Día Mundial del Accidente Cerebrovascular: consumir un gramo menos de sal evita 2000 muertes al año

acvJujuy al día® – En el marco del Día Mundial del Accidente Cerebrovascular, el Ministerio de Salud de la Provincia de Jujuy formuló una serie de recomendaciones a fin de prevenir este cuadro y recordó que consumir un gramo menos de sal permite salvar 2 mil vidas y evita 13 mil ACV en un año.

Advirtió que el ACV en nuestra provincia es una de las principales causas de invalidez y provoca un gran número de muertes anuales. Los factores de riesgo de ACV se asocian a la hipertensión, los altos índices de colesterol, el tabaquismo, la diabetes, el sobrepeso y el sedentarismo.

El promedio de consumo de sal diario por persona es de 11 gramos, más del doble de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es 5 gramos diarios; a su vez el consumo de tabaco aumenta cuatro veces su riesgo de padecer un evento cerebrovascular. Es fundamental reducir la ingesta de sodio en la dieta y evitar el consumo de tabaco.

Una de las iniciativas principales es la campaña “Menos Sal Más Vida”, donde la estrategia de abordaje implica la concientización sobre la necesidad de disminuir la incorporación de sal en las comidas; reducir progresivamente el contenido de sodio de los alimentos procesados, mediante acuerdos con la industria; y por último impulsar acciones regulatorias en la industria gastronómica, oferta de sal, advertencia en menúes, etc. Jujuy cuenta con más de 25 panaderías adheridas a esta iniciativa.

Características del accidente cerebrovascular

El accidente cerebro vascular se produce cuando el flujo de sangre es obstruido. Un ACV produce súbitamente algunos síntomas. Ante su detección, la atención médica inmediata aumenta las posibilidades de recuperación y disminuye la probabilidad de secuelas.

Entre los síntomas se destacan adormecimiento de una parte del cuerpo (la mitad de la cara, un brazo o una pierna), dificultades para hablar y comprender, pérdida total o parcial de la visión, dificultad para caminar o pérdidas del equilibrio y coordinación, fuertes dolores de cabeza (más intensos que una migraña corriente).

Algunas recomendaciones para ayudar a una persona que sufre un evento cerebro vascular son evitar que se quede dormida, no suministrarle fármacos que puedan bajarle la presión y, en el caso de los diabéticos, controlarle el nivel de glucosa en sangre. Para reconocer si se trata de síntomas de un ACV se puede solicitar a la persona que sonría, levante ambos brazos y repita una frase simple, observando si tiene dificultades para cumplir con alguna de estas consignas.

En ocasiones, las obstrucciones en las arterias del cerebro son pasajeras y los síntomas se manifiestan por breves períodos de tiempo. Si bien los ataques transitorios no producen daños permanentes, es necesario controlarlos y advertir la posibilidad de un evento mayor.