Inseguridad y adicciones en la escuela: una realidad contrastante con el relato K en Jujuy

Donaire Colegio Polimodal 3 18-10-14 (2)Jujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, Adriana Donaire, Directora del Colegio Polimodal Nº 3 de barrio Belgrano de nuestra ciudad capital, se refirió a las situaciones vinculadas a la inseguridad y adicciones, las cuales deben enfrentar día a día en un establecimiento donde asiste casi un 80% de adolescentes de condiciones muy humildes y de familias con muchas carencias.

Indicó que no han recibido respuestas de los múltiples planteos que realizan a las autoridades del Ministerio de Educación, y comentó como la misma comunidad educativa se encarga de resolver problemas que no le son inherentes a sus funciones y batallan para lograr la inclusión total de sus alumnos.

En una entrevista con el diario JUJUY AL DÍA®, Adriana Donaire comentó, “tenemos una matrícula inicial de 630 alumnos; en estos momento tenemos 580, dentro de todo no ha sido grande el desgranamiento pero se dio por cuestiones que van desde pases a chicos que abandonaron por otras causas, pero la matrícula se mantiene”.

“Tenemos población del barrio y de zonas aledañas, pero tenemos un gran porcentaje de chicos de escasos recursos, como también chicos de los asentamientos. Podría decir que un 80% de los chicos que vienen y asisten a la escuela tienen ciertas carencias, aunque no puedo determinar las causas pero son chicos que tienen sus particularidades y lo vemos día a día. Como aquí se asiste con uniforme muchas veces presentan notas, pero no para no venir con el uniforme sino para tener un tiempo para conseguirlo, pero resaltamos siempre que el hecho que no tengan condiciones económicas para estudiar no implica que el chico no venga, están viniendo y esto es importante destacar”, señaló.

Acerca de las problemáticas que enfrenta en el establecimiento, la directora mencionó que “como es sabido esta institución está inserta en un barrio villa, a los márgenes del Río Grande, que consta de población que no es netamente del barrio sino que proviene de El Chingo, Campo Verde, y de otros lugares como Alto Comedero, San Pedrito o Lujan. El inconveniente que tenemos en cuanto a la concurrencia del chico a la escuela es la inseguridad que sufren. Tenemos un acceso donde se bajan escaleras en dirección a la calle Necochea y es ahí donde se produce el mayor inconveniente debido a que no tenemos permanentemente seguridad en el sector”.

Sostuvo que esta inseguridad “no solo la sufren los chicos sino todo el que viene al barrio, pero ese es nuestro primer inconvenientes que tenemos como comunidad educativa, que los chicos puedan ingresar seguros a nuestro establecimiento”.

Acerca del flagelo de las adicciones y el consumo de sustancias toxicas dentro y en los alrededores del Colegio, Donaire comentó a JUJUY AL DÍA® que “sería mentira si no aceptamos que dentro de la institución tenemos ese tipo de problemas. No sé si de venta, pero de consumo sí. Tuvimos problemas particulares donde personal de la casa, conjuntamente con preceptores y el cuerpo directivo, que se manejan como un equipo, trataron de resolver la situación particular para que el chico venga a aprender”.

Pero sostuvo que “esto lo tenemos claro, pero el resto no lo podemos manejar, si hablamos de venta es imposible, eso depende de la seguridad externa”.

JUJUY AL DÍA® consultó a la Directora del Colegio Polimodal Nº 3 si las situaciones que viven cada alumno, de necesidad, precariedad, problemas económicos familiares, afectan su desempeño y desarrollo escolar, y expresó que “la posición que tiene la escuela respecto a eso es que estamos intentando dar un vuelco al perfil del egresado que tenemos porque consideramos que todos podemos aprender, la condición de pobre, humilde o rico no lo condiciona al chico para que venga  a la escuela y aprenda, si pueden ser causales de no cumplir con el uniforme, de no traer una carpeta, por ejemplo, pero el alumno viene a eso, nuestra escuela está para enseñarle en la medida que ellos puedan”.

Señaló que “si bien hay reglas que se tienen que cumplir, pero si vemos por ahí un caso donde un chico todo el tiempo tiene dolor de estómago, sabemos que el chico no ha comido pero lamentablemente a eso no podemos solucionarlo porque no está a nuestro alcance, nos tenemos que volcar netamente a lo que podemos cambiar de ese chico, de su conducta y como lo vamos a modelar para que pueda ser un ciudadano de bien”.

Además, la Directora manifestó que “nuestra institución tiene 13 años de antigüedad, ha estado antes en los galpones de la Vieja Estación, en otras épocas compartió edificio con la Escuela Primaria 447 de El Chingo y en el 2008 tuvo recién su edificio propio, pero las necesidades siguen siendo las mismas porque para mantener un edificio uno debe tener elementos de limpieza, todo lo que corresponde al personal administrativo, y no lo tenemos. Todo eso debe ser solventado con recursos que debe generar la propia institución”.

Mencionó que “nosotros no tenemos cooperadora, tenemos un ingreso por inscripción que es simplemente un aporte que se le pide al papá a modo de colaboración, este año fue de 100 pesos, esa posibilidad también está dentro de lo que respecta a la gestión para ver la posibilidad de colaboración que tiene cada uno”.

Nuestro medio consultó a la entrevistada qué respuestas a tenido a sus planteos y necesidades de parte del Estado provincial, y expresó que “no todo siempre es malo ya que a través de notas y entrevistas con el Jefe de la Seccional de Villa San Martín conseguimos que en el ingreso y a la salida de la escuela haya una presencia policial, tanto en los alrededores como en los accesos, y tenemos un personal policial permanente de Protección Ciudadana que esta apostado dentro del edificio escolar”.

“Pero con el Ministerio tenemos cierta tensión porque todo lo que solicitamos lo terminamos haciendo sin intervención del Ministerio porque nunca hemos recibido una respuesta concreta, no hay devolución de una nota”, reclamó.

“Acá hay que decir las cosas como son, cuando fui a hablar por el tema de la policía hemos tenido respuesta pero cuando esto se proyecta al Ministerio es mucho más complicado. Si bien no quiero con esto empezar a repartir culpas,  pero sería mucho más fácil si se podría tener una devolución para que podamos solucionar el problema que tengamos”, instó.

Para Donaire “falta eso, una coordinación entre los estamentos que no nos competen a nosotros, la policía, el Ministerio o a quien le corresponda”, concluyó.