abasto

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el médico traumatólogo del Servicio de Traumatología del Hospital Pablo Soria, Luis Moreno, comentó las complicaciones que tiene el servicio día a día debido a la falta de recursos humanos capacitados, la poca disponibilidad de camas y su gran saturación debido a la importante demanda de atención, producto de la creciente casuística de incidentes viales en Jujuy, principalmente en motocicletas.

Luis Moreno manifestó en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA® que “la sala de traumatología cuenta con 22 camas de las cuales tenemos para internación solo 13 o 14 y las restantes son para pacientes pos operados. Nuestra sala se llena rápidamente de pacientes internados por lo cual debemos empezar a internar en otras salas y para ser sinceros tenemos internados en la sala 5, en la otra parte de la sala 7, en la sala 2, en otras salas porque no damos abasto”.

Comentó que “en cuanto al número de médicos que existe hay médicos de planta permanente pero no todos, pero hay dos médicos de planta permanente por día de guardia y a su vez hay 4  médicos más que no hacen guardia que son de planta. No todos los días hay médicos de planta permanente, por ejemplo los médicos de los viernes no lo son, y los del sábado y domingo son contratados. Esto se planteó a la opinión pública hace más de 2 años y pasaron 2 años y la situación no se solucionó en nada”.

Moreno aseguró que en la actualidad “no damos abasto, traumatología es una de las especialidades que más consultas tiene y más prácticas tiene en todo sentido, ya sean prácticas en consultorios o ambulatorias y prácticas quirúrgicas. La cantidad de médicos no da abasto en relación a la cantidad de pacientes, porque este servicio de traumatología debe contemplar a los más de 600 mil habitantes de la provincia ya que acá se realizan todas las cirugías traumatológicas”.

“No damos abasto en el número de médicos, no damos abasto en infraestructura, no damos abasto en horas quirófano, en internados, en insumos”, reclamó.

Acerca de las personas que deben ser internadas en dicha sala, Moreno mencionó “lo que generalmente internamos son aquellas personas con patologías que no pueden depender solos en su casa, tales como fracturas de fémur, columna, lesiones graves, las cuales necesitan un control intensivo y deben estar internados porque necesitamos evaluarlo todos los días para ver si va evolucionando y la mayoría son pacientes que después van a necesitar cirugía”.

Indicó que “las demás patología, como una fractura de muñeca, se los atienden en la guardia y después continúan su tratamiento en forma ambulatoria, ya sea que se tenga que operar o no. Por ende tenemos pacientes para operar que son los internados, los pacientes que no están internados pero necesitan una resolución quirúrgica y además los otros pacientes crónicos que también tienen que ser operados, lo que hace una gran cantidad”.

Explicó que “la capacidad productiva de la sala 7 de traumatología, calculando a groso modo, es de entre 15 a 20 cirugías por semana, esa es nuestra capacidad productiva, no menos de eso, y hablando de cirugías programas, allí no contamos las cirugías de urgencias que se hacen, son muchas más”.

Resaltó que actualmente la Sala de Traumatología “no solo está llena, tenemos pacientes en otras salas, siempre tenemos pacientes repartidos por todo el hospital y cualquiera que venga martes o jueves a ver la cantidad de pacientes que vienen a  solicitar un turno para cirugía se darán cuenta que no damos abasto y la solución es básicamente infraestructura y recursos humanos, y en este último la verdad hace 2 años dimos a conocer que no hay médicos de planta los fines de semana y han pasado más de 2 años y hubieron sanciones contra  algunos de nosotros que denunciamos esto y seguimos en la misma situación de hace 2 años”, remarcó.

Consultado sobre las personas internadas, y cuantas de ellas tienen que ver con el alcohol y las motocicletas, Moreno indicó que “la mayor causa de fracturas grandes que se van a internar son productos de incidentes en motocicletas, donde en su gran mayoría son personas jóvenes, y no solo es acá sino a nivel nacional. Los accidentes en motocicletas son una epidemia y comparada a la evolución de hace unos años se ha visto que el número de motocicletas ha aumentado y por ende han aumentado la cantidad de accidentes y hoy vemos mucha más cantidad de fracturas y patologías traumáticas por accidentes y ya vemos realmente lesiones irreparables. Si bien antes se veían pero muy rara vez, siempre se vieron lesiones irreparables pero no en esta cantidad”.

“La verdad que la mayor cantidad de accidente se ven los fines de semana y va de la mano del alcohol, es decir que el alcohol desgraciadamente es otra patología u otra enfermedad que va da la mano de los accidentes de tránsito y sí, eso agravó mucho esa conjunción entre motocicletas, alcohol y automóviles”, aseguró.

Para finalizar, nuestro medio consultó al traumatólogo si tienen faltantes de insumos para la atención de sus pacientes, a lo que expresó “en traumatología usamos varios  productos nacionales e importados pero es tanta la demanda quirúrgica que tenemos que muchas veces se agotan y la renovación de stock no está en el tiempo que uno espera, por lo que hay épocas donde falta uno que otro insumo”.

Mencionó “por ejemplo, si tenemos que operar y colocar un clavo endomedular en un hueso por una grave fractura, a veces no se consiguen todas las medidas de estos clavos porque es como comprar zapatos, cada uno tiene su medida específica y algunas veces no se pueden conseguir todas las medidas y en eso si hay problemas”, concluyó.