Comienza este jueves la primera audiencia de un juicio por mala praxis contra dos médicos de La Quiaca

Jujuy al día® – Por la muerte de un paciente en el año 2006, la Justicia de Jujuy dispuso que el próximo jueves 30 del corriente se dará inició el juicio en La Quiaca, que juzgará a dos profesionales médicos como coautores del delito de “Homicidio culposo”.

Fuentes cercanas a la investigación confirmaron al diario JUJUY AL DÍA® que el proceso judicial será llevado adelante por el Tribunal en lo Criminal N° 3, cuyo presidente del trámite será Mario Antonio Puig, secundados por las Vocales Laura Nilda Lamas González y María Tolaba (habilitada), y tendrá como Fiscal a Gustavo Araya.

Los médicos que serán juzgados por mala praxis son Ana María Pescador y Mirta Liliana Churquina, ambas profesionales médicas, en el momento del hecho, del Hospital Jorge Uro de la ciudad fronteriza de La Quiaca.

El hecho por el cual son juzgadas las médicas comenzó el 11 de febrero del 2006,  alrededor de las 20 horas, cuando Arnulfo Roque Mogro ingresó al hospital Jorge Uro de la mencionada localidad acusando un intenso dolor de estómago.

En la guardia del centro de salud fue atendido primeramente por Mirta Liliana Churquina y por los sucesivos cambios de guardia por Ana María Pescador, quien luego de preguntarle sobre lo que había ingerido el paciente, le diagnosticó un presunto cólico biliar (colelitiasis), y le recetó la aplicación de inyectables sin realizarle estudios para establecer la verdadera razón del dolor del paciente.

Debido a ciertas complicaciones en la salud, alrededor de las 22.30 horas fue derivado al Hospital Pablo Soria de San Salvador de Jujuy, y durante su traslado sufrió varias descompensaciones, por lo que Ana Pescador debió realizar maniobras de resucitación.

Luego de cambiar de ambulancia en la ciudad de Humahuaca, Arnulfo Roque Mogro falleció alrededor de las 2:30 de la mañana del 13 de febrero del 2006.

En el centro de salud capitalino establecieron que la muerte del paciente fue producto de un “paro cardiorrespiratorio derivado de un abdomen agudo clínica por colecistitis aguda por litiasis única”.

Según la pericia forense y las practicas histológicas de las muestras del fallecido realizada por el titular del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial de Santiago del Estero confirmó un diagnóstico de “colecistitis crónica inespecífica activa, con colestasis intra y extra celular a nivel hepático y finalmente un diagnóstico de edema de  pulmón con bronconeumonía”, indicando que la muerte de Mogro fue como consecuencia “del actuar negligente concatenado de las profesionales intervinientes”, siendo la defensa de las profesionales que ellas solicitaron una ecografía medica la cual no se realizó porque no conocían donde estaba el ecógrafo y/o las llaves de la habitación.

Sin embargo el titular del Hospital Jorge Uro confirmó que el ecógrafo estaba a disposición de las enfermeras del área de maternidad y de conocimiento de todos los médicos de guardia. Además el supuesto pedido de las médicas no quedó asentado en la historia clínica del fallecido.

Con las pruebas y testimonios que constan en el expediente, en síntesis, las profesionales podrían haber detectado las falencias en el organismo de la víctima y haber así evitado su fallecimiento, con lo que se acredita la negligencia de las mismas, y su juzgamiento como coautoras del delito de “homicidio culposo”.