Jujuy: Suspendieron la audiencia a Jones Tamayo que pidió que lo asista un defensor oficial

jones tamayoJujuy al día® – El coronel (R) Juan Carlos Jones Tamayo, recientemente detenido, fue llevado esta tarde al juzgado federal 2 de San Salvador de Jujuy a prestar declaración indagatoria pero la audiencia debió suspenderse ya que dijo que no tiene abogado y solicitó que lo asista un defensor oficial. Con el rango de capitán, Jones Tamayo fue el jefe del Servicio de Inteligencia del Área 323 en Jujuy durante la dictadura, responsable de la práctica totalidad de desaparecidos que hubo en la provincia. Entre otras muchas causas, está imputado en la de la larga “Noche del apagón” en Ledesma. Se encontraba prófugo de la Justicia y fue detenido en Buenos Aires el pasado 1 de octubre. El fiscal Pablo Pelazo le informó que la audiencia debió suspenderse porque Jones Tamayo pidió la asistencia de un defensor oficial.

Inés Peña, de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos de Jujuy, fue tajante al caracterizarlo: “Este personaje nefasto para la provincia de Jujuy fue uno de los miembros más importante del grupo de inteligencia del área 323, por cuyas manos han pasado todos nuestros desaparecidos”.

Inés Peña también dijo que Jones Tamayo fue uno de los que actuó en el secuestro de su pareja Julio Álvarez García, y que lo hizo junto a Rafael Mariano Braga, quien llegó al grado de teniente coronel y fue condenado a prisión perpetua en el primer juicio de lesa humanidad en la provincia.

“Es un avance en nuestras luchas por estos hechos trágicos que están intactos en la memoria”, afirmó Peña, y agregó: “tendremos la oportunidad ahora en el juicio oral para que él se defienda y diga su verdad, y para que también nosotros tengamos oportunidad de decir las nuestras”.

“Será la justicia la que determine el grado de responsabilidad de este siniestro personaje que se encontraba prófugo y que al fin podremos ver sentado en el banquillo donde con todas las herramientas que le da la democracia, creo, va a llegar una sentencia condenatoria”, remató.

Jones Tamayo llevaba ocho años sin ser indagado ni procesado, de los cuáles estuvo prófugo los últimos tres, desde que en enero de 2011 el juez Fernando Poviña dictó una orden de captura nacional e internacional.

El Ministerio de Justicia de la Nación ofrecía una recompensa de 100.000 pesos por su paradero nacional e internacional recomendada desde enero de 2011 a partir una medida que dispusiera el juez Fernando Poviña, Tamayo fue detenido la noche del miércoles 1 de octubre en el barrio porteño de Belgrano.

Tras su detención, fue trasladado al Centro Federal Penitenciario Nordeste Argentino en la localidad de Güemes, provincia de Salta, donde permanecerá mientras dure el proceso judicial.

Jones Tamayo participó en crímenes de lesa humanidad cometidos durante la larga “Noche del apagón”; en perjuicio de los mineros de El Aguilar; de  militantes del PC en Tumbaya; en la desaparición forzada de los dirigentes gremiales de la obra social del sindicato de la empresa Ledesma; en la causa del grupo de “los 7 del 10” y también en las causas “Álvarez García” y “Álvarez de Scurta” y “Marina Vilte”.

A pesar de que en la primera causa que se instruyó en Jujuy, por el asesinato de la maestra Dominga Álvarez de Scurta, en cuyo dictamen de agosto de 2006, la fiscalía ya había pedido la detención e indagatoria de Jones Tamayo,  el depuesto juez Olivera Pastor nunca concretó el pedido.

El salteño Jones Tamayo fue jefe del Servicio de Inteligencia del Área 323 en Jujuy en 1975 y 1976, y regresó a Jujuy en 1980, permaneciendo hasta 1983. En el ínterin fue en sus pagos natales oficial del Destacamento de inteligencia Nº 143, dependiente del Batallón de Inteligencia 601.