Investigan propiedades medicinales del polen

Jujuy al día® – La producción de polen en Argentina, básicamente emplazada en diferentes zonas geográficas donde la vegetación es natural, ha comenzado a incrementarse en los últimos años.

El polen, como otros productos apícolas, ha ganado creciente atención tanto por su beneficio nutricional. Debido a sus propiedades medicinales es considerado un alimento funcional.

Contemplando esas características, a través de un trabajo conjunto impulsado entre referentes de la Facultad de Veterinarias de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires y técnicos de Cambio Rural de la Estación Experimental Cuenca del Salado del INTA, se impulsó una investigación para evaluar la capacidad antimicrobiana de polen producido en la zona de Villa Gesell y otro multifloral perteneciente a la zona del Delta bonaerense.

El trabajo para determinar la actividad antimicrobiana in vitro de los extractos de polen se realizó con polen producido a partir de Acacia trinervis, una especie de árbol perenne de la zona de Villa Gesell y de polen multifloral perteneciente a la región del Delta. A esos extractos “se los enfrento con Staphylococcus aureus, una bacteria que frecuentemente provoca infecciones en la piel, Escherichia coli, bacteria que puede producir enfermedades y causar diarrea, cepas de campo de Listeria monocytogenes, bacteria que se desarrolla intracelularmente y es causante de la listeriosis, uno de los patógenos que provoca infecciones alimentarias virulentas y Bacillus cereus (comercial), una bacteria que causa intoxicación transmitida por alimentos.

Debido a sus propiedades medicinales es considerado un alimento funcional.

Con el estudio se pudo determinar que “la totalidad de las muestras evaluadas poseen capacidad antimicrobiana, frente a B. cereus, con halos de inhibición que van desde 0,8 mm a 1,39 mm,para los pólenes provenientes de Villa Gesell (Cuenca del salado), y para los pólenes de la zona de Delta 0,92 mm a 1,42 mm contra S. aureus”. Sin embargo los investigadores observaron “una escasa actividad antimicrobiana para L. monocytogenes y para E. coli”.

Teniendo en cuenta los resultados los científicos concluyeron en que “los pólenes analizados presentan útiles funciones biológicas”, característica que los torna “aplicables para el control de algunos organismos patógenos”.

Con estos trabajos preliminares los técnicos de la Universidad y del INTA señalan que “se deberán realizar más estudios teniendo en cuenta perfiles de flavonoides y capacidad antioxidante de los pólenes estudiados para establecer y poder entender mejor las propiedades benéficas de los pólenes analizados”.

Para mayor información:

INTA EEA Cuenca del Salado – Agencia Azul

Tel.: 02281 424760

E-mail: poffer.daniel@inta.gob.ar