Jujuy, una pista de obstáculos: aseguran que no hay accesibilidad para personas con discapacidad visual en lugares públicos y privados

[pullquote]Además denuncian que la salud pública de Jujuy desatiende a personas con baja visión  que viven en el interior de la provincia[/pullquote] 

Sumbaño y Yañez 15-10-14Jujuy al día® – En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Bastón Blanco, que se celebró ayer, nuestro medio entrevistó a Ernesto Sumbaño, uno de los tantos jujeños que padece discapacidad visual; y Marcelo Yañez, integrante de la comunidad educativa de la Escuela Nº 11 “Luís Braile”, se refirieron a las dificultadas que las personas con baja visión o con una total discapacidad visual tiene para la inclusión y su transitabilidad en Jujuy.

Sumbaño destacó como principales problemáticas e imposibilidad de un libre tránsito debido a las diferentes barreras físicas de nuestra ciudad, la imposibilidad de poder contar con perros guías y la falta de atención de la salud pública de Jujuy para las personas con dichas discapacidad que viene en el interior de la provincia.

Ernesto Sumbaño manifestó en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA® que “el bastón blanco se implementa desde el año 1981 en el mundo mientras que en Jujuy recién en los 90 se comienza con un proceso de integración lo que nos ha permitido a las personas con discapacidad visual poder estar en el sistema educativo. Hoy se puede ver que hay personas que salen a transitar las calles con su bastón blanco y sabemos que hay legislación pero hay una debilidad, que no es propia del legislador ni de los funcionarios sino del ciudadano, del vecino que sin querer muchas veces obstaculiza las veredas, las calles, y esas imprudencia originan la primer dificultad que encontramos”.

Expresó que “no se toma la precaución para que las veredas y los lugares donde transita una persona ciega sean transitables porque las transitamos como cualquier otro ciudadano que camina por cualquier lugar, por las oficinas públicas, por lugares privados como un supermercado o un shopping y todos esos lugares tienen que ser accesibles al tránsito”.

Pero remarcó que hoy en Jujuy “no es así y no por que no haya legislación si no porque hay debilidad al hacer buenas prácticas en estos lugares. Hoy por ejemplo si queremos ingresar a un supermercado no es accesible, un shopping no es accesible, por lo que ya se está generando algo que se denomina asistente personal pero también están las personas con discapacidad visual que puede transitar por las calles haciendo uso de las técnicas que se les enseñan en instituciones dedicadas a la rehabilitación y educación”.

“Todas estas cuestiones están planteadas a las autoridades pero el problema no pasa por la autoridad ya que esta puede hacer multas que son necesarias, esto pasa por el vecino, por el comerciante, hoy es inadmisible que a la luz de este proceso de civilización aun existan zonas como la vieja terminal que no es  nada transitable, todas esas cuadras son intransitables, es una tortura para una persona  con discapacidad visual o con movilidad restringida”, sostuvo.

Nuestro medio consultó a Ernesto Sumbaño sobre la posibilidad de que cada personas con discapacidad visual pueda acceder a un perro guía, el entrevistado contestó que “no es así, porque para tener un perro lazarillo hay que hacer una buena selección del perro y eso no se hace en Jujuy si no en Buenos Aires, siendo este el lugar más cercano y la elección lleva un proceso porque no es cualquier animal además implica inversión por lo que las obras sociales deben entender que esto también es parte de un servicio que tienen que garantizar y brindar a las personas con discapacidad visual, por ejemplo hace un tiempo que brindan el bastón blanco pero deben comenzar a dar el bastón verde para las personas de baja visión”.

Indicó que un perro lazarillo “hoy cuesta alrededor de los 30 mil pesos, por la selección, el entrenamiento y la familiarización de la persona con discapacidad visual y como este perro está en Buenos Aires, ya que allí es donde lo entrenan,  hay que ir allá a familiarizarse y luego traerlo, a lo que hay que sumarle que cuesta alrededor de 3 mil pesos mantenerlo”.

Acerca del sistema de salud, Sumbaño manifestó que en Jujuy “en cuanto a los otros servicios deben abrir posibilidades porque hay personas que están desatendida en la provincia por el sistemas de salud pública porque hay mucha gente de la Quebrada, de la Puna y de las Yungas que están desatendidas y tienen baja visión”.

“Tenemos que trabajar en esto hoy, por ejemplo, la escuela trabaja y brinda un servicio para niños, adolescentes, jóvenes y adultos pero que hacemos con la gente que está en el interior, este servicio solo se brinda o llega para gente de capital, Palpalá, Perico y El Carmen, pero ahí no termina la provincia”, señaló.

Por su parte, Marcelo Yañez comentó, en relación a la conmemoración del Día Mundial del Bastón Blanco, que “esto significa que la persona con discapacidad visual esta rehabilitada  y ha adquirido su independencia y puede desarrollar su vida normal, fuera de la escuela o su familia”.

Indicó que la Escuela Nº 11, “Luís Braile” “tiene en la actualidad entre 60 y 70 alumnos, y trabajamos con personas desde los 45 días de vida hasta personas adultas que han sufrido la pérdida de visión en una época tardía. Acá trabajamos desde jardín, escuela primaria, secundaria y hacemos apoyo a alumnos del profesorado y universitarios”.

Acerca de las necesidades de establecimiento para poder prestar un pleno servicio, Yañez manifestó “siempre faltan cosas. Desde hace años contamos con las computadoras y creería que todo el alumnado, hasta el más nuevo, la tiene y están adaptadas, ya que hay personas en la escuela encargadas de bajarles los programas para que puedan usar las maquinas”.

Señaló que “siempre nos hacen falta más máquinas de escribir braile, es una necesidad en todos lados porque al ser una maquina difícil de comprar por el costo y la distancia en todo el país hacen falta, tenemos algunas pero siempre necesitamos más”, concluyó.